Compartir
Gran Ayatolá Sistani, Papa Francisco, Irak

SHAFAQNA – La oficina del Gran Ayatolá Sistani en Najaf Ashraf emitió hoy (sábado) una declaración sobre la reunión de la autoridad suprema chiíta con el Papa Francisco, el líder católico mundial.

Según Shafaqna, en esta declaración se ha mencionado:
En esta reunión ellos hablaron sobre los grandes desafíos que enfrenta la humanidad en este período y el papel de la fe en Dios Todopoderoso y la adherencia a altos valores morales para superarlos.

El texto de la declaración es el siguiente:
El Gran Ayatolá Sistani tuvo una reunión esta mañana (sábado) con el Papa Francisco de la Iglesia Católica y el jefe del Gobierno del Vaticano.

En esta reunión se habló sobre los grandes desafíos que enfrenta la humanidad en este período y el papel de la fe en Dios Todopoderoso y la adherencia a altos valores morales para superarlos.

El Ayatolá Sistani continuó hablando sobre la opresión, la crueldad, la pobreza, la represión religiosa e intelectual, la supresión de las libertades fundamentales y la falta de justicia social que sufren diferentes países, así como las guerras, los actos de violencia, el asedio económico y el desplazamiento y también otros problemas que las naciones de nuestra región, especialmente la nación palestina, están sufriendo en los territorios ocupados.

Relacionado: Declaración del Director de la sala de prensa con ocasión de la visita del Papa Francisco al Gran Ayatolá Al-Sistani en Najaf

El Ayatolá Sistani indicó el papel de los grandes líderes religiosos y espirituales para poner fin a estas catástrofes y lo que dicen sobre persuadir a las partes relevantes, especialmente a las grandes potencias, para superar el lado de la razón, la sabiduría, abandonar el lenguaje de la guerra, no expandir sus intereses en detrimento del derecho de las naciones a vivir libremente y con gracia. El también señaló la importancia de redoblar los esfuerzos para fortalecer los valores de humanidad, la convivencia pacífica y la solidaridad humana en todas las sociedades basados en el respeto de los derechos y el respeto mutuo entre seguidores de diferentes religiones y tendencias intelectuales.

El Ayatolá Sistani continuó comentando sobre el estado de Irak, su gloriosa historia y las buenas cualidades de los diversos espectros de su pueblo. Expresó a su vez la esperanza de que pronto superarán su sufrimiento actual, subrayando que los ciudadanos cristianos, como los demás iraquíes, tienen derecho de vivir en seguridad, paz y con plenos derechos consagrados en la Constitución, e indicó a una parte del papel desempeñado por las autoridades religiosas para protegerlos tanto a ellos como a otras minorías que han sufrido en los últimos años, especialmente durante la toma terrorista de grandes áreas de varias provincias iraquíes, y sus vergonzosos actos criminales.

Al final, El Ayatolá Sistani oró por el Papa y los seguidores de la Iglesia Católica y de toda la humanidad, y agradeció al Papa por el esfuerzo por el viaje a Najaf Ashraf para esta visita.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here