Compartir
Nigeria, sheij Zakzaky, IMN,

SHAFAQNA – Pars Today: Según el fiscal general de Nigeria, el juicio de sheij Zakzaky tendrá lugar el 8 y 10 de marzo.

En diciembre de 2015, el destacado clérigo chií el líder del Movimiento Islámico de Nigeria (IMN, por sus siglas en inglés) y su esposa fueron detenidos, tras una violenta redada policial en su residencia particular en la ciudad de Zaria (norte), en Kaduna. El estado general de salud de sheij Zakzaky se ha debilitado durante el año pasado, y la oficina del Movimiento Islámico de Nigeria advirtió repetidamente sobre el deterioro de su condición y el empeoramiento de su enfermedad.

En los últimos meses, con el brote del nuevo coronavirus (causante de la COVID-19), la situación de sheij Zakzaky y su esposa se ha vuelto más difícil. La esposa del clérigo, Mallimah Zeenah dio esta semana positivo a la COVID-19 en la prisión estatal de Kaduna y según declaró la oficina de Allame sheij Ibrahim Zakzaky, el Tribunal Supremo de Kaduna ha ordenado a las autoridades de esta prisión a transferir a Zeeenah al hospital para recibir tratamiento.

El líder del Movimiento Islámico de Nigeria también no se encuentra bien. Las autoridades nigerianas no solo no cumplieron con las condiciones de cuarentena respecto, además algunas fuentes afirmaron que los funcionarios de la prisión buscaban mantener a una persona contagiada con COVID-19 en el lugar de detención de sheij Zakzaky, un tema rechazado fuertemente por otros presos.

Relacionado: IHRC Insta a Nigeria a liberar al sheij Al-Zakzaky y su mujer por el coronavirus

El Gobierno de Nigeria ha aumentado la presión sobre los musulmanes en los últimos años. Las actividades religiosas de los musulmanes y la celebración de ceremonias religiosas como Tasua y Ashura (los días de luto por el martirio del Imam Husain (A.S), el tercer Imam de los musulmanes chiíes) están prohibidas y reprimen a los musulmanes para celebrar reuniones. De hecho, el Gobierno nigeriano ha adoptado una postura de seguridad respecto a los musulmanes en los últimos años. Sin embargo, no debemos olvidar la influencia de Arabia Saudí e Israel en este importante y extenso país de África Occidental y su presión sobre el Gobierno nigeriano. La fuerte corriente islámica en Nigeria es un gran obstáculo para el desarrollo de las actividades de este país árabe y sus esfuerzos por difundir el wahabismo en Nigeria. Además, los funcionarios saudíes, buscan beneficiarse de los vastos recursos petroleros y la riqueza natural de Nigeria, por lo tanto al influir en la estructura de poder en Nigeria, han duplicado la presión sobre los musulmanes de este país, especialmente contra sheij Zakzaky, el líder del Movimiento Islámico de Nigeria .

A pesar de todas las presiones, los musulmanes nigerianos han celebrado continuas manifestaciones en varias ciudades para pedir la liberación de sheij Zakzaky. En los últimos días, el juicio de este líder musulmán está acompañado con las concentraciones de protesta de musulmanes y el enfrentamiento de las fuerzas militares nigerianas y ahora el fiscal General ha aplazado este juicio. Al parecer postergando la cita del tribunal, el Gobierno de Nigeria busca derrotar poco a poco a Sheij Zakzaky.

El abogado de sheij Zakzaky, Ishaq Adam Vakil al respecto dice que “Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí ordenan al presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, asesinar al líder chií del país, y Arabia Saudí ha ofrecido millones de dólares a los funcionarios de Abuya”.

Aunque las autoridades nigerianas continúan intentando derrocar a sheij Zakzaky, los musulmanes del país no han escatimado esfuerzos para asegurar la liberación del líder del Movimiento Islámico y están pidiendo a gritos la liberación del citado clérigo a pesar de toda la presión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here