Compartir
Islam, Corán, Profeta Muhammad (PBUH), Imam Ali (AS)

SHAFAQNA| por Roberto Chambi Calle (1): La Real Academia de la Lengua española define al milagro como un “Hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatural de origen divino”, en ese sentido un libro que contiene las palabras de Allah (Dios) y que está vigente hace más de 1400 años sin haber sido alterado; obedece que éste emanó de una fuerza suprema incomparable, aquel que los creyentes hasta el día de hoy lo usan como la esencia vital insustituible en esta vida como en la otra, pues es un milagro divino inigualable, ya que “Si los hombres y los genios se unieran para producir un Corán como éste, no podrían conseguirlo, aunque se ayudaran mutuamente (2)”.

Actualmente El Sagrado Corán, está presente en muchos idiomas en todas partes del mundo, siendo que la lengua fundamental es el árabe clásico, está compuesto por 114 Suras, (capítulos) y 6222 Aleyas (versículos), el cual fue revelado el año 610 a lo largo de 23 años al Profeta Muhammad (PBUH), quien durante su liderazgo espiritual instruyó que este sea memorizado y posteriormente compilado; pues una vez que se recibía la revelación de cada Sura, Aleya inmediatamente era memorizada y repetida a la comunidad islámica, quienes han sido los garantes para que éste no sea alterado, ya que al haber tantos memorizadores los versos eran comparados uno tras otro debiendo ser iguales y aquellos que no hubiesen estado dentro de estos márgenes eran desechados.

Fuera de esta memorización, también se ordenó su compilación, para tal fin se utilizó cuero de cabra curtido, huesos de animales, hojas de palmera, hojas, telas, entre otros; siendo uno de los primeros compiladores el yerno y primo del Muhammad (PBUH) el Imam Ali (AS), quien durante casi 6 meses presentó la primera compilación: el “Mushaf” del Imam Ali (AS).

Hoy al 2020 en pleno siglo XXI, este libro celestial sigue vigente, siendo el islam una de las más grandes creencias que no solo se limita a la península arábiga, sino a todas partes de mundo, pues mucho se ha criticado que esta forma de vida solo es para árabes porque se originó en Arabia, cuando en los hechos es una religión que ha roto las fronteras; ya que el país con mayor densidad demográfica de musulmanes en el mundo es Indonesia con casi 260 millones de habitantes, de los cuales más de 86% son musulmanes.

¿Qué hace que tanta gente hoy sea musulmana? ¿Por qué cada día el islam se va expandiéndose más? No cabe duda que las personas que adoptan esta religión fuera de la península arábiga no solo es por fanatismo o tradición familiar, así mismo la expansión de esta fe obedece a factores que satisfacen y llenan la espiritualidad tan vulnerada en Occidente y que no solo copa los corazones de la gente común sino también de aquellas que cuestionan y retan su esencia llegando al final al núcleo de su incredulidad: que el Corán es una invención humana o es una copia de otro libro celestial, en definitiva desechando su esencia o negando su carácter milagroso arguyendo que la gente que cree en este “es ignorante” y aun mostrando su postura rígida y autoritaria, no han presentado pruebas contundentes que desechen el milagro del Corán.

Muchas personas creen en algo mediante el corazón, el intelecto o la tradición; por cualquiera de estos medios al final encuentra su paz espiritual; pero ¿Qué pasa con aquellos que no creen ni en la tradición, ni por la fe sino mediante el intelecto y la contrastación científica?

Desde el año 610 D.C. el islam más allá de su esencia espiritual y para el caso concreto, su cientificidad, ha perdurado hasta la actualidad no pudiendo ser rebatida, ni siquiera por la ciencia, ni los científicos, todo lo contrario rompiendo los esquemas religiosos, el mismo Corán reta a que sea sometido a las demandas y contrastaciones empírico científicas para probar a los incrédulos su veracidad, la misma que no es necesaria para el verdadero creyente que ya está convencido de su milagrosidad, no obstante que el mismo libro celestial desde su revelación ha manifestado de manera imperativa que se lea, induciendo con ello al Profeta a la lectura, y al conocimiento, asimismo en uno de los dichos del Muhammad (PBUH) este ha manifestado en varias de sus intervenciones que el conocimiento es un parte fundamental de un musulmán y que si fuese posible, éste debe ser buscado incluso en la China, denotando con ello el carácter investigativo y empírico proclive siempre a la ciencia.

Otra de las tantas pruebas es el aporte que hizo el islam a la civilización, los cuales aún están presentes tales como las matemáticas, la filosofía, la astronomía, la arquitectura o la cosmogénesis, esta última muy estudiada desde la mitad del siglo XX al presente, cuando el Corán ya había manifestado la formación del universo hace más de 14 siglos.

Relacionado: Historia del Corán: Recopilación del Corán en la Época del Profeta (PBUH)

Respecto a la milagrosidad del Corán se tienen muchas pruebas de que es un milagro divino, por la falta de espacio solo haremos mención de alguno de ellos, así por ejemplo mucho se ha mencionado que el autor de este libro es Muhammad (PBUH), contradictorio ello, pues el texto mismo hace referencia en primera persona como “Di” “Lee” Proclama” así mismo se debe tomar en cuenta que el Profeta era analfabeto. Al respecto el mismo Corán invita a la gente incrédula diciendo: “Cuando se les recitan Nuestras aleyas como pruebas claras, quienes no cuentan con encontrarnos dicen: «¡Tráenos otro Corán o modifica éste!» Di: «No me toca a mí modificarlo por iniciativa propia. Lo único que hago es seguir lo que se me ha revelado. Temo, si desobedezco a mi Señor, el castigo de un día terrible (3)»”. 

Otra de las acusaciones que son muy difundidas es que es una copia de fuentes cristianas, judías y paganas, alegando que fruto de estos encuentros, charlas y debates del Profeta con estos hombres, fueron la base para que él escribiese el Corán, lo cual no es prueba; pues de acuerdo a los registros históricos Muhammad (PBUH) hizo tres viajes fuera de su ciudad natal (Meca) antes de ser Profeta de Dios: 1ro. Cuando acompañó a su madre a Medina, 2do. Entre sus 9 y sus 12 fue con su tío a Siria y 3ro, a la Edad de 25 años dirigió la caravana de Jadiya (SA) de nuevo a Siria. Los viajes que realizó fueron cortos y esporádicos siendo imposible que en ese periodo él haya podido memorizar, reunir, compilar todas las enseñanzas en estos encuentros fugaces para que luego pueda recitarlos durante los 23 años de su profecía; peor aun siendo un analfabeto, así mismo se hizo mucho énfasis que al sur de la Meca vivían los cristianos de Yemen y a norte algunos judíos de Yatrib (más adelante conocida como Medina) lo cual tampoco es base para afirmar que el Corán fue compilado por estos dichos de judíos o cristianos; ya que cuando Muhammad (PBUH) acompañó a su madre a Yatrib tenía 6 años siendo su estadía de uno o dos días, siendo imposible que un niño en ese tiempo memorice toda la Biblia con fechas y detalles. Atribuirle que fruto de sus debates o encuentros con judeocristianos hayan servido de fuente para el Corán no es coherente; pues estas fueron después de haber recibido la revelación del Corán.

Otro de tantos rasgos del milagro de Corán es su contenido mismo, ya que para muchos es increíble cómo un texto de hace 14 siglos atrás ya había tratado aspectos tan científicos y tan actuales para ese tiempo que hoy tienen vigencia, a tal grado que incluso en la última parte del siglo XX se crearon comités científicos quienes llevaron y llevan tareas de estudio e investigación sobre la ciencia que encierra el Corán; así como se han organizado conferencias anuales en torno a la ciencia y la labor científica del Corán realizándose foros y conferencias internacionales en donde participan filósofos, epistemólogos, cientistas y eruditos no solo del mundo islámico, sino de todas partes del mundo. En estas conferencias se han tratado diversos temas no solo presentados por musulmanes sino por hombres de ciencia que fueron invitados a cada uno de estos eventos.

No cabe duda que los aspectos tratados varían; ya que este libro sagrado trata sobre una multiplicidad de temas, más aún que todavía muchos de sus códigos (misterios) y enigmas aún no ha sido dilucidados, pues aun el ser humano no tiene la capacidad para comprender muchos de ellos, como por ejemplo en su momento nadie sabía mucho sobre el desarrollo del embrión humano hasta que recién fue inventado el microscopio entre los siglos XV y XVI.

Para contrastar la milagrosidad del Corán iremos desarrollando solo una parte de esta cientificidad refiriéndonos al origen del universo, así como el origen de la vida. En lo que respecta al origen de la vida el Corán ya manifestaba aspectos médicos y científicos cuando en la Sura 16:4 dice “Ha creado al hombre de una gota (esperma)” así mismo dice en la Sura 23:13-14 “Luego, le colocamos como gota en un receptáculo firme.  Luego, creamos de la gota un coágulo de sangre, del coágulo un embrión y del embrión huesos, que revestimos de carne. Luego, hicimos de él otra criatura” esta suras y aleyas son prueba contundente del carácter científico del Corán cuando hace 1400 años, ya se hacía mención de ello mostrando cómo el hombre fue creado a partir de una gota, así como la mezcla de fluidos.

Otro aspecto que siempre fue puesto bajo la lupa de la ciencia fue la creación del universo, siempre proclive a lo empírico y factico, fruto de estas investigaciones en la última parte del siglo XX surgió la cosmogénesis como una ciencia que trataba de descifrar el origen del universo dándose un sinfín de teorías que hasta la fecha no están esclarecidas, paradójicamente ya aclaradas y dilucidadas en el Corán, por eso es que muchos místicos dijeron hay muchas cuestiones que aún son un misterio para el hombre; pues aún no está en la capacidad  física, científica, ni mucho menos espiritual para comprenderlos. En esa línea hace más de 1400 años el Corán ya daba una explicación del origen del universo, las galaxias, las estrellas, las orbitas de los cuerpos celestes, así como las dimensiones y espacios de la tierra cuando hace mención a los cielos, así por ejemplo aquello que se conoce como la teoría del Big Bang (4) ya estaba explicada en este libro celestial, quien lo presenta de manera sucinta en la Sura 21:30 cuando cuestiona: “¿Es que no han visto los infieles que los cielos y la tierra formaban un todo homogéneo y los separamos? ¿Y que sacamos del agua a todo ser viviente? ¿Y no creerán?”.

Los físicos han estudiado las leyes de la gravedad y la atracción de los cuerpos, por estas investigaciones sabemos que de no existir estas leyes por ejemplo la tierra vagaría por el espacio muriendo todos en milésimas de segundo, así mismo por esa ley de la atracción  los cuerpos celestes tienen un equilibrio; por ejemplo entre el sol, la tierra, la luna y los demás planetas del sistema solar siendo este aspecto ya tratado por el Corán en la Sura 21:33 cuando manifiesta: “Él es Quien ha creado la noche y el día, el sol y la luna. Cada uno navega en una órbita”, demostrándose con ello que los cuerpos en el espacio tienen una ley y un orden gravitacional que en definitiva viene de una fuerza suprema. Otro de los temas que hoy son discutidos en los ámbitos científicos es la expansión del universo; a cada momento el universo va expandiéndose a tal grado que muchos han dado otra teoría la del Big Crunch (5) (gran implosión o gran colapso), este tema milagrosamente también hace más de 14 siglos ha sido aclarado por el Corán en la Sura 51:47 manifestando: “El cielo, lo hemos construido con poder, y verdaderamente lo estamos expandiendo”.

Existen muchos tópicos que aún no están en la capacidad del ser humano para ser comprendidos “salvo sea con la ayuda de una autoridad (6)”; como los agujeros negros, los límites del universo, o el transporte a otras dimensiones (del futuro al pasado o viceversa) ,en ese marco el Corán invita para que los hombres vayan indagando e investigando para que en un futuro cercano puedan seguir comprendiendo la magnificencia, mística, filosófica y científica de este texto maravilloso quien reta invitando a “hombres y genios que si pueden penetren las regiones de la tierra y las regiones celestiales(7)”; pues en un futuro cuando los hombres logren finalmente viajar por el universo transportándose por los agujeros negros, así como viendo los límites de éste entiendan la existencia y magnificencia de una fuerza suprema que es Dios; así como comprendan, que Él existe y que el Corán es un milagro divino.

 

Notas:

[1] Cientista Jurídico, Analista en Relaciones Internacionales, Teólogo especialista en Religiones Comparadas y Miembro del Comité para el Estudio y la Difusión del Derecho en América Latina (CEDDAL).

[2] Corán, Sura 17: 88

[3] Corán, Sura, 10:15

[4] Según esta teoría el universo era un punto pequeño con mucha densidad y que en momento dado explotó desparramándose la materia por todos lados creándose lo que hoy conocemos como el universo, así como el tiempo y el espacio. Se calcula que esto ocurrió hace unos 13.800 millones de años.

[5] Es lo contrario al Big Bang y que de acuerdo a la ciencia es uno de los sucesos que podrían ocurrir dando fin al universo, teoría que está basada en la Teoría de la relatividad de Albert Einstein en donde de acuerdo al Big Crunch (gran implosión) el universo colapsara así mismo. En otras palabras, los cuerpos celestes seguirán expandiéndose por los confines hasta volver al encontrarse creando así una singularidad y que de acuerdo a los científicos si es que esto sucediese se daría de aquí a unos 12,000 o 14,000 millones de años a partir del tiempo presente.

[6] “¡Compañía de genios y de hombres! ¡Atravesad, si podéis, las regiones celestiales y terrestres! Pero no podréis atravesarlas sin ayuda de una autoridad…” Corán, 55:33

[7]  Ibídem

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here