Compartir
Myanmar, musulmanes Rohingya, ONU
Un grupo de la minoría musulmana rohingya abandona sus hogares en el estado de Rajine, en el oeste de Myanmar, ante la represión del Ejército.

SHAFAQNA – Hispan TV: El Ejército ha ordenado a los pobladores que abandonen sus casas ante una inminente “operación de limpieza” que planea llevar a cabo contra los “terroristas” del ejército de Arakán, un grupo separatista con base budista del norte de Myanmar (Birmania).

La nueva operación afecta a unas 30 000 personas que viven en 43 poblaciones de la localidad de Kyauktan. Unas diez aldeas han sido ya desocupadas y sus habitantes se están resguardando en campos de refugiados en la ciudad de Rathedaung.

Alarmada por la situación, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el sábado su preocupación por las informaciones que le llegan sobre “gente atrapada por los combates” e instó a los bandos en conflicto, los militares y el ejército de Arakán, que se abstengan de atacar a los civiles.

Relacionado: Bangladesh: El coronavirus agrava la tragedia de los rohingya

La ONU teme que se repita la masiva huida de los musulmanes Rohingya ocurrida en agosto de 2017 tras la brutal represión realizada por el Ejército de Myanmar contra esta minoría religiosa en el estado de Rajine.

La violenta represión del Ejército birmano contra esta minoría étnica provocó el desplazamiento forzado de un millón de musulmanes que se refugiaron en el vecino Bangladés. Esta brutal represión causó la muerte de miles de personas y fue tildada de “limpieza étnica” por la ONU.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here