Compartir
Ramadán, Eid Al Fitr, Coronavirus

SHAFAQNA | por Roberto Chambi Calle (1): La pandemia del Coronavirus, las amenazas de guerra, las injusticias, el abuso y la humillación contra los pobres, los más débiles contra los “Condenados de la tierra (2)” han convertido al ser humano  en un muro de irracionalidad ilógica, hombres y mujeres que se han mutado en individuos mercantes que solo buscan su bienestar material; así como de su entorno observando el sufrimiento de su especie desde los balcones de su odio e intolerancia olvidando casi por completo que ellos también son parte de esa esencia prístina que por  asuntos terrenales fueron borrados de su mente y sus sentimientos.

Por todos los medios de comunicación, hoy podemos presenciar hambruna, muerte, humillación, intervención bélica y política en nombre de la paz que ellos mismos conceptualizan como tal, y no bastando con eso echan la culpa a sus víctimas, mostrándose paradójicamente como los héroes, cuando en los hechos son quienes por su vacío espiritual actúan como animales irracionales en desmedro y perjuicio de los miserables.

Desde la cosmovisión islámica, el individuo, ha sido creado para adorar a Dios; pues “Hay hombres que, fuera de Dios, toman a otros que equiparan a Él y les aman como se ama a Dios” cuando los verdaderos creyentes “aman a Dios con un amor más fuerte (3)”, ya que Dios al crear al hombre le ha dotado de  espíritu, así como le ha dado el libre albedrio para que  se someta a su voluntad divina, tal cual lo manifiesta el Corán en la Sura “Los Bizantinos” aleya 30:

فَأَقِمْ وَجْهَکَ لِلدِّینِ حَنِیفاً فِطْرَتَ اللَّهِ الَّتِى فَطَرَ النَّاسَ عَلَیْهَا لَا تَبْدِیلَ لِخَلْقِ اللَّهِ ذَ لِکَ الدِّینُ الْقَیِّمُ وَلَکِنَّ أَکْثَرَ النَّاسِ لَا یَعْلَمُونَ

“¡Profesa la Religión como hanif (4), según la naturaleza primigenia que Dios ha puesto en los hombres! No cabe alteración en la creación de Dios. Ésa es la religión verdadera. Pero la mayoría de los hombres no saben”.

Para ser un “hanif” se debe volver a Dios, tal cual también lo dice el Corán: “Vuelvo mi rostro, como hanif, hacia Quien ha creado los cielos y la tierra. Y no soy asociador” (6:79)

El tema espiritual en este mundo material, sin duda se ha vuelto hoy muy controversial, lo cual no significa que no tenga importancia, todo lo contrario, cada vez que el hombre comete un acto en contra la naturaleza humana, esa naturaleza interior con la que ha sido creado se manifiesta, aunque Simmel dice que el “Alma no tiene religión”, pero al final reconoce a la esencia; pues “ todas estas cosas son algo que brota y emana de sus esencia algo que él tiene, como el artista tiene fantasía, habilidad, técnica, sensibilidad aguda y facultad de estilización, mientras que la sustancia de su ser, lo hace artista, aquella cuya unidad no puede descomponerse y analizarse, yace, por decirle así, bajo todo eso (5)” tópicos que también; pero desde una visión islámica han sido estudiadas como “El arte” para el filósofo musulmán Ali Shariati, tal es el sine quanon que “Un ser humano que es prisionero de sí mismo, significa que todos los impulsos, atracciones y tendencias que la naturaleza creó en él para permitirle continuar viviendo, han confinado su voluntad en el interior de la trampa de estas demandas físicas. Él las rechaza todas, y entonces ese ser humano alcanza esa conciencia absoluta, la voluntad de escoger, y se aproxima más a Dios”,

Relacionado: El primer día del mes Shawual: Es el día del ‘Id Al-Fitr y es preferible realizar los siguientes actos

En contraposición a esta “Fitra” (Naturaleza prístina) el evolucionismo frente al creacionismo, siempre ha tratado de ser “más realista” con respecto a nuestro origen, dejando de lado los aspectos espirituales y metafísicos; ya que paradójicamente el hombre para satisfacer instintos siempre estuvo en la búsqueda de “sus verdades”.

Por ello, se hace fundamental que los seres humanos nos podamos reencontrar, y uno de esos elementos es retornar a nosotros mismos, retornar al arte; aquella naturaleza humana con la cual hemos sido creados, aquel que rompe los esquemas materiales y tecnológicos: Fe y Espiritualidad.

Pues como dijo Henry Luper mencionado por Ali Shariati (6); “Hay dos tipos de personas: un grupo son cien por ciento objetivas, realistas y ordenadas. Ellos tienen explicación hasta para el más mínimo de los dolores, tienen toda la razón. Pero ¿Qué tipo de razón? La razón que domina el mundo material”, y es a partir de ello que las afirmaciones y las leyes científicas que muchas veces son efímeras tienen su base precisamente en el mundo material, es lógico pensar que el hombre siempre está en busca de las verdades; pero ¿Qué tipo de verdad? ¿Aquella que solo nos muestra el mundo material? ¿O aquella que nosotros queremos ver?

Muchas veces el hombre para su estado de tranquilidad, inicia esta búsqueda olvidando otros tipos de axiomas como la fe y la espiritualidad, esto por su puesto no significa que dejemos de lado las otras pesquisas; sino que nosotros mismos podamos a partir de nuestra propia realidad sobre la base de la fe encontrar nuestra felicidad; ya que debemos entender que nuestros sentidos tienen limitaciones y que debemos aprender a entender y comprender que no podemos ir más allá de nuestros límites, lo cual no es una mediocridad, ni una limitante sino una realidad, aquella que podemos encontrar de manera más sencilla y práctica por la fe, la religiosidad y la espiritualidad, aquella que es llamada por Shariati como “El arte”, “Pues una de las cosas que el arte aporta es que ayuda a que disminuya el sentimiento de aislamiento del ser humano consiente, el cual ha huido y se ha apartado por sí mismo. ¿De qué modo? Le permite decorar las paredes de su cárcel a imagen de la casa donde le gustaría estar, pero donde no está. Esos objetos, ese cielo, esas estrellas y montañas, no le comprende. Él se queda solo, petrificado y ciego entre todos esos objetos. El arte le da sentimientos a todos esos objetos (7)

Se está terminando el mes de Ramadán, ad portas de Eid Al Fitr (8), por lo cual una vez más se hace de vital importancia que todos los musulmanes puedan aunar esfuerzos, primero para rescontrarse asimismo y segundo obedecer a su creador; pues en todo este tiempo se rezó y meditó en torno a Dios, se profundizó los estados de oración y adoración, se buscó la paz espiritual debiendo continuar este sendero; ya que el creador le regaló esa esencia, esa, fitra, frente a esa vida mecanizada y materialista, no obstante que el hombre a lo largo de su historia ha sabido liberarse de cada una de sus cadenas justamente porque Dios  le ha dotado de intelecto, racionalidad y libre albedrío, por lo cual él puede crear y delinear su sistema de vida; así por ejemplo cuando vagaba en la intemperie encontró la caverna, cuando hubo oscuridad encontró la luz, así como descubrió el fuego, quiso transportarse más rápido a un lugar e inventó la rueda, quiso volar y comenzó a construir naves, quiso conocer el universo y hoy viene descubriendo nuevas galaxias, tal es la libertad y la voluntad del hombre que éste aún no tiene límites. Pero, así como tiene esa capacidad, éste aún no es libre del todo; ya que aún está encadenado en aquel vacío que lo tiene sumido en su miseria, aquella que sólo puede ser eliminada por aquella fuerza superior llamada Dios, siempre y cuando él quiera renunciar a sus deseos para obtener su complacencia, de ser así Dios lo recompensará en el mas allá, en el mundo eterno aquel al que todos pertenecemos; pues somos parte de esa esencia (9); Dice el Corán en la Sura la Familia de Imran, aleya 14 al 17: “El amor de lo apetecible aparece a los hombres engalanado: las mujeres, los hijos varones, el oro y la plata por quintales colmados, los caballos de raza, los rebaños, los campos de cultivo… Eso es breve disfrute de la vida de acá. Pero Dios tiene junto a Sí un bello lugar de retorno. Di: «¿Puedo informaros de algo mejor que eso?» Quienes teman a Dios encontrarán junto a su Señor jardines por cuyos bajos fluyen arroyos y en los que estarán eternamente, esposas purificadas y la satisfacción de Dios. Dios ve bien a Sus siervos, que dicen: «¡Señor! ¡Nosotros creemos! ¡Perdónanos, pues, nuestros pecados y presérvanos del castigo del Fuego!», pacientes, sinceros, devotos, que practican la caridad y piden perdón al rayar el alba”.

Por ello, esa naturaleza que es innata en nosotros debemos aprender a despertarla, manejar y dominarla; pues el fin es agradar y estar en armonía con Dios, porque un hombre con estas características no solo será exitoso en este sino en el otro mundo, ya que el fin siempre será la complacencia a su creador y cuando esto ocurre tiene el domino del Arte convirtiéndose en un hombre devoto y sin temores, porque su espíritu reposa en armonía con su creador; por lo tanto ese vínculo una vez alcanzado nunca es aniquilado siendo la muerte simplemente un viaje a otro estadio; pues “Dios ha prometido a los creyentes y a las creyentes jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, y viviendas agradables en los jardines del edén. Pero la satisfacción de Dios será mejor aún. ¡Ése el éxito grandioso [10]!”

Notas:

1- Cientista Jurídico, Analista en Relaciones Internacionales, especialista en Religiones Comparadas y Miembro del Comité para el Estudio y la Difusión del Derecho en América Latina.

2 – FANON, Frantz “Los condenados de la Tierra”, Fondo de Cultura Económica. D.F. México 1990. Este texto es un clásico del pensamiento revolucionario contra las colonizaciones, muestra el sufrimiento, la aniquilación y la humillación de la población africana en manos de los colonizadores.

3- Corán en la Sura de la Vaca Aleya 165

4- Esta palabra hace referencia el monoteísmo puro en contraposición con el politeísmo. Es la fitra que los seremos humanos tiene en otros términos el ser humano se somete completamente a su creador.

5- SIMMEL, Georg, “El Problema Religioso”, Prometeo, p. 16, Bs.As. 2005

6- SHARIATI, Ali, “EL ARTE A LA ESPERA DEL SALVADOR”, ed. Sohof, Tehrán, 1991, p.16

7- Ibidem, p. 23

8- Eid al-Fitr es el primer día de Shawwal del calendario Islámico, es una de las fiestas más importantes para los musulmanes después de haber ayunado durante casi un mes conocida también como la fiesta de ruptura del ayuno.

9- CHAMBI, Roberto, “LAS PRISIONES DEL HOMBRE”, ACIABOL, p. 15, La Paz, 2016

10- Corán Sura “El Arrepentimiento” Aleya 72

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here