Compartir
Corán, Profeta del Islam, Imam Sadiq (AS),
Sura Al-Isra, aleyas 23 y 24

SHAFAQNA – La traducción del Capítulo 17 del Sagrado Corán, Sura Al-Isra, aleyas 23 y 24.

En el nombre de Dios, El Compasivo, El Misericordioso

 قَضیٰ رَبُّکَ أَلاّٰ تَعْبُدُوا إِلاّٰ إِیّٰاهُ وَ بِالْوٰالِدَیْنِ إِحْسٰاناً إِمّٰا یَبْلُغَنَّ عِنْدَکَ اَلْکِبَرَ أَحَدُهُمٰا أَوْ کِلاٰهُمٰا فَلاٰ تَقُلْ لَهُمٰا أُفٍّ وَ لاٰ تَنْهَرْهُمٰا وَ قُلْ لَهُمٰا قَوْلاً کَرِیماً

وَ اِخْفِضْ لَهُمٰا جَنٰاحَ اَلذُّلِّ مِنَ اَلرَّحْمَهِ وَ قُلْ رَبِّ اِرْحَمْهُمٰا کَمٰا رَبَّیٰانِی صَغِیراً

“Tu Señor ha decretado que no adoréis nada excepto a Él y que tengáis el mejor comportamiento con vuestros padres, si se hace mayor junto a ti uno de ellos o ambos, no les digas ¡Uf! Ni les gritéis; sino que, más bien, háblales con palabras dulces y tiernas”.

“Y baja para ellos con misericordia las alas de la humildad, y di: ¡Señor mío! Ten Misericordia de ellos igual que ellos me cuidaron cuando yo era pequeño”.

Introducción

Por supuesto que, el principio de la existencia de cada ser humano es de los padres, se puede decir que entre de los parentescos, nadie está tan cerca del hombre como los padres. Así como nadie es tan amable con ellos como ellos. Cierto que, los padres, después de Dios, tienen el derecho de la vida, al hijo.

Estos dos seres amables ayudan a su hijo o hijos desde la época de la debilidad e inhabilidad; es decir desde la infancia y la niñez, hasta su juventud, y sacrifican generosamente, todo lo que tienen por sus hijos. Por lo tanto, el papel vital y valioso de los padres en la educación de los hijos, no está oculto a nadie, y es importante que los hijos aprecien a sus padres.

La postura de los padres ha sido respetada en todas las religiones celestiales e incluso en las escuelas no religiosas.

El excelentísimo Profeta del Islam y su purificada familia, y también algunas de las aleyas del Sagrado Corán, expresan repetidamente la importancia de la postura de los padres, y les recomiendan a los seres humanos que no descuiden el respeto y la bondad hacia sus padres. En varias suras del Sagrado Corán, la bondad y la benevolencia, hacia los padres viene inmediatamente después de la cuestión del monoteísmo, quiere decir, el respeto a los padres es el respeto a Dios. La importancia de este tema (respetar a los padres), es en la medida en que, en las narraciones del Profeta y de los Imames, se recomiendan, que sean benévolos con ellos, si son incrédulos e infieles. En una parte de la sura, 6:151, (sura los rebaños) leemos:

أَلَّا تُشْرِكُوا بِهِ شَيْئًا ۖ وَبِالْوَالِدَيْنِ إِحْسَانًا ۖ

“Que no consideréis Dios a nadie más que a Él y que seáis buenos con vuestros padres”

En muchas narraciones relatadas por el Profeta (PBUH) y Ahlul Bait (P), se ha enfatizado la bondad hacia los padres y se ha detallado el derecho de cada uno de ellos.

Leemos en una narración del Profeta: (La obra, Mustadrek, Al wasa’il, t.15, P.176)

رِضَي اللّهِ فِي رِضَي الْوالِدَيْنِ وَ سَخَطُهُ فِي سَخَطِهِما

“La complacencia de Dios está en los complacencia de los padres, y su enfado se encuentra en el enfado de ambos”.

Se ha narrado en la historia del islam, que un día, vino a la presencia del Profeta y le dijo; ¡oh mensajero de Dios, yo soy pecador, y he cometido muchos feos pecados y malas acciones, ¿Me puedo arrepentir?( hay salvaciones para mi). ¿Acaso tus padres o uno de ellos están vivos? Dijo el Profeta, sí mi padre está vivo, dijo aquel señor. Ve hazle bien a tu padre y sé benévolo con él, para que seas perdonado, dijo el Profeta. Cuando se fue, el Profeta (la paz sea con él) dijo: “Desearía que (ojala que) su madre estuviera viva”. Es decir, la bondad hacia la madre es muy importante.

Según las narraciones religiosas y aleyas coránicas, la bondad a los padres, es la causa de la prolongación de la vida, el compañerismo con los buenos en el más allá y recibir el perdón divino.

Relacionado: Un instante de luz: ¿Cuál es el primer paso para las desviaciones sexuales?

Notas aclaratorias

En estos versículos se nos ha ordenado honrar a nuestros padres, ser amables con ellos y mostrar humildad ante ellos.

En las narraciones, tenemos muchos consejos sobre la benevolencia hacia los padres. La recompensa de una mirada con misericordia a los padres ,es el Hayy aceptado, sus complacencia de ellos es la complacencia de Dios, y sus enfados de ambos se encuentra como enfado de Dios, de acuerdo a las narraciones, ser benévolo con los padres prolonga la vida y causa que nuestros hijos serán bondadosos con nosotros en el futuro.

En la aleya 23 de la sura 17, después del tema “Monoteísmo” que es la más grande enseñanza de los Profetas, indica  una de la cuestiones importantes dentro de la sociología y dice;

وَ قَضیٰ رَبُّکَ أَلاّٰ تَعْبُدُوا إِلاّٰ إِیّٰاهُ وَ بِالْوٰالِدَیْنِ إِحْسٰاناً

“Tu Señor ha decretado que no adoráis nada excepto a Él y que tengáis el mejor comportamiento con vuestros padres”.

Uno de los estudiantes del Imam Sadiq (AS) dijo: “Pregunté al Imam Sadiq (AS), por la interpretación de esta aleya, بِالْوٰالِدَیْنِ إِحْسٰانا*)y que tengáis el mejor comportamiento con vuestros padres) y le dije: ¿Cómo nos comportamos con ellos y qué es la significación de la bondad hacia los padres? Él dijo: la bondad hacia los padres, significa, no los maltrates, y antes de que te pidan un favor o una solicitud los ayudes; es decir, no dejes que te pregunten por lo que necesitan.

Después él (la paz sea con él) interpretó la próxima parte del versículo y agregó:” Si se hace mayor junto a ti uno de ellos o ambos, no les digas ¡Uf! Ni les gritéis, sino que, más bien, háblales con palabras dulces y tiernas.” Lo que nos dice Dios en esta aleya, es que, si tus padres te molestan, y tú no les dices incluso, la palabra ¡UF!, y si te golpean, tú debes tener paciencia con ellos y háblales a ambos, humildemente, y con palabras dulces y afectuosas”.

Respecto a los padres y madres que llegan a la vejez,

اناً إِمّٰا یَبْلُغَنَّ عِنْدَکَ اَلْکِبَرَ أَحَدُهُمٰا أَوْ کِلاٰهُمٰا فَلاٰ تَقُلْ لَهُمٰا أُفٍّ وَ لاٰ تَنْهَرْهُمٰا وَ قُلْ لَهُمٰا قَوْلاً کَرِیماً

Los hijos deben responsabilizarse de los mismos, y no desentenderse y confinarlos a los hogares de ancianos, puesto que no es suficiente con que los hijos paguen los gastos de sus padres y los abandonen, ya sea en sus casas o en los asilos. Lo que se observa últimamente en las sociedades modernas es contrario a la orden de Dios Altísimo y de la humanidad y conciencia misma del hombre. Los padres no solo necesitan de alimentos, vestimenta y una atención adecuada; sino que sobre todo en esta edad, al igual que aquel niño que una vez ellos protegieron, atendieron y le dieron todo su amor, necesitan de cariño, bondad y paciencia, y sin duda alguna, esos hogares de ancianos carecen de todo esto.

El ser bondadoso con los padres es compañero de los Profetas en el Paraíso

Un día el noble Mensajero de Dios, Moisés había tenido la letanía y la súplica y estaba diciendo a Dios:” ¡Oh Dios! Yo quiero ver a mi compañero en el Paraíso.

Gabriel le reveló al profeta Moisés (P) y le dijo: ¡Oh Moisés! un carnicero, en un barrio será tu compañero en el Paraíso. Moisés fue a ese lugar y encontró una carnicería y vio a un joven que estaba vendiendo la carne. Cuando anocheció, el joven carnicero, recogió un poco de carne y se dirigió a su casa. Moisés (P) lo persiguió a su casa y luego le dijo: “quiero invitarlo” ” pase, por favor, bienvenidos, y lo llevó  a Moisés a su casa. El joven preparó una comida, y el Profeta Moisés vio que el joven había preparado una comida, luego bajó una cama del techo y sacó a una anciana de allí, la lavó y lo alimentó con sus propias manos.

Cuando el joven quería poner la camq, en primer lugar, la anciana pronunció palabras que no tenían sentido. El Profeta preguntó: ¿Cómo es tu historia con esta anciana? Él respondió: ella es mi madre, y “Como, yo estoy pobre y no tengo dinero para comprarle una esclava, por eso, debo cuidarle yo mismo. Moisés le preguntó: ¿Qué te dijo, tu madre? El joven, dijo: cada vez que, la lavo y le alimento, me invoca, y dice:” Que Dios tenga misericordia de ti y seas compañero del Profeta Moisés en el Paraíso, en su mismo grado y en su posición, después el Profeta Moisés le dijo: ¡Oh joven! Te doy la buena noticia, Dios Todopoderoso respondió la súplica de tu madre. Gabriel me informó que, tú eres mi compañero en el Paraíso.

Por cierto que, los padres, sobre todo, la madre, en la lógica islámica, tiene una eminente posición, hasta que dijo, la hija de nuestro amado Profeta, Fátimah Az-Zahrâ (la paz sea con ella):

“Toma los pies de tu madre, puesto que el Paraíso se encuentra bajo sus pies”. (Suiûtî, “Musnad Fâtimah”, p. 116: Hadiz Nº 271)

El Islam es la única y mejor escuela que ha otorgado el más elevado y adecuado valor y posición a las madres, de modo que ha puesto bajo los pies de las madres el objetivo último y perfecto de la humanidad: el Paraíso. Es decir que el musulmán que acompaña el cumplimiento de sus deberes religiosos, con atraer la complacencia de su madre, está caminando firme por el sendero de la perfección.

Se transmitió del Enviado de Dios (BPUH), que dijo:

“El derecho de tu padre es que lo obedezcas durante toda la vida, pero, en cuanto al derecho de tu madre, no podrás retribuirlo jamás. Aún si te pusieras a su servicio durante días, en la cantidad de las arenas del desierto y de las gotas de lluvia, ello no retribuirá los grandes esfuerzos que hizo (por ti) durante el período de embarazo”.

La plegaria del Imam Sayyad (AS) a cerca de los padres

La súplica XXIV del noble libro Shahifa as Sayyadia, es la súplica de Imam El Imam Zain-ul ‘Âbidîn (AS) por los padres que contiene puntos muy interesantes. En realidad, Imam en esta súplica nos da un buen ejemplo para que conozcamos nuestros deberes al respecto de los padres. En esta ocasión queremos indicar a algunas partes de esta súplica:

  • ¡Oh, Dios!, para mis padres el honor y la nobleza ante Ti y la Misericordia y Bendición de parte Tuya, ¡Oh, el más Misericordioso!, entre los que detentan misericordia!
  • ¡Oh, Dios! Baja mi voz ante ellos y que mis palabras sean agradables para con ellos. Suaviza para ellos mi carácter y encariña, mi corazón con ellos. Hazme amigo de ellos y que sea benevolente con ellos.
  • ¡Oh, Dios! Otórgales una buena recompensa por lo que han hecho para educarme y remunéralos por lo que han realizado para honrarme. Preserva para ellos aquello que ellos han preservado para mí cuando era niño.
  • ¡Oh, Dios! Haz que cada daño que ellos hayan recibido de mí, cada disgusto que les haya llegado de parte mía y cada derecho que hayan perdido por mí sea el medio que borre y haga caer sus pecados, que eleve sus grados y multiplique sus obras buenas.
  • Oh, Quien modifica las malas acciones por múltiples buenas acciones.

Relacionado: Un instante de luz : La misión del Profeta del islam

Además de estas nobles frases, el Imam Sayyad (AS) en otra parte de su obra (El tratado sobre los derechos) en la que se refiere a los derechos de los padres así dice:

Pero es el derecho de tu padre, es que, sepas, que él es tu origen; y tú eres su rama, y si él no fuera tú también no lo fueras; entonces, cuando veas algo en tu interior, que te vas a orgullecer, date cuenta de que tu padre es la fuente, y el origen de sus bendiciones y alaba a Dios por esta gran bendición.

“El derecho de tu madre es que tú seas consciente de que te llevó donde nadie lleva a nadie, te dio el fruto de su corazón que nadie da a nadie, y te protegió con su oído, su vista, sus manos, sus pies, su cabello, su alegría, y con todos los miembros de su cuerpo, sintiéndose jubilosa y alegre por ello, poniendo total atención y cuidado, y tolerando molestias, sufrimientos, incomodidad y aflicción hasta que tu fuerza la apartó de ti y te dispuso sobre la tierra. Ella se sentía complacida si estabas saciado aún teniendo ella hambre, si estabas vestido aunque ella estuviera desnuda, si estabas ahíto de bebida aún teniendo ella sed, si estabas a la sombra aún estando ella expuesta al sol. Te infundía bienestar aún en su desgracia, te deleitaba procurándote un buen sueño aún en su desvelo. Sus entrañas fueron para ti un recipiente, y su regazo un cobertor. Sus pechos fueron tu abrevadero, y todo su ser una protección para ti. Soportó y te protegió del calor y del frío de este mundo. Debes agradecerle por todo eso, pero no serás capaz de hacerlo sino a través de la ayuda de Allah”.

رَبِّ أَوْزِعْنِي أَنْ أَشْكُرَ نِعْمَتَكَ الَّتِي أَنْعَمْتَ عَلَيَّ وَعَلَى وَالِدَيَّ وَأَنْ أَعْمَلَ صَالِحًا تَرْضَاهُ وَأَصْلِحْ لِي فِي ذُرِّيَّتِي إِنِّي تُبْتُ إِلَيْكَ وَإِنِّي مِنَ الْمُسْلِمِينَ

«¡Oh Señor mío!, inspírame para agradecerte las mercedes con que me agraciaste a mí y a mis padres» (46; 15).

El derecho de la madre y el padre es el más importante derecho después del derecho de Dios y los santos de Dios. Aquellos que gozan de la gracia de que sus padres se encuentren con vida deben saber que si no atraen su complacencia no lograran mucho, no solo desde el aspecto espiritual sino también en el aspecto material, puesto que dijo el Profeta del Islam (BPUH):

“La complacencia de Dios se encuentra junto a la complacencia de los padres, y la ira de Dios también está junto a la ira de los padres”. (Bihâr-ul Anwar, T. 74, p. 80).

Otras narraciones de nuestros Imames sobre los padres

Sin duda, los dichos de los protagonistas de cada escuela, ya sea de cualquier tema, esclarecen la lógica de esta escuela. En esta parte, como la última parte del artículo, queremos mencionar, las narraciones de nuestros infalibles Imames a cerca de la posición de los padres:

  • Dijo el Imam As Sadiq (AS):

“Las mejores acciones son: rezar al comienzo del tiempo de la oración, la bondad para con los padres, y luchar en el camino de Dios”. “Bihar Al Anwar, t.74, P.85

  • También dijo:

“Quien desee que Dios Imponente y Majestuoso, le mitigue la embriaguez de la muerte, (dificultades al muerte) que tenga buena relación con sus parientes y sea benévolo con sus padres, si es así Dios le facilita la embriaguez de la muerte y jamás le aflige con la pobreza en este mundo”. Safinat Al Bihar, t.2, P.553

  • El octavo Imam, Imam Rida (AS) dice:

“La bondad para con los padres es obligatoria, aunque son politeístas e infieles”. Bihar Al Anwar, t.74, p.72

 

Fuentes consultadas:

La interpretación de Nur Mohsen Qaraati

La interpretación de Nemuneh (Ejemplar) Nasser Makarem Shirazi  t.12. La Sura 17:23y24

La obra de un ramo de flores. El Ayatolá Faqih Imami

Sahifah AS SAjjadia. La súplica 24 Su plegaria acerca de sus padres

El sitio de Islam Oriente, www.islamoriente.com, el artículo sobre la posición de la madre en el islam, Por Sumaia Younes.

El sitio, www.yjc.ir_ ¿Por qué en noble islam el respeto hacia los padres es obligatorio?

 

Traducido: por Semiromi

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here