Compartir
Gran Ayatolá Sistani, Ramadán, coronavirus

SHAFAQNA – El Gran Ayatolá Sistani respondió el sábado a una pregunta sobre “el ayuno” en el mes sagrado del Ramadán bajo la sombra del coronavirus en el mundo.

Según Shafaqna, el Ayatolá Sistani, en respuesta a la pregunta enfatizó que la obligación de ayunar durante el mes sagrado del Ramadán es un deber individual, y que cualquiera que tenga las condiciones para hacerlo debe ayunar, independientemente de si es obligatorio para otros o no.

El texto de las preguntas y las respuestas completas del Gran Ayatolá Sistani son las siguientes:

Pregunta:

En el nombre de Dios el clemente el misericordioso

La oficina del gran Ayatolá Sistani

Que la paz sea con ustedes

El mes sagrado del Ramadán se acerca a medida que el coronavirus continúa propagándose por todo el mundo, y los médicos recomiendan beber agua a intervalos cercanos para reducir el riesgo de contraer el virus.  Debido a que la falta de agua en el cuerpo reduce nuestras defensas, y si la garganta está seca y el virus ingresa, es posible transmitir el virus al tracto respiratorio. Pero el agua potable transmite el virus al estómago y ayuda a eliminarlo, así que ¿Es obligatorio que los musulmanes ayunen este año, dada a esta razón?

Respuesta:

La obligación de ayunar durante el mes sagrado del Ramadán es un deber individual, y cualquiera que tenga las condiciones para hacerlo, debe ayunar independientemente de si es obligatorio para otros o no, y si un musulmán teme que el ayuno, incluso al observar todas las medidas de precaución, cause la infección del Coronavirus, se elimina la obligación de ayunar por cada día que esa persona teme infectarse con esta enfermedad y después del mes Ramadán debe compensarlo.

Pero si puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de modo que las personas sabias no creen que sea algo importante; aunque permanezca en casa o no se mezcle con los demás, use mascarilla y guantes médicos, observe protocolos de seguridad, y de sanidad, y si no hay dificultades severas e insoportables; la obligación de ayunar no se elimina.

Relacionado: La importante fatwa del Ayatolá Sistani respecto al gusul (baño completo), la mortaja y el entierro de un musulmán fallecido por el coronavirus, ¿Qué hacer si el baño completo no es posible?

Pero con respecto al comunicado de los médicos que recomiendan beber agua en períodos regulares para evitar la falta de este en el cuerpo y la sequedad de la garganta para eliminar la posibilidad de infectarse con el coronavirus; en este caso no se suprime la obligación de ayunar, excepto para aquellos que han llegado a tal grado que si ayunan existe  temor de ser infectados no existiendo formas de reducir esta posibilidad incluso quedándose en casa así como cumpliendo todas las medidas de precaución, pero otras personas fuera de esta excepción deben ayunar.

Por supuesto, puede ser posible compensar la escasez de agua durante el ayuno consumiendo verduras y frutas ricas en agua antes del amanecer, así también es posible evitar la sequedad de la garganta masticando chicle sin azúcar durante el día con la condición que las partículas del chicle no entren en la garganta, por lo que masticar chicle aumenta la salivación y no hay obstáculo para el ayuno.

Por lo tanto, aquellos que pueden dejar su trabajo en el mes de Ramadán y quedarse en casa para estar seguros, no se les quita la obligación de ayunar. Pero aquellos que no pueden dejar su trabajo en absoluto y temen que si no beben agua durante el día se infectarán con el Coronavirus y no pueden hacer nada más para protegerse de la enfermedad; el ayuno no es obligatorio para ellos, aunque no se les permite romper el ayuno en público.

Está claro que ayunar durante el Ramadán es una de las obligaciones religiosas más importantes, y está permitido romper el ayuno solo si existe una excusa real, cada persona es consciente de su propia situación para continuar con el ayuno o no.

Resumiendo: debe manifestarse que la obligación de ayunar en el Mes de Ramadán se elimina, sólo para aquellos que tienen una excepción religiosa como, por ejemplo: una persona enferma o que de acuerdo al diagnóstico médico teme que si ayuna se enfermará; pero si observa las medidas de precaución necesarias no se les permite abandonar el ayuno.

La paz, la misericordia y las bendiciones de Dios sea con ustedes.

Oficina de su excelencia Ayatola Sistani / Najaf Ashraf

17 / Shaban / 1441 AH

Versión Inglesa

Versión Persa

Versión francesa

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here