Compartir
Ayatolá Sistani , Irak
SHAFAQNA – (Centro Internacional de Colaboración de Noticias Shias)  El Gran Ayatolá Sistani ofreció su posición sobre los recientes actos en Irak. La postura de la Autoridad Religiosa Suprema, fue leída por Hoyyat al-Islam wal-Muslimin Ahmad Safi, en el sermón de la oración del viernes, el mismo decía:
En el nombre de Dios el clemente el misericordioso:
Mientras las protestas continuaban en Bagdad y en varias provincias iraquíes, hemos visto esta semana nuevos enfrentamientos dolorosos y desafortunados entre manifestantes, fuerzas de seguridad y otros grupos, mientras derramaban más sangre de inocentes existiendo lesiones en ambos lados, así como muchas propiedades privadas y públicas fueron quemadas y saqueadas.
La sangre derramada en la semana pasada es costosa para todos nosotros, y es necesario evitar un mayor derramamiento de sangre y arrastrar al país a la guerra civil, el caos y la destrucción, si se trata de trabajar juntos para resolver la crisis actual debemos hacerlo juntos con objetivos sinceros, y por amor a Irak y su futuro.
Dirigiéndose a las facciones confrontadas, subrayando que las fuerzas armadas no deben desplegarse bajo ningún título para protestas pacíficas y manifestaciones por temor a ser arrastrados a la violencia.

Relacionado: Ayatolá Sistani pide a los manifestantes que sus protestas sean pacíficas en Irak

El respeto a la voluntad de los iraquíes para determinar el sistema político y administrativo de su país a través del referéndum constitucional y las elecciones parlamentarias es un principio al que la autoridad religiosa se ha adherido y ha enfatizado hoy desde que se modificó el antiguo régimen que las reformas son una necesidad inevitable, como se ha mencionado muchas veces, pero las reformas necesarias deben posponerse para la elección del pueblo iraquí de todos los grupos, y ningún individuo, grupo, facción especial o cualquier partido regional o internacional tiene el derecho de imponer su visión sobre la administración del pueblo iraquí.
Por lo tanto, pedimos a todas las partes que piensen en el presente y el futuro de Irak, y que no dejen que sus emociones fugaces e intereses privados les impidan decidir qué es bueno para el país, para su bienestar y prosperidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here