Compartir
Ayatolá Sayyid Ali Sistani,, Irak

SHAFAQNA – El representante del Ayatolá Sayyid Ali Sistani, en Karbala, expresó su opinión sobre los recientes acontecimientos en Irak durante el sermón del viernes.

Según el Servicio de Traducción de Shafqa’a, Hoyat al-islam ‘Ahmad Safi’, el Alto representante del ayatolá Ali Sistani en Karbala, este mediodía en el sermón de oración del viernes en el santuario del Imam Hussein (A. S), expresó las opiniones y la posición del ayatolá Sistani con relación con los acontecimientos recientes en Irak.

El texto del sermón del viernes pasado en Karbalá es el siguiente:

En el nombre de Allah, el Compasivo, el Misericordioso

En estos días, se han producido ataques inaceptables y condenables contra manifestantes pacíficos, fuerzas de seguridad y propiedad pública y privada en Bagdad y en varias provincias. Los manifestantes en muchos casos y en escenas muy dolorosas y desafortunadas como las de los últimos años, han provocado disturbios sangrientos que dejaron decenas de muertos, muchos heridos y daños materiales a instituciones gubernamentales y no gubernamentales.

La Autoridad Religiosa Suprema siempre ha pedido a las diversas corrientes y partidos que controlan el poder; que cambien su actitud respecto a los problemas del país y tomen medidas serias para reformar y combatir evitando el reparto y favoritismo. Y advierta a quienes bloquean las reformas y esperan que disminuyan las demandas de reformas, para que sean conscientes de que las reformas son esenciales e inevitables y si las demandas desaparecen por un tiempo, regresarán con más fuerza y ​​de manera más generalizada.

Hoy la suprema autoridad religiosa reitera lo que había enfatizado antes pidiendo a las tres fuerzas (gubernamentales) para que tomen medidas claras en la dirección de una reforma genuina. Y destaca que la Cámara de Representantes, con sus poderes legislativos y regulatorios, tiene la mayor responsabilidad a este respecto. Donde sí la facción más grande (de la cual emerge el gobierno) no cambia su actitud y no responde genuinamente a las necesidades y requisitos de la reforma, en realidad no sucederá nada.

Relacionado: Entrevista: Hamed Al-khafaf explica sobre el importante papel del Gran Ayatolá Sisitani en la arena religiosa y política

Los órganos judiciales y de supervisión también tienen una gran responsabilidad de combatir la corrupción, enjuiciar a los corruptos y recapturar la riqueza de la nación; sin embargo, en el pasado no hicieron lo que era necesario a este respecto y si esta situación persiste, no hay esperanza de evitar la propagación de la corrupción en el país.

El gobierno también debe cumplir con sus deberes y hacer todo lo que esté a su alcance para aliviar el sufrimiento de los ciudadanos mejorando los servicios públicos, creando oportunidades de trabajo para los desempleados y evitando el favoritismo en los cargos gubernamentales. Asimismo, concluir los casos de los acusados de robo de la propiedad pública como preludio de su administración de justicia.

Aquí señalamos que la Autoridad religiosa suprema en el 7 de agosto del año 2015 en el apogeo del movimiento popular había propuesto a los responsables que se forme un comité de algunas personas conocidas en las especialidades relevantes y fuera de las corrientes gobernantes que estén acreditadas y son conocidos por su excelente eficiencia  para determinar lo necesario para combatir la corrupción y realizar las reformas de tal modo que los miembros del comité tengan permiso de entender las situaciones exactamente y que se reúnan con grupos influyentes en el país y, sobre todo, representantes de los manifestantes en diferentes provincias para escuchar sus demandas y puntos de vista; y cuando este comité haya completado su misión y haya determinado las medidas legislativas, ejecutivas y judiciales necesarias, se esforzará por implementar estas de manera legal y, cuando sea apropiado, con el apoyo de la autoridad religiosa y el público; sin embargo, la propuesta no se utilizó en ese momento, mientras que su uso ahora puede ser un buen comienzo para superar la actual calamidad. 

Esperamos que las personas a cargo de la toma de decisiones tengan la sabiduría y el interés del país para rectificar la situación antes de que sea demasiado tarde. También esperamos que todos entiendan las peligrosas consecuencias del uso de la violencia y la contra-violencia en el movimiento de protesta actual para evitarlo, en cualquier caso; que Dios guíe a todos en lo que es bueno para Irak y su pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here