Compartir
Muhamad bin Salman, Arabia Saudí, Irán
El príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman bin Abdulaziz Al Saud.

SHAFAQNA – Hispan TV: “La región representa aproximadamente el 30 % de los suministros de energía del mundo, el 20 % de los intercambios y cerca del 4% del PIB mundial. Si estas tres cosas fallan, no solo colapsaría la economía de Arabia Saudí o de los países del Oriente Medio, sino la del mundo entero”, confirmó Muhamad bin Salman en una entrevista emitida por la cadena estadounidense CBS.

Un posible conflicto armado en la región —según el príncipe saudí— afectaría al suministro de petróleo de todo el mundo, y por tanto el precio de crudo subiría de forma exorbitante e inaudita.

En consecuencia, abogó por una solución política a los recientes ataques con drones a las instalaciones de la petrolera saudí Aramco. “Una solución política y pacífica es mucho mejor que una militar”, explicó.

Relacionado: Ansarolá con sus ofensivas coloca al Príncipe heredero saudí al borde de abismo

Pese a la gravedad de la situación y de que el movimiento popular yemení Ansarolá se atribuyó dichos bombardeos, el príncipe heredero saudí volvió a acusar a Irán de estar detrás de los ataques a Aramco. Los daños en sus instalaciones redujeron la producción saudí de petróleo al 50 por ciento: es decir, unos 5,7 millones de barriles al día.

El mercado reaccionó al ataque con una subida drástica de los precios del petróleo Brent, de 60 dólares por barril registrados el 13 de septiembre a más de 71 dólares por barril el 16 de septiembre, o sea, una subida del 15 %.

Además, el ataque a Aramco disparó el precio del oro y la plata, que subieron más de un 1 y un 2 %, respectivamente. Efectivamente, el oro se revalorizó en un 1,27 % hasta llegar a los 1507,40 dólares por onza, mientras que la plata subió un 2,96 % hasta alcanzar los 17,94 dólares la onza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here