Compartir
Egipto, Abdul Fatah al-Sisi, , Donald Trump
El presidente de EE.UU., Donald Trump (drcha.), reunido con su par egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, en Nueva York, 23 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)

SHAFAQNA – Hispan TV: “No me preocupan. Egipto tiene un gran líder, un líder enormemente respetado, así que no me preocupan”, adujo Trump, en alusión a las multitudinarias protestas en varias ciudades de Egipto contra la corrupción en el Gobierno de Al-Sisi.

El inquilino de la Casa Blanca, que hizo estas declaraciones tras reunirse con su par egipcio, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), que se celebra en la ciudad estadounidense de Nueva York, remarcó que “todos tenemos protestas”, restando así importancia a las marchas de los egipcios que exigen la renuncia del mandatario por su vida de lujos, exceso y mano dura contra la oposición.

Al respecto, Mohamed Lotfy, director de la Comisión Egipcia de Derechos y Libertades (ECRF, por sus siglas en inglés), aseguró que solo en El Cairo (la capital) han sido arrestadas 373 personas en los últimos días durante las marchas. Otros observadores pro derechos humanos también ofrecieron cifras similares.

La Policía egipcia, apoyada por vehículos blindados, camiones y agentes vestidos de paisano, se han quedado desplegada en la emblemática Plaza de Tahrir (Liberación) y sus alrededores.

Relacionado: Egipto: Miles toman las calles para cambiar el régimen+ Vídeo

Las recientes manifestaciones suponen una de las presiones políticas más intensas que ha enfrentado Al-Sisi, quien llegó al poder en junio de 2014, un año después de liderar a los militares para derrocar al primer presidente elegido democráticamente, Muhamad Mursi, en un golpe de Estado.

El presidente Trump ha alabado en varias ocasiones a Al-Sisi y lo llamó anteriormente “su dictador favorito”; comentarios que llaman la atención sobre su comodidad ante líderes autoritarios.

Durante el mandato de Al-Sisi, los funcionarios egipcios han sido acusados ​​de llevar a cabo graves violaciones de derechos humanos, entre ellas encarcelar a decenas de miles de opositores políticos, aplastar la libertad de prensa y torturar y matar prisioneros, según informes de entes internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El Gobierno de El Cairo ha justificado sus acciones bajo el pretexto de que está combatiendo el extremismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here