Compartir
Benjamin Netanyahu, Cisjordania , Israel,

SHAFAQNA – Pars Today: El pasado 10 de septiembre, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, prometió, en medio de su campaña electoral, que, de salir reelegido en los comicios legislativos, se anexionarán el valle del Jordán y el norte del mar Muerto, dos zonas estratégicas de la Cisjordania ocupada.

“El valle del Jordán y el norte del mar Muerto son partes indivisibles de las tierras palestinas (…) hablar de la anexión del valle del Jordán es nulo e inválido”, señaló el primer ministro palestino, Muhamad Shtayeh, en reacción al plan expansionista del régimen de Tel Aviv.

Durante una reunión celebrada en el valle del Jordán, Shtayeh recordó que los palestinos residían en estas tierras antes de que los colonos israelíes las ocuparan ilegalmente, conforme recogió la agencia estatal palestina de noticias, WAFA.

Relacionado: Anexión de Cisjordania desataría conflicto palestino-israelí

“El área de los valles palestinos es de 1622 kilómetros cuadrados y constituye el 28 % del área de Cisjordania”, agregó, antes de aseverar que el plan de Netanyahu de ocupar más tierras palestinas tiene por meta ganar más votos en las elecciones que se celebran este mismo martes en los territorios ocupados palestinos.

Ante tal coyuntura, Shtayeh aseguró que Palestina llevará al régimen de Israel a los tribunales internacionales por la explotación de las tierras palestinas. “Mantendremos esta lucha contra la ocupación en el terreno y en varios foros internacionales”, insistió.

La polémica promesa del premier israelí sobre el valle del Jordán, que abarca cerca del 30 % de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, ha recibido también el firme rechazo tanto de los palestinos como de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here