Compartir
Benjamin Netanyahu, Liga Árabe

SHAFAQNA – Pars Today: En un comunicado conjunto emitido en El Cairo, capital egipcia, los jefes de la Diplomacia del organismo panárabe han advertido de que, en caso de que el actual primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, salga reelegido en los próximos comicios del 17 de septiembre y cumpla la anexión prometida, se lo tomarán como “un anuncio israelí del fin del proceso de paz y una destrucción de toda su base”.

“Es un hecho grave y una nueva agresión israelí que viola de forma flagrante la ley internacional, la Carta de la ONU y las decisiones con legitimidad internacional”, han alertado en la nota.

Ante la gravedad del asunto, los titulares de Egipto, Sameh Shukri; Jordania, Ayman al-Safadi; y Palestina, Riad al-Maleki, junto con el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, han mantenido una reunión urgente.

El delegado palestino para la Liga Árabe, el embajador Diab al-Luha, ha comentado a la agencia española de noticias Efe que en el encuentro se ha llegado a la conclusión de que dicha anexión “enterraría cualquier posibilidad de paz para los próximos cien años”.

La medida de anexionar más colonias ilegales de la Cisjordania ocupada por el régimen israelí, el Valle del Jordán incluido, es, a juicio de Al-Luha, un “crimen de guerra”, ayuda a crear “apartheid” y fomenta el “extremismo y el derramamiento de sangre”.

Relacionado: Qatar y Jordania condenan declaraciones de Benjamin Netanyahu

Los asentamientos construidos en Cisjordania, tierra ocupada por Israel en 1967, son ilegales desde el punto de vista del derecho internacional, además de que una gran parte de la comunidad internacional los ve como un gran obstáculo para la paz.

Netanyahu ha prometido anexar una parte estratégica de la Cisjordania ocupada, especialmente el Valle del Jordán y la parte norte del mar Muerto. El Valle del Jordán representa cerca del 30 % de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967.

Poco después del anuncio de Netanyahu, Arabia Saudí, cuyos gobernantes están a un paso de establecer relaciones diplomáticas con el régimen israelí, condenó la controvertida promesa del premier, considerando que esa iniciativa, si se hace realidad, devendrá en una “escalada peligrosa” de tensiones en la región.

“El reino afirma que esta declaración es una escalada muy peligrosa contra los palestinos, y representa una flagrante violación de la carta de la ONU y los principios de la ley internacional”, según la agencia oficial de prensa saudí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here