Compartir
Sdenka Saavedra Alfaro, mujer musulmana

SHAFAQNA | por Sdenka Saavedra Alfaro(1): Sin lugar a dudas que la fuente del progreso de la humanidad está en la búsqueda constante del conocimiento, la sabiduría y la ciencia; por ende, el avance científico, tecnológico hace de que hablemos del desarrollo de un país, y su contribución al mundo, de ahí que el mayor enemigo que enfrenta el hombre en la actualidad es su propia ignorancia, siendo el obstáculo para todo progreso y evolución, como la raíz de todo declive. Al respecto el sucesor del Profeta(BPD) el Imam Ali Ibn Abi Talib (P)(2)señaló: “No hay riqueza comparable a la razón, ni pobreza que se iguale a la ignorancia, ni herencia como la cultura, ni ayuda como el mutuo consenso”(3).

Es en ese sentido que en el islam una responsabilidad prioritaria y fundamental es la búsqueda del saber; pues siempre ha enfatizado la adquisición de conocimiento, sobre esto dijo el Profeta Muhammad (BPD) “¡Id en busca de la ciencia a todas partes, hasta en la China!, e igualmente recomendó: ”¡Echad mano de la sabiduría y no mires el recipiente que la encierra!” y “Buscad la ciencia desde la cuna hasta la tumba”(4).

Relacionado: El martirio del Imam Hussein (A.S), testamento intemporal contra la opresión y la arrogancia imperial

Por tanto, el conocimiento en el islam adquiere una dimensión sagrada y su contrario, la ignorancia; es de hecho interpretada como un símbolo del fin de los tiempos, del fracaso de la humanidad debido a un reiterado comportamiento desobediente al que Dios responde suprimiendo el favor conocimiento, de ahí que la adquisición del conocimiento, su cultivo y aumento forma parte del precepto musulmán del esfuerzo, la Yihad; ya que el conocimiento proporciona claridad y de ese modo fortalece la creencia, Imán, y la necesidad del sometimiento, Islam, dotando de sentido a la vida del musulmán, pues no hay rama de la vida intelectual, religiosa, política y cotidiana del musulmán promedio que no se vea afectado por el conocimiento que posee un valor supremo para el musulmán; puesto que (ilm) es sinónimo de Islam, y en ese sentido el Islam es la vía del conocimiento, como lo señala Poncela González(5).

Y es que lejos de los prejuicios manifiestos en Occidente, el universo cultural de la gran civilización del islam es un legado manifiesto de los grandes aportes que ha dejado a la humanidad en su cosmovisión filosófica, histórica, geográfica, cultural, así como en la literatura, las ciencias, la medicina, las matemáticas, la alquimia, como en su magnánimo arte, arquitectura, pintura, escultura; etc…tan extensa contribución que en este artículo no cabe para mencionar los movimientos teológicos, filosóficos, literarios, científicos y artísticos que ha legado a la historia. Y en palabras del Sheij Abdul Karim Paz.

“Porque el islam no sólo integró, fecundó y difundió, desde el mar de China hasta el Atlántico y de Samarcanda a Tombuctú, las culturas más antiguas y más elevadas, las de China e India, de Persia y Grecia, de Alejandría y de Bizancio. Aportó a los imperios desintegrados y las civilizaciones agonizantes el alma de una nueva vida colectiva, devolvió a los hombres y a sus sociedades sus dimensiones específicamente humanas y divinas, y a partir de esta fe sencilla, fuerte (y profunda), el fermento de un resurgir de las artes y las ciencias, de la sabiduría profética y de las leyes”(6).

De ahí señalar que la importancia de la educación en el islam recobra una importancia como mandato coránico “Di: “¿Pueden ser considerados iguales los que saben y los que no saben?” (39:9); por ende, el conocimiento es un deber para todo musulmán y musulmana como un mandato divino, ya que el islam como forma de vida, din, que invita a sus seguidores a ejercer el uso de su intelecto para lograr cumplir el deber del conocimiento y con el propósito de alcanzar la verdad última (Haqq). Los filósofos árabes intentaron alcanzar esta Verdad empleando la lógica y el método filosófico de raíz helénica, pero también buscarán el conocimiento a través de la gnosis (ma’rifa). Un conocimiento último que surge del conocimiento de sí mismo: «Aquel que se da cuenta de sí mismo se da cuenta de su Señor»(7);es decir el conocimiento es el camino hacia Dios, por eso el conocimiento islámico es el fin de la dualidad, ya que en el islam existe una completa y profunda relación entre el conocimiento, el intelecto con la fe y las facultades morales.

Relacionado: “El Islam es mucho más grande de lo que lo percibimos e imaginamos”; Entrevista a Masuma Assad de Paz (Parte 1)

El sheij az-Zarnuji, un religioso persa del siglo XII, aconsejaba a sus estudiantes con estas palabras: “La búsqueda del saber se exige a todos los musulmanes, sean hombres o mujeres”(8); por ende queda claro que la participación de la mujer en materia de educación es también contundente para el desarrollo de la sociedad por ejemplo su participación en la educación religiosa en la República Islámica de Irán, especialmente en la ciudad de Qom, región que alberga al mayor porcentaje de escuelas, institutos, bibliotecas centros, y universidades en ciencias religiosas(9), es contundente, pues es necesario mencionar que en muchos estudios especializados en la religión islámica, estudian no sólo mujeres iraníes, sino estudiantes extranjeras, que es el porcentaje más elevado, donde también se encuentra presencia de mujeres de América Latina, Centro América, Norteamérica y Europa(10), ya que como lo habíamos señalado anteriormente, la ciudad santa de Qom es el  yunque forjador del conocimiento para la Mujer del siglo XXI(11); pues las mujeres desempeñan un papel único y de vital importancia en la sociedad, al respecto, el Imam Jomeini (R.A), fundador de la República Islámica de Irán, sostuvo que las mujeres constituyen la mitad de nuestra sociedad, las que son entrenadoras de la otra mitad, por lo que el 55% de los profesores de las Universidades son mujeres, de 3 millones 8.000 mil estudiantes universitarios y 65% de los estudiantes universitarios son mujeres; además que una importante cantidad de viceministros, ministras, abogados, periodistas, policías, profesionales de la industria cinematográfica, artistas, deportistas, médicos; etc.… son mujeres.

A eso añadimos la última declaración de la vicepresidenta iraní para Asuntos de la Mujer y Familia, Masumeh Ebtekar, al destacar el increíble progreso de las mujeres iraníes en el campo de la ciencia y el conocimiento en los últimos 40 años.

“El significativo progreso de las mujeres iraníes en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas es una de las cuestiones más relevantes en el ámbito internacional, y uno de esos ejemplos es la genial matemática iraní Maryam Mirzajani”, añadió el lunes en el 2º Festival Nacional de Mujer y Ciencia (Premio Maryam Mirzajani)”(12).

No cabe duda que la presencia de la mujer musulmana en el área de la educación, así como en el área de liderazgo cada vez es más notable y creciente; ejemplos sobran para darlos a conocer, pero sólo por citar alguno, Ilhan Omar, la congresista estadounidense musulmana, criticada y atacada por Trump, la que día a día lucha en contra la discriminación, la islamofobia, y el racismo hacia los musulmanes, o tantas otras mujeres musulmanes que ocupan cargos muy importantes como líderes, como Fátima Hamed Hossain, la primera diputada autonómica de Ceuta, o tantas viceministras iraníes como lo señalamos, que llevan con orgullo su hiyab (velo islámico); pues éste una vez más lo podemos comprobar no representa un axioma de sumisión, incapacidad o radicalismo sino todo lo contrario es un símbolo de resistencia, de valor, de lucha ante los prejuicios, el desconocimiento, la ignorancia que continúan permeando el imaginario colectivo de algunas personas en Occidente.

Relacionado: Presencia e identidad de la mujer musulmana en América Latina/ Una nota por Sdenka Saavedra Alfaro

De ahí surge también la necesidad de continuar nuestra lucha por la defensa de la tolerancia, el respeto, la igualdad en las sociedades donde existe cada vez más exclusión social, pues ésta es el reflejo del mayor enemigo que enfrenta el hombre en la actualidad, que es su propia ignorancia, siendo sobre todas las cosas el obstáculo para todo progreso y evolución, como la raíz de todo declive, de todo caos, ya que como lo dijimos el conocimiento, el intelecto es el camino hacia Dios. ¿Qué falta hace éste mayor conocimiento en éstas sociedades?

“Da la sabiduría a quien Él quiere: y a quien le es dada la sabiduría, ciertamente le ha sido dada una gran riqueza. Pero sólo los dotados de perspicacia tienen esto presente”. (2:269).

Notas :

(1)Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.

(2) Ali Ibn Abi Talib, fue el primero de los Imames de los creyentes, de los gobernantes (wulat) de los musulmanes y de los sucesores designados por Dios en el islam, después del Profeta (BPD), el sello de los Profetas. Quien también fue su primo paterno, su ayudante (wazir) en sus asuntos, y su yerno por estar casado con su hija, la gran señora de las mujeres del universo, Fátima Az-Zahra (P).

(3) Nahyul Balaga, “Las cimas de la elocuencia”.

(4) Elía H.S. Ricardo, “La Civilización del Islam”; Ed. Elhame Shargh, Qom-Irán; 2005, pág.4-6.

(5) Poncela González Ángel, “islam Y Conocimiento”; Pliegos de Yuste. No.13 y 14, 2011-2012.

(6) Elía H.S. Ricardo, “La Civilización del Islam”; Ed. Elhame Shargh, Qom-Irán; 2005. Prefacio del Editor: Escrito por el Sheij Lic. Abdul Karim Paz

(7) Poncela González Ángel, “islam y Conocimiento”; Pliegos de Yuste No. 13-14, 2011-2012; pág. 120.

(8) Az Zarnuji, “Instrucción del estudiante. El método de aprender”, Ta´lim al-muta ´alim-tariq atta ´allum.; Hiperión, Madrid, 1991.

(9) www.webometrics.info. República Islámica de Irán/Qom.

(10) http://studyinhawza.in/life-at-hawza/family-life-at-the-hawza/

(11) Calle Chambi Roberto, Saavedra Alfaro Sdenka, “Yihad, Guerra Santa y Terrorismo. Una desmitificación del islam Y los musulmanes”; ACIABOL, La Paz-Bolivia; julio 2015.

(12) https://es.irna.ir/news/3691782/El-27-de-los-profesores-universitarios-en-Ir%C3%A1n-son-mujeres

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here