Compartir
Recep Tayyip Erdogan, Turquía,, Siria, Estados Unidos

SHAFAQNA – Pars Today: Si la formación de facto de una zona segura al este del río Éufrates con soldados turcos no se inicia a finales de septiembre, Turquía no tiene más remedio que hacerlo por su cuenta, dijo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en un discurso ofrecido en la ciudad de Malatya, Turquía, según informa la agencia turca de noticias Anadolu.

El jefe del Estado turco afirmó que Turquía y Estados Unidos están conversando sobre una “zona segura en el noreste de Siria, pero no se ponen de acuerdo.

Turquía pretende erradicar por completo a los kurdo-sirios presentes en la zona —incluidos en la lista de terroristas de Ankara—, pero EE.UU. piensa tratar con Turquía y dichos grupos, por lo que, según Erdogan, busca una zona segura “no para Turquía, sino para las agrupaciones terroristas”.

Pese a que el 7 de agosto, Turquía y EE.UU. acordaron un pacto para establecer un centro conjunto de operaciones en Turquía a fin de coordinar y gestionar el establecimiento de la zona segura en el norte de Siria, Erdogan considera que es insuficiente”. Se necesita un millón de personas y no solo 3 o 5 vuelos de helicópteros, 5 o 10 patrullas de vehículos y unos pocos cientos de soldados, insiste.

Relacionado: Erdogan: Europa tiene dos opciones: apoyar a Turquía o esperar a los refugiados sirios

Turquía y EE.UU. completaron la primera patrulla terrestre conjunta, respaldada por aeronaves no tripuladas y helicópteros.

Erdogan aduce que la única manera de asegurar que los sirios vivan en paz y seguridad en cualquier lugar es crear un área libre de terroristas del EIIL (Daesh, en árabe), del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) y sus afiliados. Nadie puede obligar a personas inocentes a vivir bajo la amenaza de los terroristas, añadió.

La zona segura va desde el río Éufrates hasta la frontera iraquí, separando presuntamente la frontera turca de las localidades bajo el control de milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), apoyados por EE.UU.

Siria, a su vez, califica de secesionista el acuerdo entre EE.UU y Turquía. El Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, exige la salida total de todas las fuerzas extranjeras desplegadas en Siria, las turcas y estadounidenses incluidas, pues no cuentan con la autorización de Damasco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here