Compartir
Rohingya, Bangladés ,ACNUR

SHAFAQNA – Hispan TV: Al menos 200 000 miembros de la comunidad Rohingya se han congregado en el distrito fronterizo de Cox’s Bazar, en el sureste de Bangladés, donde más de 760 000 de esta minoría musulmana llegaron en 2017 huyendo de la mortal campaña militar del Ejército de Myanmar en el estado birmano de Rajine.

La masiva concurrencia ha conmemorado el segundo aniversario del “Día del Genocidio” y, en medio de gritos de “Dios es grande, larga vida a los Rohingya” y “El mundo no presta atención a la desgracia de los Rohingya”, los refugiados han pedido respeto a sus derechos, se le permita conseguir la ciudadanía y regresar a su país.

En medio de pancartas que decían “¡Nunca más! Día del recuerdo del genocidio de los Rohingya” y “Restauren nuestra ciudadanía”, los integrantes de esta etnia musulmana minoritaria han recordado el día en que el Ejército de Myanmar comenzó una ofensiva militar en el estado occidental de Rajine, que dejó cientos de aldeas destruidas, muertos y mujeres violadas.

“Queremos decirle al mundo que queremos recuperar nuestros derechos, queremos la ciudadanía, queremos que nos devuelvan nuestros hogares y tierras (…) Myanmar es nuestro país. Somos Rohingya”, ha dicho Mohib Ullah, uno de los organizadores de la protesta.

Relacionado: Myanamar: Se cumplen 2 años del éxodo de la minoría Rohingya+Vídeo

Los desplazados Rohingya rechazaron el plan impulsado por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y las autoridades de Bangladés para repatriarlos de manera voluntaria, debido a la falta de seguridad y garantías para regresar a Myanmar.

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) había urgido la suspensión de ese plan, advirtiendo de que “Birmania aún no ha abordado la persecución sistemática y la violencia contra los Rohingya”. “Los refugiados tienen todas las razones de temer por su seguridad si regresan”, indicó la directora para el sur de Asia de HRW, Meenakshi Ganguly.

HRW, junto a otros grupos pro derechos humanos, ha estado presionando para que se responsabilice a los líderes militares de Myanmar por la  “limpieza étnica” de los Rohingya, como calificaron las Naciones Unidas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here