Compartir

SHAFAQNA – ¿Existen pruebas que apoyen los argumentos y posturas shiitas sobre tomar las enseñanzas del Profeta (BPD) de Ali (P) como principal y única fuente de referencia? Por supuesto que sí. De lo contrario, sería una postura dogmática ciega y fanática, lo cual es contrario a los principios básicos y más elementales del Islam.    Los fundamentos de la religión se toman de cuatro fuentes básicas que son el Corán, el Hadiz, el consenso de los sabios y el intelecto. Vamos a presentar las pruebas que apoyan la postura shiita de acuerdo a cada una de estas cuatro fuentes.

1.- Pruebas en el Corán

El Sagrado Corán, Libro Sagrado de los musulmanes, es la Palabra de Dios Altísimo y Su Revelación indiscutible, completamente libre de cualquier duda o intervención humana. Dios Mismo nos habla a todos desde el Corán y los musulmanes en forma unánime aceptamos el texto coránico como la auténtica Revelación recibida y transmitida por el Profeta Muhammad (BPD) hasta nosotros. En consecuencia, nadie entre los musulmanes pone en dudas una frase del Corán, sino que todos confirman su autenticidad. Habrá diferencias en las interpretaciones, pero no en las palabras del texto en lengua árabe, que es el texto original del Corán. En cuanto a la diversidad de interpretaciones, vamos a dejar este asunto de lado, pues como dice el Sagrado Corán mismo:

“… Y nadie conoce su interpretación excepto Dios y los arraigados en la ciencia…”  (3:7)

En consecuencia, vamos a exponer el tema desde el punto de vista shiita pasando por alto los debates que puedan surgir al considerar otras interpretaciones para las palabras del Corán.

Vamos a dividir las aleyas de acuerdo a distintos aspectos del tema tratado.

1. Aleyas que hablan de los compañeros en general

Dice el Corán:

“Dios está satisfecho de los más distinguidos -los primeros de los emigrados (muhayirines) y de los auxiliares (ansares)-, y de quienes les siguieron en sus buenas obras. Ellos tambiénestarán satisfechos de Él. Que les ha preparado jardines por cuyos bajos fluyen arroyos en los que estarán eternamente, para siempre. ¡Ése es el éxito grandioso!”. (9:100)

“Dios ha estado satisfecho de los creyentes cuando éstos te han jurado fidelidad al pie del árbol. Él sabía lo que sus corazones encerraban e hizo descender sobre ellos la tranquilidad (sakina), prometiéndoles, como recompensa, un éxito cercano”. (48:18)

“Muhammad es el Enviado de Dios, y quienes están con él son severos con los infieles y cariñosos entre sí. Se les ven inclinados y prosternados, buscando favor de Dios y satisfacerle. Se les nota en el rostro que se prosternan…  A quienes de ellos crean y obren bien, Dios les ha prometido perdón y una magnífica recompensa” (48:29)

Relacionado: Explicando el Shiismo: ¿Cuál es la particularidad del método shiita? (Parte 2)

“…Si el Enviado os da algo, aceptadlo. Y, si os prohíbe algo, absteneos. Y ¡temed a Dios! Dios castiga severamente. A los emigrados necesitados, que fueron expulsados de sus hogares y despojados de sus bienes cuando buscaban favor de Dios y satisfacerle, auxiliar a Dios y a Su Enviado. Ésos son los veraces. (59:7 y 8)

Estas aleyas hablan en forma general sobre la satisfacción de Dios con los primeros compañeros, elogiándolos por sus acciones de obediencia y esfuerzo en el camino de Dios.  No hablan del Imamato ni de la sucesión del Profeta (BPD) ni califica a los compañeros como “Infalibles” ni los establece como la autoridad a seguir y obedecer. Ninguna de estas cosas surge de estas aleyas. Luego, si consideramos que la superioridad es de aquellos que se islamizaron primero o se mantuvieron más cerca del Profeta (BPD), que se esforzaron y sacrificaron más en el camino de Dios, entonces la mayor superioridad le corresponde a Ali ibnAbiTalib (P). Pues fue el primero de todos los hombres en islamizarse, el más cercano al Profeta (BPD) aún antes de comenzar su Misión, el que más veces puso en juego su propia vida por el Islam, cuya participación en numerosas batallas fue decisiva a favor de los musulmanes.

2. Aleyas que hablan de la prioridad del conocimiento y la superioridad de los sabios

“¡Lee, en el Nombre de tu Señor, Quien Ha creado! Ha creado al hombre de sangre coagulada. ¡Lee!, y (sabe que) tu Señor es el más Generoso. Quien Ha enseñado con el Cálamo. Ha enseñado al hombre lo que no conocía.”  (96:1-5)

“Por cierto que tan sólo temen a Dios los sabios de entre Sus siervos; Porque Dios es Poderoso, Indulgentísimo.”  (35:28)

“(Dios) concede la Sabiduría a quien Él quiere. Y quien recibe la Sabiduría, recibe mucho bien. Pero no se dejan amonestar sino los dotados de intelecto.”  (2:269)

“Di: ‘¿Son iguales los que saben y los que no saben?’ Sólo se dejan amonestar los dotados de intelecto.”  (39:9)

“Aquel que sabe que aquello que te ha sido revelado de parte de tu Señor es la Verdad, ¿será como quien es ciego?…” (13:19)

“Y enseño a Adán los nombres de todos (los seres)…”   (2:21)

“… Y nadie conoce su interpretación excepto Dios y los arraigados en la ciencia…”  (3:7)

”… Si no sabéis, preguntadle a la gente de la Amonestación.”  (21:7)

“No seáis como aquellos que sostienen ‘¡Escuchamos!’, mientras que no oyen. En verdad, las peores bestias ante Dios son las sordas y mudas, aquellas que no razonan.”  (8:21 y 22)

“Entre la gente hay quien discute acerca de Dios sin ciencia, siguiendo a todo demonio rebelde. Y existe entre la gente quien disputa sobre Dios sin conocimiento, ni guía, ni una Escritura luminosa.”   (22:3 y 8)

Estas y muchas otras aleyas del Corán dejan bien en claro la prioridad que el Islam le otorga a la ciencia y el conocimiento, y la superioridad del sabio por encima del resto de la gente.    Tomando en cuenta esto, si queremos saber quién tenía superioridad entre los compañeros del Profeta (BPD) después de él, queda en claro que tal categoría le corresponde a Ali ibnAbiTalib (P). Pues después del Profeta (BPD) no hubo nadie que lo superara en conocimiento del Corán, de las normas de la religión, de la Ley Islámica y la Sabiduría en general. Para comprobar esto, luego veremos si Dios quiere lo que figura en el Hadiz.

3. Aleyas que hablan de la superioridad de la familia del Profeta (BPD)

“Dios sólo quiere extraer de vosotros la impureza, ¡oh, Gente de la Casa!, y purificaros completamente.”   ( 33 : 33)

“Y a quien dispute contigo en ellos después de haberle llegado el conocimiento, diles: ¡Venid! Convoquemos a nuestros hijos y vuestros hijos, nuestras mujeres y vuestras mujeres, a nosotros mismos y vosotros mismos. Luego maldigámonos mutuamente e imprequemos la maldición de Dios sobre los mentirosos”. (3:61)

“Di: no os pido remuneración alguna excepto el amor a mis parientes”. (42:23)

Relacionado: Explicando el Shiismo: ¿Qué es el Shiismo? (Parte 1)

“ … Haré de ti un guía para los hombres…”  (Abraham –P- planteó): “¿Y de mi descendencia?” (Dios Bendito y Exaltado contestó): “Mi promesa no alcanzará a los inicuos”.    (2:124)

Vemos que Dios Ha establecido a los purificados de la familia de Abraham (P) como guía para la Humanidad. Y entre ellos se encuentra Muhammad (BPD) y su familia. Por eso el Profeta (BPD) nos ordenó que en la oración diaria pidamos la Bendición y la Paz para él y su familia al igual que para Abraham y su familia. ¡Que Dios los Bendiga y le otorgue Paz a todos ellos!   Vemos que el amor por la familia del Profeta (BPD) es una obligación coránica. Y vemos también que ellos han sido purificados y librados de toda mancha por Dios Mismo. Es decir, son Infalibles.    Esta “familia” a la cual se refieren las aleyas son Ali, Fátimah, Hasan y Husein (P) tal como lo explican numerosas Tradiciones (Hadices) de fuentes sunnitas y shiitas. Si Dios quiere, luego veremos algunos de ellos.

4. Aleyas sobre la obediencia al Profeta (BPD).

“Quien obedece al Mensajero, sin duda obedece a Dios…”  (4:80)

Estas aleyas del Corán nos dicen aquello que todos los musulmanes aceptamos: que es necesario seguir y obedecer al Profeta Muhammad (BPD) ya que equivale a obedecer a Dios Mismo. Luego, si el Profeta (BPD) señala a quién se debe seguir después de él, los musulmanes deben acatarlo. Luego veremos que más allá de algunas objeciones que puedan presentarse, lo más firme y seguro es que el Profeta  (BPD) señalase a Ali ibnAbiTalib (P) como el Imam al cual debían remitirse después de él.

5. Aleyas que mencionan la obediencia a los Imames (P).

“¡Obedeced a Dios y obedeced al Enviado y a aquellos de vosotros que tengan autoridad!”  (4:59)

Algunos interpretan estas palabras como la obligación de obedecer a los gobernantes, sean quienes fueren ellos. Alegan que en tanto el gobernante no prohíba la oración, hay que obedecerlo obligatoriamente. No obstante, el llamado a obedecer a quien no es justo es contrario a las indicaciones del propio Corán que dice:

“Dios prescribe la justicia…”  (16:90)

Es decir, es inconcebible que por un lado Dios prescriba la justicia y por el otro llame a obedecer a los gobernantes, teniendo en cuenta que la gran mayoría de los gobernantes de la historia de la Humanidad en todos los tiempos han sido tiranos opresores.  En consecuencia, debe haber otra interpretación para “aquellos de vosotros que tengan autoridad”.

Si basamos esta autoridad en la cercanía, la intimidad, el parentesco con el Profeta (BPD), su amor y preferencia, del mismo modo en que se suelen dar las sucesiones entre los reyes, califas, sultanes y emperadores (incluso en la actualidad), no queda duda que este cargo era para Ali, Hasan y Husein (con ellos sea la Paz), es decir la Gente de la Casa del Profeta (AhlulBait –P-). Si consideramos que la autoridad le cabe al poseedor de mayor conocimiento, quien conocía mejor el Corán y su interpretación así como las normas y leyes del Islam, indiscutiblemente no había nadie superior a Ali ibnAbiTalib (P) después del Mensajero de Dios (BPD). Si consideramos la superioridad de acuerdo a la antigüedad dentro del Islam, a los servicios prestados en la causa de Dios, a los sacrificios realizados, etc., tampoco se le puede negar la superioridad de Ali (P) en estas cuestiones. Y quien desee una prueba más firme, tiene la siguiente aleya revelada por Ali ibnAbiTalib (P):

“Sólo son vuestros Protectores  Dios, Su Enviado y los creyentes que realizan la oración y dan la caridad mientras están rezando”.     (5:55)

A quienes pregunten por qué no se lo menciona a Ali ibnAbiTalib (P) directamente con su nombre les decimos que tampoco se mencionan con su nombre a otros que fueron califas ni a muchos de los compañeros. El Sagrado Corán es la revelación de Dios para toda la Humanidad y todos los tiempos, no solamente para los compañeros del Profeta (BPD) después de su muerte. Para una indicación tan simple y elemental estaba el propio Profeta (BPD) quien estableció bien claramente quién era esa autoridad a la cual debían seguir y obedecer después de él.   De cualquier forma, la discusión no debe pasar por quién debía ser el califa después del Profeta (BPD). En definitiva, Ali (P) fue califa de los musulmanes, con lo cual cualquier posible conflicto interno debería haber cesado en ese momento. Sin embargo, tuvo que soportar 3 levantamientos armados en su gobierno que sólo duró 5 años. Y eso sólo fue el inicio de las divisiones internas. La creación de las Escuelas dentro del Islam tuvo lugar entre 80 y 100 años más tarde, mientras que la recopilación de las principales fuentes de Hadiz ocurrió casi 200 años después del Mensajero de Dios (BPD), mucho después de acaecidos los eventos que tuvieron lugar después de su fallecimiento. Estos eventos ya tuvieron su lugar en la historia y hoy no tiene sentido interpretarlos ni debatirlos creando divisiones y resentimientos entre hermanos. Por eso los sabios entre los shiitas suelen omitir este asunto y prefieren no hablar del mismo en detalle, lo cual suele ser visto como un signo de debilidad, una fragilidad en el argumento e incluso como una señal de

hipocresía y alejamiento de la verdad. Pero debería tomarse como lo que es: una muestra de respeto y cortesía.  Por eso, vamos a continuar este análisis siguiendo con las Pruebas en el Hadiz y exponiendo los argumentos shiitas sin entrar en polémicas estériles. La verdad resplandece por sí misma y hay suficiente luz para aquel que quiere ver, como decía el Imam Ali (la Paz sea con él).

Continua

Explicando el shiismo del Dr. Néstor Pagano.

Supervisión general: Sheij Huyyatul Islam Muhammad MoallemiZadeh.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here