Compartir

SHAFAQNA – Hispan TV : Un padre salvadoreño y su hija de menos de dos años perdieron la vida al intentar cruzar las fronteras de México. Por su parte, Washington revela nuevos planes para Centroamérica a fin de reducir el flujo migratorio.

Se llamaba Óscar Alberto Martínez Ramírez y era el padre de Valeria, una niña de un año y 11 meses. Ambos perdieron la vida cerca de la ciudad mexicana de Matamoros, intentando cruzar el Río Bravo en la mexicana Ciudad Juárez (Chihuahua), la única barrera natural que los separaba del territorio estadounidense. Se ahogaron y han aparecido juntos: la niña pegada al pecho de su padre, que la había refugiado en su camiseta contra la fuerza de la corriente.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, expresó su pésame al respecto y escribió en su cuenta de Twitter que espera que llegue el día donde la migración sea una opción para los salvadoreños y no una obligación.

Relacionado : Niña guatemalteca muere en la frontera EE.UU.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, negó que las fuerzas armadas tuvieran la orden de detener a migrantes que estén cruzando la frontera.

Sin embargo, las declaraciones del mandatario contradicen las del secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, quien confirmó que además de interceptar migrantes durante su trayecto por territorio mexicano, los uniformados también procederían a detenerlos.

En línea con las políticas antimigratorias del presidente de EE.UU., Donald Trump, un informe revela las presiones de Washington a Guatemala para que detenga el flujo migratorio.

Según este documento, hasta 89 agentes de migración y aduanas de EE.UU. serán enviados a Guatemala para incrementar la seguridad fronteriza, contrarrestar la trata y tráfico ilícito de personas, el tráfico de drogas y el comercio ilegal de armas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here