Compartir

SHAFAQNA | por Sdenka Saavedra Alfaro (1) : La mujer musulmana conversa en Latinoamérica de un tiempo a esta parte se ha convertido en un referente y al mismo tiempo en difusora del islam por si misma, de ahí su gran valiosa y abnegada labor, especialmente aquellas que con dignidad y valentía continúan enfrentando de algún modo cierto tipo de discriminación, racismo e islamofobia, pues en Occidente todavía existe mucho trabajo por realizar para poder borrar totalmente en el imaginario colectivo de las mentes de las personas el axioma “Hiyab-Sumisión-Incapacidad” como ya lo habíamos señalado anteriormente(2); en este caso por ejemplo nos estamos refiriendo a la utilización del hiyab(3) el velo islámico principalmente, prenda de vestir que marca la diferencia del islam con respecto a la mujer en este caso, de ahí la importancia rotunda en continuar desmitificando y mostrar el significado manifiesto que tiene esta prenda, como símbolo de lucha, de resistencia, de coraje y valor ante las sociedades en este caso occidentales que las menosprecia y discrimina, porque el hiyab no es radicalismo, ni servilismo, ni mucho menos sumisión, pues lejos de ser sólo símbolo del placer, o de  lujuria, la  mujer musulmana es aquella que tiene fe y pudor, y lidera la cuestión más crucial de la educación humana, ella influye en la sociedad, alcanza el crecimiento científico y lo más importante el espiritual, en palabras del Ayatolá Jamenei(4).

Relacionado: Islam Shiita: Tradición viviente del islam basada en las enseñanzas del Profeta y “Ahlul Bayt”

“Por el contrario, siempre ha existido un ámbito desviado; actualmente, ese modelo diferente de las mujeres es el que ofrece Occidente. Según el modelo occidental, las características más buscadas de una mujer incluyen su capacidad de atraer físicamente a los hombres y apaciguarlos: y una imagen distinta (retratada en la sociedad) de la mujer occidental es su desnudez”(5).

Con esto estamos comprobando que la mujer musulmana con hiyab es influyente en la sociedad, en la política con grandes ejemplos como lo es lhan Omar, que además de ser una de las primeras mujeres musulmanas en el Congreso Estadounidense, también es el primer miembro del Congreso de origen somalí, o la diputada Fátima Hossain de Ceuta, o tantas líderes o senadoras que ocupan lugares públicos, o las vicepresidentas de Irán, como Masoumeh Ebtekar, que es la actual vicepresidenta de Asuntos de la Mujer y la Familia, las que llevan con mucho orgullo el hiyab, ejemplos vivos de lucha por la igualdad ante la exclusión social, además de ser referentes de la vida pública, desmintiendo toda la falacia de sinónimos utilizados como el de oprimida, de velada o sumisa, o el de machista axioma impuesto por la ignorancia recalcitrante de occidente.

Relacionado: Ramadán 2019, autorreflexión y súplica por los oprimidos del mundo

Por otro lado, refiriéndonos a la mujer latinoamericana conversa al islam, señalar que de acuerdo Sánchez y Galván(6), están representando el 60%, de las que abrazan el islam; es decir que son más latinas que se convierten al islam como lo señalamos en un anterior trabajo(7), que por su importancia lo volvemos a señalar:

“Según Sánchez y Galván cerca de 19% de 3000 conversiones al islam fueron de latinos, realizadas en 2011. De este grupo 55% fueron hispanas. Desde el año 2000, el número de mujeres que abrazó el islam se incrementó en 8%. Se han estimado alrededor de 25.000 a 75.000 musulmanes latinos, siendo que el número más certero es de 40.000. Existen más de 200.000 musulmanes latinos en los Estados Unidos, donde las mujeres representan el 60% de los conversos al islam”(8).

Éstas mujeres musulmanas latinoamericanas conversas, son ejemplos latentes y referentes de difusión; pues no nacieron en una cuna islámica, por lo tanto, adquirieron esta forma de vida que es el islam estudiando, leyendo y profundizando de acuerdo a sus posibilidades, ya que en su mayoría provienen de familias, las cuales heredaron la fe católica, que fue impuesta en la conquista(9), y es por esta razón que no se quedan en un estatu quo; sino por el contrario deben continuar esa búsqueda manifiesta que no sólo se queda en la superficialidad de sus contenidos. Y si hacemos referencia al caso muy particular del Estado Plurinacional de Bolivia, debemos destacar que estamos hablando de musulmanas shiitas conversas latinas al islam dada la importancia de la temática, latinas originarias, no con ascendencia árabe, iraní, turca o  proveniente de una cultura del oriente; en este caso cabe señalar que tienen su propia identidad cultural, sus costumbres y tradiciones, con su propio idioma, con una cultura ancestral milenaria; ya que en Latinoamérica se establecieron los quechuas, los aymaras, los waraníes; (10)etc…; es decir que en el caso boliviano los musulmanes shiitas conversos son totalmente originarios y que el hecho de ser aymaras, quechuas, waraníes, mestizos ;etc… no significa que no hayan podido incorporar otro tipo de elementos a su identidad, como lo señala Chambi (11); pues al respecto el Sagrado Corán manifiesta que “No cabe coacción en religión”(12).

Relacionado: “Una acción vale más que mil palabras”: Entrevista a la periodista y escritora boliviana Sdenka Saavedra Alfaro

Y son ellas precisamente las que en la actualidad llevan también muy orgullosas el hiyab, rompiendo con todo tipo de estereotipos y luchando con toda discriminación, desempeñando diferentes funciones en la sociedad, como profesionales, académicas, estudiantes, técnicas, etc… ejemplos palpables de existencia shiita en Bolivia; ya que está el hecho de que el islam ofrece una perspectiva a la mujer mayor, colocándola como el pilar fundamental de la familia, como educadora, guía oficial de los hijos, y como madre digna de estar por encima de todo en este mundo y el otro “porque en los pies de las madres está el paraíso” (Corán: 3:35). Y además el islam le brinda muchos derechos a la mujer, los cuales son desconocidos por mucha gente en occidente, lo que lleva a criticarlo; pero está el hecho de ser respetada por los hombres el que determina la complejidad del vestuario holgado y pudoroso el que aún llama más la atención, de ahí que es en ese sentido muy importante que se debe continuar luchando por la igualdad en las sociedades donde existe cada vez más exclusión social, haciendo referencia al caso particular de la mujer musulmana conversa, pues son ellas las referentes y las difusoras del islam. “INDIAS”, “CHOLAS”,” MESTIZAS”, SHIITAS Y MUSULMANAS; albores de nuestra identidad islámica en Latinoamérica(13), las que han tomado como ejemplo de vida a la Ilustrísima Fátima Az-Zahra (P), la hija del Profeta Muhammad, su excelsa jerarquía señala la cosmovisión del Islam respecto a la mujer(14); pues pensar de otra manera es continuar con la decadencia de la mujer en occidente.

Notas :

(1) Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.

(2) SAAVEDRA Alfaro Sdenka, “Terrorismo contra la Mujer” Ed. Aciabol, La Paz, Bolivia, 2013, p.27.

(3) Esta palabra tiene sentido de vestimenta porque se refiere a un velo o medio de cobertura; pero el mayor uso de esta palabra se encuentra en el significado de cortina, aunque este vocablo también significa vestimenta, ya que cortina también es vestimenta, quizás pueda decirse que debido al origen de la palabra no toda vestimenta es un hiyab

(4) Alí Hoseiní Jamenei, Ayatolá, Seyed, nacido el 17 de julio de 1939 en la ciudad de Mashhad, es actualmente líder supremo de Irán, máximo dirigente de la clase dirigente clerical islámica de su país y «fuente de emulación» (marŷaʿ) del chiismo duodecimano.

(5) http://www.irna.ir/es/News/3581587

(6) Sánchez Samantha y Galván Juan “Musulmanes Latinos: El cambio del islam en América”. Sitio web latinodawah

(7) SAAVEDRA Alfaro Sdenka, Interculturalidad Andina. El Suma Qamaña y el islam en Abya Yala” Ed. Aciabol, La Paz-Bolivia 2014, p.67.

(8) Ídem.

(9) Benadava E. Daniel, “América Latina – Más de 500 años de “Genocidio Indígena”; www.alterinfos.org

(10) Albo Xavier, Antropólogo y Lingüista, Fundador y miembro de CIPCA, miembro del comité directivo del programa de investigación estratégica en Bolivia PIEB. “Culturas pertenecientes de América Latina”.

(11) Chambi Calle Roberto, Presidente de la Asociación de la Comunidad Islámica Ahlul Bait de Bolivia (ACIABOL), Abogado, Escritor e Investigador Boliviano, Profesor Universitario y Conferencista Internacional.

(12) Corán, Sura La Vaca, Aleya, 256. “No cabe coacción en religión. La buena dirección se distingue claramente del descarrío. Quien no cree en los taguts y cree en Dios, ese tal se ase del asidero más firme, de un asidero irrompible. Dios todo lo oye, todo lo sabe”.

(13) Saavedra Alfaro Sdenka, “Interculturalidad Andina. El Suma Qamaña y el islam en Abya Yala” Ed. Aciabol, La Paz-Bolivia; 2014, p.43.

(14) Fátima Az-Zahra (P); el ideal perfecto para la mujer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here