Compartir

SHAFAQNA | por Sdenka Saavedra Alfaro (1) : Sin lugar a dudas resulta muy valioso seguir desmitificando ciertos estereotipos que continúan vigentes en la actualidad en el imaginario colectivo de las personas de Occidente; especialmente aquellas que no conocen, ni saben, ni entienden la verdadera dimensión de la cosmovisión islámica en particular la visión, el núcleo y la esencia misma del shiismo(2), pues hoy en día es un lugar común aplicar el término “fundamentalista” al islam shiita o sólo afirmar que es una secta; en todos sentidos el islam shiita representa la tradición viviente del islam(3) basada en las enseñanzas del Profeta y su familia conocida como la escuela de “Ahlul Bayt” (La gente de la Casa del Profeta), siendo que en la época del Profeta no existían las escuelas de pensamiento; sin embrago él la usó para referirse a cierto grupo de personas como la “Shia de Ali”.

“Ahlul Bayt es como un árbol, en el cual yo soy la raíz, Ali es la rama, Hasan y Hussein son los frutos y los Shias son las hojas” (Ibn Hayar, Lisan al Mizan, Vol. 2,354).

De ahí señalar que lo que más distingue a la escuela de Ahlul Bait de las otras escuelas islámicas es el concepto del Imamato, o la inmediata sucesión del Profeta Muhammad, en ese sentido el oficio del Imam es un oficio divino; pues significa que el Imam o Califa (líder) tiene que ser designado por Dios(4), y la gente ha sido comandada de este modo por Allah a seguir sucesores específicos (Imames) después del falleciendo del Profeta, tales evidencias para la designación divina del Imam las podemos encontrar en el sagrado Corán, puesto que no cualquiera está capacitado para asumir el oficio de liderazgo o Imamato (imamah) y califica para esto es quien Allah haya puesto a prueba y que haya tenido éxito en ella, por ello a los opresores les es negado asumir el cargo de líder de los creyentes.

Relacionado : Las Fuentes del Pensamiento Shi‘ah: La Gente de la Casa del Profeta (BP) (Parte 3)

“Y recuerda cuando su señor puso a Abraham con tareas que él cumplió. Dios dijo: “Mi alianza no cubrirá a quienes sean opresores” (Corán, 2: 124).

En ese sentido sobre el tema del Imamato, además de las narraciones específicas que enfáticamente identifican al Imam Ali como sucesor del Profeta Muhammad, así como el contexto de las escuelas islámicas donde se alude con el término shia a los partidarios de Ali ibn Abi Talib (P), el primo y yerno del Profeta Muhammad (BPD), el Profeta también es recordado por haber dicho en numerosas ocasiones que él sería sucedido por doce líderes de su tribu (Quraish).

El Profeta dijo:

“Ali y yo somos los padres de esta nación. Quienes nos reconozcan como tales creen en Allah, el Poderoso y Glorioso. Y de Ali son mis dos nietos, Hasan y Hussein, cada uno de ellos es un príncipe sobre los jóvenes en el paraíso; y de entre los descendientes de Hussein habrá nueve. La obediencia a ellos es obedecerme y desobedecerlos es desobedecerme. El noveno de ellos es Al-Qaim (el establecido firmemente) y Mahdi, el ejecutor y entrenado divinamente para la guía correcta”(5).

Por otro lado, también es necesario enfatizar que la escuela de pensamiento Shia, sostiene que todos los Profetas de Dios, desde Adán hasta Muhammad, así como los doce sucesores (Imames) del Profeta Muhammad y su hija, Fátima az Zahra fueron infalibles a lo largo de sus vidas y no cometieron ningún tipo de pecado que provocara la ira de Dios, en ese sentido la Infabilidad es necesaria para los Profetas y mensajeros porque su tarea no es solo transmitir las escrituras de Dios; sino también conducir y guiar a la humanidad hacia el camino correcto, por lo tanto ellos deben asumir el rol de modelos y ejemplos perfectos para toda la humanidad.

De ahí que como lo podemos comprobar, la causa del surgimiento histórico del shiismo está totalmente alejada de las circunstancias mundanales, por lo que el islam shiita es, en realidad, mucho más que una simple herejía, que un simple desacuerdo sobre una o varias cuestiones de orden político o formal, como lo señalan en Occidente, pues procede de una realidad metafísica, de un proceso epifánico que instaura una nueva manifestación logofánica de la profecía: como el islam de Ali o el islam de Ahlul Bait, como lo manifiesta Vittor, el shiismo es también el soporte temporal y terrenal de la realidad eterna y celestial de la Wilayah(6).

“La wilayah, esto es, la primacía y la guía espirituales de los imames, es una manifestación de la profecía, una realidad interior u oculta que se halla en potencia y en acto dentro de la misma profecía; pero revelada de una manera nueva que no es revocación ni clausura de la anterior revelación coránica, sino, por el contrario, un “desocultamiento” de sus verdades esotéricas o metafísicas”(7).

Así el Profeta selló el tiempo de las revelaciones formales y, por la concesión divina de la wilayah y el imamato a su descendencia, abrió el nuevo tiempo de las “revelaciones” profundas. “Así como el pléroma de los doce imames representa la plenitud de la realidad muhammadiana, sus enseñanzas y doctrinas son destellos de la única luz muhammadiana, las efusiones y manifestaciones logofánicas de la revelación coránica: su síntesis perfecta y su formulación exacta”(8).

Y desde ese punto de vista es que señalamos que el islam shiita prefigura, más que una rebelión espiritual y política contra alguna autoridad ilegítima, un movimiento de “despertamiento”; pues el shiismo pertenece a una legítima tradición hermenéutica viva, como el Imam Jomeini explica: “El Corán tiene siete o setenta niveles de comprensión y nosotros nos encontramos en el más bajo”(9), esto se refiere a la tradición del Profeta que comunica que “El Corán ha sido revelado en siete niveles (ahruf), cada uno con un significado externo y otro interno, y Ali ibn Abi Talib tiene el conocimiento de ambos”(10).

Relacionado :¿Quién es Mahdî descendiente de Muhammad (BP) y por qué razón esperan su llegada?

Finalmente, a manera de recordatorio manifestamos que en la Escuela del pensamiento Shia, los Principios de la Creencia del islam son: 1. La Unicidad de Dios, 2. La Justicia de Dios, 3. La Profecía Divina, 4. La Autoría Divina (imamato) de los infalibles sucesores del Profeta (Ahlul Bait), como lo hemos señalado y explicado con anterioridad por su importancia y 5. El retorno hacia Dios. También las normas religiosas del islam se extraen por medio de “Iytihad” de los sabios referentes -muytahid- desde las cuatro fuentes, las cuales son en orden prioritario: 1. El Sagrado Corán, 2. La Tradición del Profeta y sus doce infalibles sucesores, 3. El consenso de los sabios, y 4. El intelecto(11).

Y enfatizar también que otra de las diferencias entre los credos en el islam shia con otras escuelas islámicas, es su creencia a Al-Mahdi prometido, el duodécimo infalible sucesor del Profeta del Islam, a quien se cree que está vivo y es el “intermediario de la Gracia Divina para Su creación” mientras se ocultó por el decreto de Dios -desde el año 940 (329 del calendario islámico)-  para que un día aparezca con el propósito de llenar al mundo de la “justicia” en el momento cuando está llena de la “tiranía y corrupción”.

Por todo lo expuesto y a manera de aclaración una vez más señalamos que el Shiismo no es una secta, ni una herejía, ni tampoco algo “fundamentalista” al islam; pues al contrario de los que suelen decir, el shiismo es un fenómeno contemporáneo al Profeta y no posterior, la prueba de esto se basa en los hadices narrados del Profeta con respecto a Alí y a sus sucesores y que podemos ver recopilados por algunos autores sunitas. El shiismo es una escuela del islam; pero además debemos señalar que la mayoría de los musulmanes son sunníes y, por lo tanto, no es de extrañar que la poca familiarización que existe con el islam esté mayormente concentrada en la visión sunní del islam.

“Invita (a todos) al camino de tu Señor con sabiduría y una buena exhortación, y argumenta con ellos de la mejor manera. Ciertamente tu Señor conoce mejor a quién se desvía de Su sendero, y conoce mejor a quienes van recta

Notas :

1. Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.

2. Shiismo no es una secta; pues al contrario de los que suelen decir, el shiismo es un fenómeno contemporáneo al Profeta y no posterior, la escuela shia es una rama del islam liderada por los imames de la familia del Profeta (Ahlul Bait).

3. Vittor Luis Alberto, “El Islam Shiita: ¿Ortodoxia o Heterodoxia?;Ed. Ansariyan, Qom, Irán 2010.

4. Qazwini Mustafá Sayed, “Cuestionamientos acerca del islam Shia”; Ed. Elhame, Qom, Irán 2015.

5. Ikmal ad-Din

6. Vittor Luis Alberto; “El Islam Shiita: ¿Ortodoxia o Heterodoxia?;Ed. Ansariyan, Qom, Irán 2010; págs. 263-264

7. Ídem.

8. Ídem.

9. (islam and Revolution 391).

10. (430). Una tradición similar se encuentra en las fuentes sunnitas con la autoridad de Ibn Mas´ud (Khatib al-Tabrizi, Libro, Cap. 37 No. 605).

11. http://wiki.islamoriente.com/es/content/el-baha%C3%ADsmo-fe-baha%C3%AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here