Compartir
La súplica del octavo día del mes Ramadán

SHAFAQNA | por Mohsen Sahraei Kashani : Ibn ‘Abbâs relata del Profeta Muhammad (S.A.W) un largo dicho que contiene el gran mérito del ayuno de cada día de Ramadán y las súplicas para cada día.

Estas súplicas se puede hacerlas en cualquier momento del día sobre todo después de cada oración.

La súplica del octavo día del mes Ramadán

اللَّهُمَّ ارْزُقْنِي فِيهِ رَحْمَةَ الْأَيْتَامِ، وَ إِطْعَامَ الطَّعَامِ، وَ إِفْشَاءَ السَّلامِ، وَ صُحْبَةَ الْكِرَامِ، بِطَوْلِكَ يَا مَلْجَأَ الْآمِلِينَ.

al·lâhumma-r zuqnî fîhi rahmatal aitâm ua it’âma-t ta’âmi ua ifshâ’a-s salâmi ua suhbatal kirâm bitaulika iâ malÿa al- ‘amilîn.

¡Oh, Dios mío, agráciame en este (día) día para ser compasivo con los huérfanos, ofrecer alimento a los hambrientos (ayunantes), extender el saludo (entre los musulmanes) y la compañía de los nobles! Por tu Merced, ¡Oh, refugio de los esperanzados!

Una breve explicación:

  1. Ser compasivo con los huérfanos.
  2. Ofrecer alimentos a los hambrientos.
  3. Extender el saludo.
  4. La compañía de los nobles.

Relacionado : La súplica del séptimo día del mes Ramadán : Los niveles del ayuno

Como podemos ver son cuatro pedidos en este octavo día del mes bendito de Ramadán:

  1. Ser compasivo con los huérfanos:

El mes de Ramadán es el mes de la amistad con las criaturas de Dios, si nos han ordenado a ayunar en este mes es para poder saber mejor las dificultades que padecen los pobres; pues el corazón de los hombres a veces se hace oscuro y necesita ser iluminado, entonces ¿Qué podemos hacer y cómo podemos iluminarlo?

Al respecto el Profeta del islam dice:

إنّ هذه‌ِ القُلوب تصدأ کما یصدأ الحدید! قیل: فما جلاءها؟ قالَ: ذِکْرُ الْمَوْتِ وَ تِلاوَتُ الْقُرْآنِ

“Ciertamente los corazones se oxidan cómo el hierro. Dijeron: ¿Cómo se pueden alisarlos Oh Profeta?  el Profeta respondió: con recordar la muerte y recitar el Corán”.

*Como vemos en esta narración, el alma del humano a veces necesita de limpiadores para que la purifiquen, si recitar el Corán y recordar la muerte se encuentran como depuradores del corazón; ser compasivo con los huérfanos también tendrá este efecto.

Y en ese sentido el Profeta también señaló:

(أتحب أن یلین قلبک و تدرک حاجتک؟ ارحم الیتیم و امسح رأسه و اطعمه من طعامک یلین قلبک و تدرک حاجتک)

“A caso no te gusta que su corazón sea suave y su pedido sea respondido?; entonces a los huérfanos, toquen sus cabezas y aliméntenlos de tus comidas, así se harán suaves sus corazones y serán respondidos sus pedidos” (Kandhol ommal – tomo 3 – narración número 6002)

*Oprimir a los huérfanos:

Los huérfanos no tienen padres que los apoyen; entonces en la comunidad deben tener protectores, porque a veces algunas personas codician con ellos o los rechazan y los privan de sus derechos.

*¿Acaso ellos no entienden que si los huérfanos no tienen padres que los apoyen; pero sin embargo no saben que tienen a Dios?

En referencia a este tema el sagrado Corán en la Sura Al-Ma‘un – aleya 1-2 dice:

(أَرَأَيْتَ الَّذِي يُكَذِّبُ بِالدِّينِ * فَذَلِكَ الَّذِي يَدُعُّ الْيَتِيمَ )

“¿Qué te parece el que desmiente el Juicio?, es el mismo que rechaza violentamente al huérfano”.

Y también el Profeta del islam en el sermón Shabaniah (hecho sobre la venida del mes Ramadán) en el tema de los huérfanos dijo:

“Cualquiera que honre a un huérfano durante este mes, Allah lo honrará en el Día en que se reúna con él”

  1. Ofrecer alimentos a los hambrientos:

Un acto muy recomendable en el mes de Ramadán es alimentar a los demás sobre todo a los pobres. Al respecto el Profeta del Islam en el sermón que lo hizo en el último viernes del mes Shaban dijo:

“Cualquiera que alimente a un ayunante en este mes, en el día del juicio cuando los pasos se deslizan sobre la fuente Serat, sus pasos no se deslizarán.

En este momento un musulmán empezó a preguntar: ¿Oh mensajero de Dios si uno no tiene capacidad de invitar y alimentar a los demás que debo hacer?

El Profeta respondió: Si puede hacerlo Incluso con mitad de dátil o un vaso de agua que lo haga y que invite a los ayunantes para que se aleje a si mismo del fuego del infierno”

  1. Extender el saludo:

Decir el Salam (salud) a los demás es muy recomendable; sin embargo, la respuesta del mismo Salam, es obligatoria en el islam.

Este término (salam), más de 40 veces se ha repetido en el sagrado Corán.

Según algunas narraciones, decir “Salam” tiene 100 recompensas, que 99 de ellas pertenecen a la persona que lo dijo primero y solo una recompensa pertenecerá a la persona que le responde; entonces un creyente siempre intenta adelantarse en el saludo y decir Salam como lo hacía el Profeta.

Debemos tener en cuenta que el ayunante en esta súplica no pide solo saludar a los demás; sino que pide tener éxito en extender el saludo, que es más importante que hacer el Salam. 

Relacionado : Algunos de los actos preferibles de llevarse a cabo en las noches del mes de Ramadán

El imam Baquir en una narración dice:

ان الله عزوجل یحب افشاء السلام

“Ciertamente a Allah le gusta extender el saludo” (wasael Al Shia – tomo 12 – página 58). 

  1. La compañía de los nobles:

El cuarto pedido del ayunante a Dios en esta súplica es que le agracie de la compañía de los nobles.

El ser humano es un existente social que le afectan en él los actos y comportamientos de los demás, si tiene buenos amigos y compañeros será influenciado por bien y al revés si lo rodean malos amigos y compañeros será afectado por mal.

En ese sentido la compañía de los nobles y de las personas buenas, ayudará al hombre a conducirse por el camino del bien.

Al respecto en un dicho narrado por el Imam Ali (p) leemos:

(لَیسَ شَئٌ أَدعَی لِخَیْرٍ وَ أَنْجَی مِنْ شرٍّ مِنْ صُحْبَةِ الأَخْیارِ)

“No hay nada más valioso que invite al ser humano al bien y lo salve del mal; más fuerte que la compaña de los nobles”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here