La interpretación de Sura Al ankabút (La araña), versos 31-35

38
Compartir

SHAFAQNA – Parstoday : En esta serie se dará a conocer la interpretación de las aleyas del Corán.

Primeramente las aleyas 31 y 32 de la sura La Araña:

وَلَمَّا جَاءتْ رُسُلُنَا إِبْرَاهِيمَ بِالْبُشْرَى قَالُوا إِنَّا مُهْلِكُو أَهْلِ هَذِهِ الْقَرْيَةِ إِنَّ أَهْلَهَا كَانُوا ظَالِمِينَ 

Cuando Nuestros mensajeros vinieron a Abraham con la buena nueva, dijeron: Vamos a hacer perecer a la población de esta ciudad. Son unos impíos. (31:29)

قَالَ إِنَّ فِيهَا لُوطاً قَالُوا نَحْنُ أَعْلَمُ بِمَن فِيهَا لَنُنَجِّيَنَّهُ وَأَهْلَهُ إِلَّا امْرَأَتَهُ كَانَتْ مِنَ الْغَابِرِينَ

Dijo: Pero Lot está en ella. Dijeron: Sabemos bien quién está en ella. Les salvaremos, ciertamente, a él y a su familia, excepto a su mujer, que será de los que se rezaguen. (32:29)

En el programa anterior dijimos que el pueblo de Lot se caracterizaba por ser impío y corrupto. Ellos en lugar de atender las palabras lógicas de aquel Hazrat, lo ridiculizaban y acusaban de decir mentiras. Pero, el Hazrat Lot no se retiró ante las presiones y amenazas de los opositores y dejó de orientar al pueblo. Él solicitó ayuda de Dios para vencer a aquel pueblo corrupto.

Relacionado: La interpretación de Sura Al ankabút (La araña), versos 27-30

Estas aleyas dicen que Dios envió a unos ángeles a informar al Hazrat Abraham que iba a ser padre pese a su avanzada edad y, al mismo tiempo, revelarle el castigo contra el pueblo de Lot. Ya que, por parte de Abraham, fue escogido Lot como enviado de Dios para propagar la religión y, de hecho, el Señor había escuchado su petición de castigar a los culpables.

El Corán agrega que el Hazrat Abraham, al escuchar sobre el castigo divino, se preocupó por el destino del Hazrat Lot que vivía en aquella ciudad, pero los ángeles le aseguraron que, en base a la tradición, Dios solo castiga a los culpables. Incluso, la esposa de Lot que había abandonado a los creyentes y se había afiliado a los opositores, se sometió al castigo divino. Aunque ella vivía en la casa de un profeta, no pudo salvarse y sufrir el castigo de Dios.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: los ángeles divinos son misioneros de Dios en el sistema del universo. Tanto son agentes para transmitir tanto el amor como el castigo divinos.
Segundo: desviarse del camino correcto por caprichos y pasiones terrenales, se considera un pecado evidente. Este pecado no solo puede influir en la persona que lo comente sino en su familia e incluso en su sociedad.
Tercero: si el pecado se desarrolla en una sociedad, el pueblo de esa comunidad se acerca a la destrucción.
Cuarto: la esposa y los hijos son libres en elegir su camino. La esposa de Lot siguió el camino de los opositores, pero sus hijos continuaron la senda correcta de su padre.

Ahora las aleyas 33 , 34 y 35 de la sura La Araña:

وَلَمَّا أَن جَاءتْ رُسُلُنَا لُوطاً سِيءَ بِهِمْ وَضَاقَ بِهِمْ ذَرْعاً وَقَالُوا لَا تَخَفْ وَلَا تَحْزَنْ إِنَّا مُنَجُّوكَ وَأَهْلَكَ إِلَّا امْرَأَتَكَ كَانَتْ مِنَ الْغَابِرِينَ

Habiendo llegado nuestros mensajeros a Lot, éste se afligió por ellos y se sintió impotente para protegerle. Pero ellos dijeron: !No temas ni estés triste! Vamos a salvaros, a ti y a tu familia, excepto a tu mujer, que será de los que se rezaguen. (33:29)

إِنَّا مُنزِلُونَ عَلَى أَهْلِ هَذِهِ الْقَرْيَةِ رِجْزاً مِّنَ السَّمَاءِ بِمَا كَانُوا يَفْسُقُونَ

Vamos a hacer bajar un castigo del cielo sobre la poblacion de esta ciudad, porque han sido unos perversos. (34:29)

 وَلَقَد تَّرَكْنَا مِنْهَا آيَةً بَيِّنَةً لِّقَوْمٍ يَعْقِلُونَ

E hicimos de ella un signo claro para gente que razona. (35:29)

Por medio de otras aleyas del sagrado Corán, se entiende que el Hazrat Lot no conoció a los ángeles divinos, ya que ellos se habían aparecido en forma de unos jóvenes bellos. Por eso, él se preocupaba de que el pueblo corrupto y pecador vaya a insultar a sus invitados. Este asunto le causaba una fuerte tristeza dado que no sabía cómo podía proteger a sus queridos huéspedes.

No obstante, los ángeles se presentaron y le aseguraron a Lot que los opositores no podían dañarles y también le informaron que, muy pronto, ese pueblo pecador sufriría un castigo tan contundente que no quedaría nada ni nadie excepto un montón de ruinas y de casas destruidas.

Relacionado: La interpretación de Sura Al ankabút (La araña), versos 24-26

En base a estas aleyas, la insistencia en cometer pecados y extenderlos en la sociedad, es algo peligroso que provoca la revelación del castigo divino contra todos los miembros de una sociedad, de tal manera, que sea una lección para otros.

Otras aleyas coránicas también mencionan que, primero, un duro terremoto hizo temblar la ciudad de Sadum, es decir, el lugar de residencia de aquel pueblo pecador. Después, cayeron lluvias de piedras que enterraron a todos los habitantes.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: es posible que la corrupción penetre en todos los rincones de una sociedad. En aquel caso, las familias puras no están libres de este peligro e incluso no están seguras ni en sus propias casas y tienen que preocuparse por el destino de sus hijos.
Segundo: mantener el respeto del invitado, está a cargo del anfitrión.
Tercero: el creyente es sensible ante lo que ocurre en su alrededor y, en cualquier lugar que observe una desviación o corrupción, debe reaccionar y no mantenerse indiferente ante los disturbios.
Cuarto: los lazos familiares con personas buenas y famosas no provocan la salvación de las personas en este ni el otro mundo. Tal como la esposa Lot que era profeta de Dios, fue considerada corrupta y sufrió el castigo divino mientras la noble esposa del Faraón tuvo un lugar en el paraíso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here