Compartir

SHAFAQNA- Revista islamica Kauzar Nº 73 :

¿Cuáles son los signos para saber si estamos siguiendo el camino de la wilaiah?

Nosotros sólo en caso de que nos aferremos a Ahlul-Bait en todos los aspectos de nuestra vida, podemos decir que estamos en el camino de la Wilaiah. Seremos seguidores de Ahlul-Bait sólo cuando nuestro pensamiento, nuestro sentimiento y nuestra práctica concuerden con el modelo de Ahlul-Bait (la paz sea con ellos). Éste es el único camino de la salvación y en este mundo oscuro, lleno de opresión, engaño y traición.
El camino de Ahlul-Bait es el mismo de los profetas de Dios, porque la religión de Dios es una sola. El Corán nos pide seguir el modelo de los profetas divinos. Así como nos pide también que sigamos a nuestro profeta como modelo para nuestra vida.

لَقَدْ كَانَ لَكُمْ فِي رَسُولِ اللَّهِ أُسْوَةٌ حَسَنَةٌ

“Ciertamente que en el enviado de Dios tenéis un perfecto modelo”. (Corán, 33:21).
El Profeta Muhammad (la paz sea con él y su descendencia) dijo:
“Fátima es parte de mí”. Deducimos de la aleya coránica junto a este dicho que así como el Profeta Muhammad es el modelo de nuestra vida, Fátima también es el modelo de vida de cada musulmán y seguirla a ella es seguir al Profeta (la paz sea con él y su descendencia) y a los Imames de Ahlul-Bait .
La vida de Fátima está llena de hermosas enseñanzas. Es un espejo en el que se refleja todo lo bello del Islam. Hay aquí algunos puntos.
1. Fátima Zahra en su rostro, en su conducta y en su tono de voz era muy semejante al Profeta y su carisma recordaba al carisma del Profeta.
2. En su adoración era muy sincera, se paraba tanto para orar que sus pies se inflamaban.
3. Hadrat Zahra, tenía para cada día de la semana una súplica específica y para cada oración una súplica especial (la recopilación de sus súplicas se encuentra en el libro Sahifah Al-Fatemiah). En una de éstas dice:
“Dios nuestro, no nos aflijas con la pérdida de nuestra religión y no pongas al mundo como nuestro mayor objetivo ni como límite de nuestro conocimiento.
4. Un día, cansada de los quehaceres domésticos con las manos ampolladas visitó a su padre para pedir que le facilitara una empleada doméstica. El Profeta (la paz sea con él y su familia), le ofreció algo mucho mejor que ello y fue la enseñanza de unos Dikr, que son frases que recuerdan a Dios. Es famoso el “Tasbihat de Fátima al-Zahra” que consiste en repetir 34 veces “Allahu Akbar” (Dios es el más grande), 33 veces “Alhamdulillah” (Alabado sea Dios), 33 veces “Subhanallah” (Glorificado sea Dios). Estas nobles frases eran regalos de Dios al Profeta que le llegaron a través del Arcángel Gabriel. La bendición de este Tasbihat es inspirarse en el recuerdo de Dios para dominar las dificultades de la vida y multiplicar la recompensa de la oración.
5.Tasbih de Fátima al-Zahra es un rosario que ella se había preparado, confeccionado con un hilo en el que había hecho tantos nudos como recuerdos que debía hacer (34,33,33), pero luego del martirio de Hamdah en la batalla de Uhud, preparó su rosario de la tierra del lugar de su entierro. Luego, la gente continuó esta tradición de realizar su rosario de la tierra de la tumba de Hamdah. Este sabio procedimiento sirvió para mantener vivo el recuerdo de los mártires.
6.Ella era la maestra, por excelencia, del pudor, la castidad y el hiyab, tanto en la palabra como en la práctica, creía que lo mejor, para que las mujeres preserven su espiritualidad, era no ser vistas por los hombres ni que éstos fuesen vistos por ellas.
7. Su método de suplicar era dar prioridad a los demás antes que a sí misma y a su familia. A veces, durante las noches del viernes permanecía rezando y suplicando hasta el alba, nombrando a uno por uno de los vecinos y al escuchar su hijo, el Imam Hasan, que ella no pedía para sí misma ni tampoco para su familia, él preguntó por qué, ella respondió: “Primero el vecino, luego la casa”.
8. Los buenos modales eran se reflejaban en el trato que había entre el padre y la hija. Cada vez que el enviado de Dios visitaba a Fátima ella se levantaba, abrazaba a su padre, lo besaba, lo respetaba y le ofrecía su lugar. Y lo mismo hacía su padre cuando ella lo visitaba.
9. Fátima (la paz sea con ella), siempre ayudaba a los necesitados hasta el punto de dar lo que ella más necesitaba.
10.Jamás se cansaba de responder las preguntas de la gente aunque hayan tocado su puerta diez veces seguidas.
11.Tenía una vida muy sencilla, se alejaba de todo lujo y soportaba las dificultades de la vida por amor a Dios. Su vida era bendita, su ser era bendito, su noche de boda fue bendita. En esa noche, su padre sacrificó un cordero, hizo comida para la gente, pero los concurrentes fueron muchos más de lo que esperaban pero gracias a la súplica que el profeta hizo, la comida se multiplicó y alcanzó para servir a toda la gente.
12. Siempre estaba activa en los escenarios sociales para defender a la religión y sus valores. Por ejemplo en la batalla de Uhud estaba presente para curar las heridas de los soldados.
13. Era una buena esposa y ama de casa. Era la mejor esposa para el esposo. Si sabía que su esposo no podría brindarle algo no le exigía a su esposo.
14. No sólo ella sino que todos los miembros de su casa eran bondadosos y altruistas. (cfr. Sura al Insan).
15. Los trabajos de la casa estaban divididos entre Fátima y Ali. Los trabajos de afuera los hacía el Imam Ali y los trabajos de adentro los hacía ella, por ejemplo moler el trigo y preparar el pan. Fátima siempre estaba feliz por esta división por no estar obligada a salir de su casa.
16. Fue la mejor compañía y ayuda para su esposo. Tal como decía el Imam Ali (la paz sea con él): “Cuando llegaba a la casa y veía a Fátima toda mi congoja y tristeza se disipaban. Jamás hice algo que disguste a Fátima ni Fátima hizo algo que me disguste”.
17. Era muy humilde y servicial con la gente, incluso, en relación a la sirvienta que en los últimos años el Profeta le había enviado, la trataba como una hermana y amiga y dividía los trabajos de la casa entre ella y su sirvienta.
18. Era muy activa en las cuestiones sociales y política de la sociedad islámica. Siempre apoyaba el lado de la verdad. Luego del fallecimiento del Profeta (la paz sea con él y su descendencia), se presentó en la mezquita ofreciendo un hermoso y elocuente Sermón de Fadak en el que criticó las innovaciones, las opresiones, el olvido del testamento del Profeta y la reivindicación de las tradiciones preislámicas.
19. Consideraba como responsabilidad propia esforzarse para afirmar la verdad y enfrentar los desvíos en la comunidad islámica. Todas las noches se dirigía a la casa de los musulmanes para recordarles la voluntad del profeta y el suceso de Gadir. No obstante se entristecía por la falta de apoyo de la gente.
20. Luego del fallecimiento de su padre, nadie pudo ver más la sonrisa en su rostro.
21.Testamentó que, luego de su muerte, la trasladen a su tumba en un ataúd que no sea la tabla que comúnmente utilizaban sino que tenga laterales para que no pueda ser observado el volumen de su cuerpo. Esto fue por su elevada pureza, pudor y castidad.
22. Su último testamento fue que la entierren en medio de la noche y en un lugar que nadie pudiera conocerlo. (Este sabio testamento tenía como propósito protestar por lo sucedido luego de la muerte del Profeta respecto al derecho sucesorio).
23. Uno de los más bellos hadices relatado por ella es el noble Hadiz Al-Kisa que nos puede enseñar aspectos de la vida de ella en especial, en su forma de tratar con sus padre, su esposo y sus hijos que nos sirve como un modelo de educación, lleno de amor, modales, educación, respeto y bellas palabras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here