Compartir

SHAFAQNA – IQNA : El gran líder religioso iraquí, el gran ayatolá Ali Sistani, criticó duramente la última declaración del presidente estadounidense, Donald Trump, de que las fuerzas estadounidenses deben permanecer en Irak para que Washington pueda vigilar de cerca a Irán.

En una reunión en la ciudad santa de Najaf el miércoles, el ayatolá Sistani dijo que Irak se niega a servir de trampolín a cualquier otro país.

Dijo que Irak aspira a tener relaciones equilibradas con todos los países vecinos, sin injerencias en sus asuntos internos.

Relacionado : Presentadora de Press TV: EE.UU. ataca sistemáticamente a musulmanes

Los comentarios se produjeron un día después de que el primer ministro iraquí, Adil Abdul-Mahdi, condenara enérgicamente las declaraciones de Trump, diciendo que su país no aceptaría ser utilizado para actos de agresión contra otros países.

El lunes, el presidente iraquí Barham Salih se declaró en contra del presidente de Estados Unidos y dijo que “la constitución iraquí rechaza el uso de Irak como base para influir o atacar a un país vecino”.

Agregó que Trump no solicitó permiso a Irak para permitir que las tropas estadounidenses “vigilen a Irán”.

En una entrevista con el canal de televisión CBS el domingo, Trump enfatizó la importancia de una base militar en Irak y dijo que es crucial monitorear las actividades de Irán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here