Compartir

SHAFAQNA – Hispan TV : “Me detuvieron como si fuera una criminal”, ha dicho Hashemi, presentadora de la cadena en inglés Press TV en un comunicado, nueve días después de ser liberada tras permanecer 10 días encarcelada en EE.UU., pese a no ser “acusada de ningún delito”.

Del mismo modo, ha denunciado que EE.UU. “abusó de las leyes” al arrestarla, aludiendo a la ley local “de testigos materiales” que permite al Gobierno norteamericano detener a personas inocentes sin presentar cargos. “Han utilizado esta ley por dos décadas para atacar a los musulmanes”, señala.

En consonancia con lo dicho, Hashemi se ha referido a la “crítica situación” de los musulmanes y afrodescendientes en EE.UU., y acusa a EE.UU. de recurrir a pruebas falsas, endebles o irrelevantes para “arrestar a los musulmanes”.

Asimismo, en lo tocante a la dura postura de EE.UU. hacia la comunidad negra, Hashemi ha señalado que “un hombre negro es asesinado cada 28 horas [en el país norteamericano], principalmente por la Policía”.

La presentadora, del mismo modo, ha manifestado su agradecimiento a las decenas de miles de personas en todo el mundo que se movilizaron para “crear conciencia” sobre su encarcelamiento, en el que, confiesa, sufrió tratos vejatorios.

Relacionado : Lavrov: EE.UU. sigue su línea de desmontar gobiernos que le incomodan

Asimismo en una rueda de prensa posterior celebrada en la misma jornada en Teherán, capital iraní, Hashemi ha insistido en que su detención tuvo que ver con las políticas iranófobas, islamófobas y racistas de EE.UU. “Teniendo en cuenta dichas políticas, yo fui un blanco perfecto para EE.UU., pues los negros, los musulmanes; y todos aquellos que apoyan a Irán sufren los ataques” de Washington, explica.

De hecho, denuncia que la política de ‘Estados Unidos primero’ del presidente Donald Trump busca, en realidad, hacer que el país norteamericano “sea nuevamente blanco”.

La presentadora regresó a Irán el miércoles. Nada más llegar al Aeropuerto Internacional Imam Jomeini, en Teherán, Hashemi aseguró ante los periodistas que el motivo principal de su detención y encarcelamiento fue la hostilidad de EE.UU. hacia Irán.

“La razón principal de mi arresto fue la hostilidad de Estados Unidos hacia Irán y estuvo directamente relacionada con Irán”, señaló.

En unas declaraciones del 25 de enero a la agencia estadounidense de noticias The Associated Press, Hashemi, musulmana afrodescendiente de 59 años nacida en EE.UU. pero que vive desde hace muchos años en Irán, explicó que creía que fue detenida por sus “creencias” y por ser quien es.

Según han denunciado varios analistas, el arresto de Hashemi es un ejemplo de la persecución política que sufren en EE.UU. los medios que difunden puntos de vista independientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here