Compartir
Una base militar estadounidense en el norte de Siria.

SHAFAQNA – Hispan TV : “Entréguenlas o destrúyanlas”, señala el titular del artículo del diario turco Hurriyet sobre el futuro de las 22 bases militares estadounidenses en el territorio sirio.

El rotativo, citando anónimamente a funcionarios turcos, subraya que Ankara no aceptaría que las instalaciones militares de EE.UU. acaben en las manos de la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), catalogada por los turcos como terrorista.

La posible solicitud, que se producirá durante las conversaciones previstas para este martes con funcionarios norteamericanos en Ankara (capital turca), podría complicar aún más las discusiones sobre la retirada de fuerzas de Washington del país árabe, que anunció el presidente Donald Trump en diciembre pasado.

Por su parte, un alto funcionario de seguridad turco aseveró la semana pasada a la agencia británica de noticias Reuters, que Washington debía permitir que Turquía usara sus bases en el país levantino.

El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Joseph Dunford, ya se encuentran en Turquía para entrevistarse este martes con autoridades turcas, incluido el portavoz presidencial, Ibrahim Kalin y abordar el tema sirio.

Relacionado : John Bolton, el halcón de EE.UU. que apoya invasiones contra otros paísess

Este encuentro se produce días después de que Bolton añadiera una condición al repliegue de Estados Unidos, reclamando que Turquía debería aceptar proteger al aliado kurdo de Washington, la milicia YPG.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, subrayó el lunes en un artículo publicado en el diario The New York Times que la retirada de EE.UU. debe planearse con cuidado y con los socios adecuados, para después alegar que solo Ankara tenía “el poder y el compromiso para realizar esta tarea”.

EE.UU. apoyó y armó durante años a las milicias kurdas, a las que considera aliado sobre el terreno en Siria, a pesar de las críticas de Ankara que ha lanzado hasta ahora dos ofensivas en el norte sirio para eliminar a los kurdos.

Pero después del inesperado anuncio de Trump, los kurdos han cambiado de bando y buscan aliarse con el presidente sirio, Bashar Asad, entre temores a una posible ofensiva turca contra los milicianos kurdos en Manbij (norte).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here