Compartir

SHAFAQNA- Lo que sigue es parte del libro IMÂM AL MAHDÎ (que Dios apresure su aparición)EL DUODÉCIMO DE LOS INMACULADOS IMAMES(la paz sea con él )escrito por ESCRITORES DE LA FUNDACIÓN DAR RAH-E HAQQ traducido por MARTHA GOLZAR Y RAHMATUL.LAH GOLZAR que ha sido seleccionado por Shafaqna.

Los milagros del Imam Mahdi(P) durante la ocultación menor

Los prodigios y milagros realizados por el Imam (P) durante el período de la Ocultación Menor provocaron firmeza en la fe de los shiíes en todos los lugares del mundo. Repetidas veces sucedió que sus seguidores desde las tierras lejanas y cercanas viajaron a Samarra y Bagdad, y por medio de los representantes especiales del Imâm (P) se entrevistaron con este Inmaculado, y fueron testigos de sus prodigios.
Los milagros realizados por el Imam (P) durante esos años son tantos que mencionar todos estos, se necesitaría de un libro por separado. El difunto Sheij Tusi (descanse en paz) dice: “Es imposible numerar los milagros que fueron realizados por este Inmaculado durante la Ocultación”.(1)
A continuación nos permitimos mencionar algunos de éstos como ejemplo:
1.”Isa Ibn Nasr”relata:”Ali Ibn Saimari”escribió una carta al Imam solicitándole una mortaja para sí mismo. Llegó la respuesta:”Tú la necesitarás el año ochenta (280 H.L./893 d.C., o a los ochenta años)”.Y él–al igual que el Imam (P) había predicho–falleció el año ochenta. Antes de su muerte el Imam Mahdi (P) le envió una mortaja “.(2)
2.”‘Ali Ibn Muhammad”cuenta: “Llegó una orden de parte del Imam (P) prohibiendo a los shiíes que visitaran las tumbas de los Imames en Kazimayn y Karbalá. Habían transcurrido apenas algunos meses que el ministro del Califa mandó traer a “Bâqtânî”y le dijo:”Visita a los Bani Furat (que eran parientes del ministro) y a los habitantes de “Burs”(lugar entre Hil.lah y Kufa) y diles que no visiten las tumbas de los Quraishíes en Kazimayn ya que el Califa ordenó a sus delegados que apresen a aquél que vaya a visitarlas”.(3)
3.Uno de los nietos de “Abu Yafar Muhammad Ibn Uzmam”–el segundo representante especial del Imam–dice:”Un grupo de la familia de”Nuwbajti” tales como “Abu Al-Hasan Ibn Kazi Nubwajti “y también “Umm Kulzum “la hija de Abu Ya‘far Muhammad Ibn Uzman me relataron:
“Enviaron mercancías de Qom y de sus alrededores para Abu Ya‘far (el representante especial) para que la shiciesellegar al Imam Oculto (P). Las trajeron a la casa de mi padre en Bagdad y cuando Abu Ya‘far llegó el portador entregó la mercancía que habían traído. Cuando el portador quiso retirarse Abu Ya‘far dijo:”Falta algo de lo que te encargaron que trajeras. ¿Dónde está?”
El portador respondió:”¡Mi señor, yo le he entregado todo, y no he guardado nada para mí!”
Abu Ya‘far dijo: “Falta algo, busca en tú equipaje y recuerda aquello que te encargaron”.
El portador se fue y durante varios días trató de recordar, pensar y buscar, sin embargo, no recordó nada, ni tampoco los que lo acompañaban encontraron algo para ayudarlo. Regresó ante Abû Ÿa‘far y le dijo: “No ha quedado nada conmigo, y aquello que me fue encargado lo entregué a vos”.
Abu Ya‘far volvió a decir: ” Te pregunto ¿qué sucedió con los dos vestidos sardani (un tipo de vestido que se utiliza en una de las islas en el Mar de Magrib) que te dio tal persona?”
El hombre respondió: ” ¡Así es! ¡Juro por Dios que estás en lo cierto! ¡Los había olvidado por completo, y en estos momentos no recuerdo dónde los coloqué!”.
Se fue y nuevamente buscó en su equipaje, y también a todos aquellos que había llevado mercancía les pidió que buscaran, empero no pudieron encontrarlos.
Regresó a donde se encontraba Abu Ya‘far y le comunicó que los vestidos se habían perdido. Abu Ya‘far le informó:”Te digo que vayas con el hombre que vende algodón al cual le llevaste dos bultos de éste, y abre el bulto que sobre él esta escrito esto…, ahí dentro encontrarás los dos vestidos “.
El hombre al escuchar lo que decía Abu Ya‘far quedó maravillado y sorprendido, y él mismo fue y encontró los vestidos, los cuales entregó a Abu Ya‘far, y le dijo: “Yo los había olvidado, cuando cerraba el equipaje estos dos vestidos quedaron fuera y por ellos los coloqué dentro de uno de los bultos de algodón para que estuviesen más seguros.
El hombre a cualquier lugar que fue relató este suceso inexplicable que vio de Abu Ya‘far, suceso que únicamente puede ser realizado con la sabiduría de los Profetas y Imames otorgada por Dios a ellos. Él no conocía a Abû Ÿa‘far y sólo fue el portador de la mercancía enviada a él, al igual que los comerciante envían por medio de portadores seguros y de confianza sus productos a los compradores; y el hombre no entregó a Abu Ya‘far lista alguna de la mercancía ya que carecía de esta, puesto que la situación que reinaba desde la época de Mu‘tadid Abbâsî había sido muy difícil, y mucha gente había sido muerta por sus delegados. Por ello los asuntos del Imâm se llevaban en secreto y a través de personas especiales, y los portadores ignoraban lo que era enviado a Abu Ya‘far. Generalmente se les decía que llevaran tal mercancía y la entregaran a tal persona, sin que lo enteraran de su contenido o la acompañaran conuna carta, para que así quedasen de incógnito los nombres de las personas que las enviaban”.(4)

Notas

1-Gaîbat, Shaîj At-Tûsî, p.170, impreso en Teherán.
2-Gaîbat, Shaîj At-Tûsî, p.172;Bihâr,t.LI, p.312.
3-Gaîbat, Shaîj At-Tûsî, p.172;Bihâr,t.LI, p.312
4-Gaîbat, Shaîj At-Tûsî, pp.178 a 180;Bihâr,t.LI, pp.316 y 317.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here