Compartir

SHAFAQNA- Islam Oriente : Lo que sigue es la Conferencia del Profesor Rahimpur Azqadi (Ecuador – 2011) que ha traducido por Sheij Suhail Assad y ha seleccionado por Shafaqna.

La vestimenta de la mujer

Yo recuerdo una persona en Europa me preguntó por qué el Islam habla en el Corán del hiyab, que significa la vestimenta de la mujer, el pañuelo y la vestimenta que utiliza la mujer islámica, por qué el Islam habla de eso, dijo; por qué el Islam por ejemplo permite la pena de muerte para el adúltero, la mujer casada que es adúltera o el hombre casado que es adúltero, qué se propone con la pena de muerte, por qué. Yo le contesté que el tema de la vestimenta islámica en realidad está estipulada en vuestros textos, tanto en la Tora como en el Antiguo Testamento y no es algo que nace con el Islam. Es decir los hombres y las mujeres no deben andar desnudos por ahí y transformar la sociedad en una escena sexual. Las relaciones sexuales son entre esposa y esposo y en el ámbito privado, en su casa, no en las calles, en las avenidas, en el medio de la calle. El valor de la mujer está en su humanidad, en su persona, no en su sensualidad, sexualidad o su cuerpo. Es más, la visión de los textos sagrados de los judíos y los cristianos es mucho más extremista que la del Corán, porque dice que ni siquiera las maderas de las paredes deben ver a la mujer. Lo que llamamos hiyab nosotros en el Islam, la vestimenta islámica es esa misma que la hermana, acá la monja, (risas del público) tiene. Ustedes vean qué diferencia hay entre esa hermana que nos acompaña, la señora, la monja (risas del público)… ¿está mal? Quiero saber ¿Está mal decir “monja”?

– Hermana- corrigen desde el público

– ¿Hermana es suficiente? La hermana y la musulmana. Levanten las dos, dice. Bueno, ¿qué diferencia hay entre ellas, entre estas dos? dice. ¿Qué tan diferentes son ellas dos? El hiyab es eso, ella es musulmana y ella es cristiana. Aplaudimos a las dos.

Relacionado : El Cristianismo y el Islam: Compromiso islámico con las minorías religiosas (Parte 3)

Con respecto a la pena de muerte, apedread al adúltero, voy a decir un punto. Dicha pena está en el Antiguo Testamento y en vuestros libros sagrados, dicha pena no está en el Corán. El profeta del Islam dijo: “Nosotros porque respetamos a la Tora y a los Evangelios, esa pena se utiliza en algunas oportunidades, pero con condiciones muy, muy duras,” o sea que casi nunca se puede aplicar. En realidad la visión del Islam respecto del sexo, no es que el sexo es un tema tabú, pero el sexo tiene que estar en el marco de la legalidad y la justicia. En cuanto al Islam, el matrimonio no es un obstáculo para el desarrollo espiritual, si no que ayuda al desarrollo espiritual. Sigue atrayendo (Risas desde el público). El Islam dice que cuando el esposo tiene relaciones con su esposa, o la esposa con su esposo, ese momento de relación sexual también es sagrado porque eso ayuda y colabora al desarrollo espiritual, en el sentido que lo están haciendo en un marco legal y con el permiso de Dios, diferente a esas relaciones en que es cualquier hombre con cualquier mujer, o sea la promiscuidad sexual, que lleva al caos sexual. Es vuestro texto sagrado el que dice que si un hombre tiene relaciones sexuales con una mujer y luego con la madre de esa mujer, los tres deben ser quemados vivos. Es vuestro libro sagrado el que dice que si un hombre viola a una mujer, a una joven y la mujer no se defiende, no hace nada para poder salvarse tienen que expulsárseles a los dos fuera de la ciudad y allí apedrearlos. Ustedes que son estudiantes de la universidad católica lo habrán visto en los textos de ustedes, ¿o no? Dice ¿ustedes leen la Biblia? Esta es la universidad católica, por favor, les pido que lean la Biblia. Entonces con esta interpretación, el apedrear como pena de muerte no es una ley coránica. Es una pena que existe ya en los textos sagrados de ustedes y el Corán la aminoró.

Relacionado : El Cristianismo y el Islam: Jesús desde el punto de vista del Corán (Parte 2)

El Islam, en cuanto al tema de la vestimenta islámica, quiere, desea que la mujer esté en la escena científica, política, académica, social, pero bajo el marco del pudor.

Ustedes saben que hoy en día en Irán que es una sociedad islámica shiíta tenemos mujeres que son vicepresidentes, que son ministros, mujeres que son representantes en el parlamento, mujeres que son intendentes, alcaldes, concejales.

Yo voy a contarles algo gracioso que es que en Irán los científicos nuestros han logrado enviar un satélite al espacio y están planeando, para dentro de diez años, mandar al primer astronauta. Un hombre que tenía muchos problemas con su esposa dijo “¿Pueden mandar a mi esposa como astronauta?” (Risas desde el público). Tenemos planeado enviar, dentro de diez años, al primer astronauta. Tenemos tres millones y medio de alumnado universitario en Irán, de los cuales el 65% son mujeres, y este desarrollo científico fue sin ningún tipo de ayuda y colaboración de Occidente y bajo un bloqueo científico y económico por parte de algunas potencias.

Importancia del diálogo basado en el conocimiento de las religiones

En el diálogo debemos conocer sobre las religiones, tenemos que saber, no podemos guiarnos simplemente por los prejuicios. Tenemos que tener en cuenta los puntos en común entre las religiones y no dejarnos llevar por aquellos que son causa o motivo de las malas interpretaciones o malentendidos. Tenemos que tener más en cuenta las enseñanzas de los profetas, especialmente del profeta Jesús, el profeta Muhammad, que nos han enseñado valores y principios morales como el amor, el perdón, la misericordia, la justicia. Tenemos que basar nuestro diálogo sin prejuicios, tanto científica, académicamente hablando, como lógicamente hablando, entablar un diálogo y respetar las creencias de un lado y otro sin ningún tipo de fanatismo.

El Corán dice que el primer punto fundamental en el diálogo es tener conocimiento, estar despierto, tener conciencia, saber. El segundo punto es reconocer y aceptar que existen diferencias entre las personas, este mundo es un mundo de diversidad y diferencia y eso va a existir por siempre y hasta el Día del Juicio Final, recién el Día del Juicio Final se acabarán las diferencias.

Relacionado : Episodio del nacimiento del Jesús en la película iraní “Santa María”

Nosotros tenemos que ser respetuosos de las creencias de cada uno. Tenemos que ser optimistas respecto del otro. Creemos nosotros, islámicamente, que todas las personas, todos los seres los seres humanos de los cinco continentes, sea cual sea su religión, sea cual sea su cultura, su raza y su idioma, tienen una naturaleza primigenia pura, nacen sin pecado, nacen inocentes, nacen limpios puros. Creemos que el origen del diálogo debe ser basado en un optimismo de las dos partes. Tenemos narraciones que dicen que cuando los niños nacen, nacen puros, nacen sometidos a Dios, nacen creyentes, pero es después el mismo ser humano o los padres los que van transformando dicha naturaleza monoteísta y divina y espiritual, van cambiando en su devenir esa naturaleza.

El Corán dice que si no existiera fanatismo, si no existiera engrandecimiento por parte de algunas personas, no existieran los intereses de muchos dueños de poder y de riquezas no existirían guerras entre las personas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here