Compartir

SHAFAQNA- Islam Oriente : Lo que sigue es la Conferencia del Profesor Rahimpur Azqadi (Ecuador – 2011) que ha traducido por Sheij Suhail Assad y ha seleccionado por Shafaqna.

Las religiones desde del punto de vista del Corán

El Corán dice: “Cualquier persona que crea en Dios, y crea en el Día del Juicio final, y sea un bienhechor, tenga buenas acciones, sean cristianos, judíos o sabeos, que son los seguidores de Juan el Bautista, tenga una vida moral, bajo los valores y principios de la ética, respete los derechos de los demás, aquellos serán recompensados por Dios y tendrá Dios una atención especial para ellos.” El Corán le dice al profeta Muhammad, que es un enviado, al igual que Abraham, Moisés, Noé y Jesús, dice: “Dile a los cristianos, a la gente del Libro, y a los judíos, aquellos que para los que sido descendida la Tora y los Evangelios, que vengan y se unan en un punto en común, encontremos juntos un punto en común. El adorar a un solo Dios y no tomar a nadie más como Señor en lugar de a Dios. El no oprimirnos mutuamente, el no establecer a los hombres como a nuestros señores, y el vivir libremente respetando los derechos de los demás. El profeta dice nuestro Dios es el mismo Dios de Abraham, Moisés, Noé y Jesús.

También el Corán nos enseña el método de diálogo con los cristianos y los judíos, dice que en el diálogo debemos invitarlos hacia Dios, volver todos a Dios. Y en el diálogo debemos hablar con dos características fundamentales, dialogar bajo dos características fundamentales, la primera con la sabiduría, con la lógica y la racionalidad; la segunda con el buen consejo, es decir, establecer un diálogo para poder aconsejarnos mutuamente. En otras aleyas dice que debemos dialogar con los demás, y el caso que se transforme esto en un debate por la diferencia de ciertos temas, debemos debatir de la mejor forma, es decir con la lógica, con los valores, con los principios de la ética y la moral. El Corán dice: “Diles que hemos creído en aquello que fue revelado para nosotros y aquello que fue revelado para ustedes. Creemos en un solo Dios, el mismo Dios de nosotros y de ustedes, al cual nos sometemos todos.

Jesús desde el punto de vista del Corán

Ustedes saben que el Corán habla con mucho respeto acerca de la Tora, los Evangelios, los Salmos de David. Obviamente existen diferencias con respecto a los demás textos sagrados, que quizá, cuando hable de las diferencias entre las religiones vaya a tocar ese tema, en el Corán hay un capítulo entero con el nombre de “María”, donde cuenta la historia de la Virgen María y de Jesús. Hay muchísimas aleyas y versículos que hablan de la historia de Jesús, con él sea la paz. Hay también un capítulo entero con el nombre “Los hijos de Israel”, también de Moisés, porque creemos que la historia de todos los profetas es la historia de la devoción a Dios, la historia de la adoración a Dios, entonces es respetable y un modelo para nosotros. También creemos que aquellos cristianos que fueron asesinados en el camino de Dios, especialmente después de la ida de Jesús, ya sea por el Imperio Romano o por cualquier otro tipo de persona, han sido mártires en el camino de Dios, creemos en los compañeros de la cueva (los durmientes de Efeso), que el Corán habla de ellos. Creemos que Jesús ha tenido un nacimiento milagroso, a través de un soplo divino al vientre de María, y que María, virgen, ha sido la madre de Jesús, con ellos sea la paz. Creemos también que la ida de Jesús ha sido milagrosa, y veneramos a todos ellos con gran respeto.

Relacionado : El Cristianismo y el Islam (Parte 1)

El Corán considera a Jesús el espíritu de Dios y la palabra de Dios; aunque nosotros tenemos un punto de diferencia aquí: no creemos que Jesús sea Dios o el hijo de Dios. Creemos que Dios es uno, ni dos, ni tres ni más, y creemos que Dios no es ser humano y el ser humano no es Dios. En cuanto a la forma en que el Corán dice como debemos tratar a los cristianos, ahí aparece que aquellos que creen en Dios, en el mensaje de Jesús, debemos tratarlos bien. Dice el Corán haz el bien para con ellos y sé justo con ellos, porque ciertamente Dios ama a la gente que hace justicia. También dice el Corán que la gente más amada para ustedes son aquellos que dicen somos cristianos, ya que entre ellos existen curas y monjes que ciertamente no se enorgullecen, no se engrandecen.

El Corán dice cuando les pregunten a ustedes qué significa ser musulmán o quiénes son musulmanes o qué es ser musulmán, digan nosotros creemos en Dios, en un solo Dios, el Dios de Abraham, de Moisés, de Jesús, de Muhammad; creemos en lo que fue revelado para nosotros, o sea en el Corán, el texto sagrado que fue revelado a Muhammad, con él sea la paz; creemos en todos los versículos y signos de Dios que fueron revelados a los demás profetas a Abraham, a Ismael, a Isaac, Moisés, Jesús y todos los profetas. Finalmente dice, no hacemos distinción alguna entre ellos, entre los profetas, es decir no hay diferencias para nosotros entre todos los profetas, nosotros somos sometidos a Dios, todos nos sometemos a un solo Dios.

Islam y como tratar con los no musulmanes

Hace mil cuatrocientos años nuestro profeta nos enseñaba que tenemos que tener una vida de amistad y pacífica con los no musulmanes, invitaba a sus amigos a tratar bien a los no musulmanes, a visitar a los enfermos de entre los no musulmanes, a tener un trato moral y ético con ellos, respetar sus derechos, hasta a aquellos que eran enemigos también él los respetaba y los trataba con un comportamiento moral. Dice que una vez, el profeta que siempre pasaba por la casa de un judío, y ese judío que odiaba al profeta le tiraba basura en su cuerpo, en su cabeza. Un día pasó y el judío no le tiró nada, y entonces preguntó “¿Qué pasó con esa persona que me tiraba basura?”, le dijeron “Está enfermo”, entonces el profeta fue, golpeó la puerta de la casa y lo visitó, dijo: “Nosotros tenemos obligación de visitar a nuestros vecinos, de visitar a nuestros enfermos.” Y por esa acción, el judío se convirtió al Islam. Del mismo modo, una vez, había quedado con un cristiano, en encontrarse en una hora determinada, en un lugar, pasó media hora y esta persona no había llegado, y ya había salido el sol, y el sol quemaba fuerte. Un musulmán pasó por ahí y le dijo: “¿Qué estás haciendo ahí?”, le dijo: “Estoy esperando a una persona.” Le dijo: “Pero bueno, espéralo allá, que hay sombra y no estés bajo el sol.” Dijo: “No, yo a esa persona le dije que lo esperaré aquí, y para no faltar a mi palabra, debo quedarme aquí.” Ése es el trato que tenía el profeta con los cristianos.

Otra historia cuenta que, una vez, un cristiano le había prestado dinero al profeta, luego el cristiano lo llamó y le dijo: “Yo necesito el dinero.” El profeta le dijo: “Si me puedes dar unos días, porque ahora no lo tengo.” Dijo: “No, yo lo necesito cuanto antes.” El profeta estaba en casa de ese cristiano, y dijo: “Bueno, yo esperaré acá a que pase algún musulmán para que me preste dinero y yo te pueda devolver tu dinero.” A pesar que el profeta era gobernante en ese momento porque estaban en Medina, y él era el gobernador, digamos, de la ciudad, estuvo esperando durante todo un día, hasta que al final del día llegó una persona y le prestó la plata para devolvérsela. Entonces, el tema de los pactos entre los musulmanes es algo muy sagrado, y abarca a los no musulmanes también. También en una oportunidad, el profeta estaba sentado y pasó un cajón con un muerto judío, y el profeta se levantó mostrando respeto. Un musulmán le dijo: “Pero ¿para qué te paras si él no es musulmán?” Dijo: “No es musulmán, pero es ser humano y la humanidad del hombre debe ser respetada.”

El tercer caso es el del Imam Ali, que era un sucesor del profeta, un gran líder de los musulmanes. En su gobierno dijo todo aquél que perjudique o dañe a un no musulmán, me estará dañando a mí, me estará perjudicando a mí.

El Imam Ali, que ha sido educado en esta escuela de pensamiento islámica, dijo “Todas las personas, sea cual sea su idioma, sea cual sea su cultura, sea cual sea su clase, sea cual sea su raza, su etnia, sea cual sea la zona donde vive, todos son hijos de Adán y de Eva, y es por eso que todos somos hermanos y pertenecemos a una misma familia.

El Imam Ali, cuando era gobernador dijo: “El alma, las propiedades, las pertenencias, la reputación, la honra, la familia, los derechos económicos de los no musulmanes, todos son respetados. Ellos son ciudadanos normales y merecen respeto como cualquier otro ciudadano. Son exactamente igual con los musulmanes en materia de derechos”. Dijo: “Juzgaré a los cristianos por su propio libro, los Evangelios; y juzgaré a los judíos por su propio libro, la Tora.”

El Imam Ali tiene en sus consejos, cuando habla acerca de los gobernadores, los que gobiernan, los gobernantes, dice: “Ellos deben tener verdadero amor por los pueblos, por las masas, por las personas. Tienen que enseñar a su corazón a amar al pueblo y tratarlos con justicia e igualdad,” porque dice “los pueblos, las personas son hermanos tuyos en la religión, es decir o son musulmanes o gente que se te asemeja en la creación son creaturas al igual que tú.” Esto es importante saber que son textos que tienen mil cuatrocientos años, o sea no es un discurso moderno producto del pluralismo, la tolerancia y el relativismo, sino que son textos que aparecen como unas normas fundamentales de la religión islámica.

Quiero hacer una pregunta, cuántos de ustedes sabían acerca de este tipo de tema, acerca del Islam. Algunos.

Ahora que saben estas cosas, ¿piensan que el Islam es una religión que impone su fe y es una religión de violencia? ¿No?

continua…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here