Compartir

SHAFAQNA – Hispan TV : El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés), con sede en Washington (EE.UU.), hizo estas revelaciones en un informe publicado el viernes.

Según el documento, Rusia decidió expandir su red de defensa aérea en Siria tras los ataques con misiles lanzados por EE.UU., el Reino Unido y Francia contra el territorio sirio en abril de 2017 y el derribo, en septiembre pasado, de un avión ruso de transporte militar Il-20 en el Mediterráneo, en un accidente del que Moscú culpa a la fuerza aérea israelí.

“Rusia ha completado una avanzada red de acceso/denegación de área (A2/AD, por sus siglas en inglés) en Siria, que combina sus propios sistemas de defensa aérea y de guerra electrónica con equipos modernizados que antes eran comandados por Siria”, indica el reporte.

El Ejército ruso puede usar esas capacidades “para afrontar un desafío estratégico a largo plazo: Estados Unidos y la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en el mar Mediterráneo oriental y Medio Oriente”, agrega el informe, que subraya, además, que esos recientes despliegues en Siria “amplían significativamente el alcance geográfico de la red de defensa aérea de Rusia allí”.

El texto describe, asimismo, los despliegues de equipamientos militares y defensivos por parte de Rusia en Siria y señala que Moscú inició en 2015 la instalación de una red de defensa aérea parcial independiente de Siria para proteger a sus fuerzas y equipamientos militares en el aeródromo de Hmeimim, sito en la provincia siria de Latakia (oeste), y en la base naval de Tartus, en aguas del Mediterráneo.

Relacionado : Rusia: ONU debería revisar retirada de Trump del JCPOA

Desde entonces, las Fuerzas Armadas de Rusia han instalado varios sistemas de defensa antiaérea S-300 y S-400, así como cuatro sistemas únicos de guerra electrónica en el territorio sirio, agrega el informe.

Conforme al instituto estadounidense, Moscú ha desplegado también en Siria al menos un sistema de radar equipado con la más alta tecnología de detección de blancos, llamado 1L122-1E, y un sistema móvil de comando y control Barnaul-T para sistemas de defensa aérea de corto alcance en estado de guerra.

A finales de septiembre 2015, Rusia comenzó, a petición de Damasco, una campaña antiterrorista en Siria, dando apoyo aéreo y logístico a las fuerzas del Ejército sirio para detener el avance de los grupos terroristas, entre ellos, el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) en el país árabe.

Actualmente, las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados han podido liberar más del 96 % del suelo sirio de manos de las agrupaciones extremistas y armadas, que cuentan con el apoyo de ciertos países occidentales. De hecho, han salido a la luz diferentes informes que han revelado los lazos entre los terroristas en Siria y los países de la OTAN, incluido EE.UU.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here