Compartir

SHAFAQNA – Wikishia : El pacto de paz del Imam Hasan (P) (en árabe: صلح الإمام الحسن عليه السلام) fue un tratado entre el Imam Hasan (P) hijo de Alí Ibn Abi Talib (P) y Mu’awiah hijo de Abu Sufian en el año 41 después de la hégira. Esto tuvo lugar después de una guerra entre el Imam (P) y Mu’awiah por su negativa a aceptar el califato del Imam Hasan (P). Esta guerra no se concibió completamente debido a varias causas como la traición de algunos comandantes del ejército del Imam (P), la carencia del apoyo por parte de la gente, las amenazas de los Jariyitas y los beneficios de los shiítas. Entonces el Imam (P) en vista de estos acontecimientos, se vio forzado a aceptar un pacto de paz en el cual se transfirió la gobernación a Mu’awiah. La validez de este tratado se debió a las condiciones existentes, entre ellas las más importantes fue que Mu’awiah no debía asignar ningún sucesor para sí mismo, no debía conspirar contra el Imam Hasan (P) y debía respetar y proteger las vidas de todos los musulmanes.

La situación de Kufah después del martirio del Imam Alí (P)

Después del entierro del Imam Alí (P) los shiítas de Kufah juraron lealtad a su hijo el Imam Hasan (P). Sin embargo, el Imam Hasan (P) tuvo que enfrentar muchos problemas y dificultades desde el inicio de su califato; ya que en primer lugar, tuvo que calmar el caos existente en Kufah, y luego tuvo que asignar gobernadores para diferentes zonas del territorio islámico como Egipto, Hiÿâs, Jorasan, Irán, entre otros. Sin embargo, el caso de Sham (Siria) fue distinto, porque Mu’awiah no tuvo intención de dejar la gobernación de Siria y tenía invadidos los territorios de Iraq. Mu’awiah se consideraba a sí mismo el gobernador de todos los musulmanes y esto empeoraba la cuestión de Siria.(1)

El Imam Hasan (P) lamentablemente, no tuvo un ejército leal para luchar contra Mu’awiah. Su padre, el Imam Alí (P) en los últimos días de su vida invitaba a la gente a la lucha, pero la gente apenas contestaba a su invitación. Por otro lado, varios territorios islámicos necesitaban responsables cualificados, y el Imam Hasan (P) no contaba a su alrededor con compañeros leales que tuvieran fe, conocimiento y valor para ocupar estas posiciones. La mayoría de la gente de su alrededor era codiciosa con respecto a las cosas mundanales; ya que ellos fueron engañados por los regalos y premios que Mu’awiah entregaba a sus seguidores.(2)

La gente se había dividido en diferentes grupos; por un lado la gente de Kufah fueron los mismos que molestaron al Imam Alí (P); la gente de Basrah eran los partidarios de Uzman y naturalmente apoyaban a Mu’awiah; y los Jariyitas querían obtener el califato. Entre estos grupos y sus divisiones sólo los shiítas posiblemente habían podido apoyar al Imam Hasan (P); pero lamentablemente entre ellos hubo varios hipócritas que pretendían ser shiítas pero que dejaron al Imam Alí (P), lo desobedecieron e incluso se enfrentaron contra él. Por tal motivo, de esta gente no se podía exigir un mejor trato con el Imam Hasan (P).(3)

Relacionado : El Martirio del Imam Hassan al- Mujtaba (P)

Preparación para la guerra

Desde el inicio, Mu’awiah trataba de explotar en su propio favor las situaciones de aquel entonces. Él enviaba a sus mercenarios a diferentes zonas como Hiÿâs, Yemen, Egipto e Iraq para reclutar las tribus árabes, engañar a sus líderes mediante sobornos o amenazas, difundiendo rumores entre la gente, saqueando las ciudades fronterizas, asustando a la gente del poder de Mu’awiah y difundiendo mentiras sobre la generosidad y la sabiduría de Mu’awiah. Todos estos fueron los trucos usados por Mu’awiah para obtener la gobernación y allanar su camino hacia Iraq.(4)

El ejército de Mu’awiah llegó a Iraq y fue desplegado en una zona llamada Masken. Sin embargo, el Imam Alí (P) ya venía preparando en los últimos días de su vida un ejército para enfrentar a Mu’awiah. Este ejército tuvo la responsabilidad de continuar su misión después del martirio del Imam Alí (P), y es cuando Qeis el hijo de Saad Ibn Ibadah asumió comandar este ejército y se dirigió a Siria. Simultáneamente el Imam Hasan (P) fue a la ciudad de Mada’in. Pero cada día ocurría un nuevo suceso en el campamento del ejército. Un día llegó la noticia que Qeis fue asesinado y los soldados comenzaron una rebelión en el campamento.(5) La gente atacó la carpa del Imam (P) y saqueó todo lo que encontró, incluso la estera sobre la cual el Imam (P) estaba sentado. El Imam salió a refugiarse en un lugar más seguro, pero lo atacaron en el camino e hirieron su pierna con un hacha.

Tabari (historiador sunnita) escribe al respecto: El día en que saquearon la carpa del Imam Hasan (P), él fue a la casa de Saad Ibn Mas’ud Saqafi (tío de Mujtar). Saad Ibn Mas’ud, quien fue en aquel entonces el gobernador de Mada’in asignado por el Imam (P). A pesar de que la gente le recomendaba a Saad entregar al Imam Hasan (P) a Mu’awiah para recibir premios, él se opuso y dijo “¿cómo puedo yo entregar el nieto del Profeta (PBD) a su enemigo?”(6)

El Imam Hasan (P) cuando vio que a la gente sólo le importaban sus propios beneficios en lugar de los beneficios de la comunidad islámica llegó a concluir que la resistencia con tantos hipócritas era inútil. El Imam (P) no pudo contar con el apoyo de esta gente; ya que era obvio que estas personas huirían antes de enfrentar al ejército de Mu’awiah, o incluso iban a traicionar al Imam (P) y entregarlo al enemigo. Fue por eso que el Imam (P) se vio forzado a hacer un convenio de paz con Mu’awiah.(7)

continua …

Notas :

  1. Shahidi, Tarij Tahlili Islam, pág. 158
  2. Ibíd.
  3. Ibíd.
  4. Ibíd. Págs. 158-159
  5. Ibíd. Pág. 159
  6. Shahidi, Tarij Tahlili Islam, pág. 159; Tabari, Tarij al-Rusul wal-Muluk, tomo 7, pág. 2
  7. Shahidi, Tarij Tahlili Islam, pág. 160

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here