Compartir

SHAFAQNA – IQNA : El análisis de la CIA sobre el cual funcionarios norteamericanos manifestaron gran confianza, resulta el más definitivo que vincula a Bin Salman con el letal suceso, ocurrido el pasado 2 de octubre, apuntó el periódico.

Crítico de la corona de su país natal y columnista del Post, Khashoggi fue asesinado después de entrar al consulado saudita en Estambul para realizar un trámite en aras de casarse con su novia turca, y sus restos aún no han sido localizados.

Según la publicación, la CIA examinó múltiples fuentes de inteligencia, incluida una llamada telefónica que Jalid bin Salman, hermano del príncipe y embajador en Estados Unidos, tuvo con el periodista.

Después de reiteradas negativas iniciales y bajo la presión internacional, Arabia Saudí reconoció el asesinato de Khashoggi y también que resultó un hecho premeditado.

Relacionado : Derechos humanos – Cese de la venta de armas a Arabia Saudi

Ayer, el Gobierno estadounidense anunció sanciones para 17 nacionales de Arabia Saudí por su presunta participación en el acontecimiento.

Los individuos designados por el Departamento del Tesoro, según la administración de Donald Trump, son los 15 miembros del escuadrón que viajó a Turquía para llevar a cabo la operación; Mohammed Alotaibi, cónsul general saudí en Estambul; y Saud al Qahtani, asesor principal del príncipe.

Medios estadounidenses señalaron que se trata de la misma lista de personas a quienes los propios sauditas culparon y arrestaron por el asesinato.

Debido a los castigos impuestos, se congelan los activos financieros de tales individuos si están bajo la jurisdicción de EE.UU. y se prohíben a los norteamericanos las transacciones o los negocios con ellos.

Integrantes republicanos y demócratas del Congreso norteamericano han dicho que existen señales de que el príncipe podría ser responsable, pero hasta ahora el Gobierno de Trump se ha negado a ir tan lejos, sostuvo la televisora ABC News.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here