Compartir

SHAFAQNA – IQNA : El presidente turco Recep Tayyip Erdogan aseveró ayer que su país rechaza las sanciones estadounidenses contra Irán y que no las respetará, según ha informado la agencia estatal Anadolu. “Las sanciones estadounidenses contra Irán son un error. Para nosotros, son un paso hacia la desestabilización del mundo; no queremos vivir en un mundo imperialista,” declaró Erdogan ante un grupo de reporteros en Ankara.

Ocho países, entre ellos Turquía, han recibido una exención que por el momento les permitirá seguir importando petróleo iraní. Aun así, Turquía es fuertemente dependiente del gas natural turco, sobre todo de cara al invierno.

Relacionado : Irán venderá petróleo y desafiará las sanciones de Estados Unidos

El día después de que entrara en vigor el nuevo paquete de sanciones, Erdogan aseguró que éstas “son contrarias a la diplomacia y al derecho internacionales”.

El tono beligerante de Erdogan llega en un momento en el que las relaciones entre Turquía y EE.UU. se encontraban próximas al deshielo; ambos países acababan de retirar las sanciones que se habían impuesto mutuamente en el curso de la disputa sobre el pastor americano Brunson, liberado hace escasos 20 días.

Al choque con motivo de las sanciones hay que añadir también las tensiones originadas por el conflicto sirio. En los últimos días, Turquía ha atacado por la retaguardia a las Fuerzas Sirias Democáticas, aliadas de EE.UU., obstaculizándolas en su lucha contra el autodenominado Estado Islámico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here