Compartir

SHAFAQNA – IQNA : Los activistas del Movimiento por el Boicot, la Desinversión y las Sanciones (BDS) han logrado esta semana convencer a la localidad catalana de Molins de Rei para que se niegue a albergar el partido de waterpolo femenino España-Israel en una piscina de propiedad municipal.

El partido forma parte de un campeonato europeo que funciona como competición preliminar de la Liga Mundial femenina.

El encuentro acabo disputándose ayer por la tarde en la localidad de Sant Cugat, a unos 16 kilómetros de Molins de Rei, a puerta cerrada para evitar las protestas. El nuevo emplazamiento sólo había sido hecho público con dos horas de antelación, para evitar las concentraciones en el exterior.

Relacionado : Enemigo común: Por qué Israel se acerca al fascismo de Europa

La ministra israelí de Cultura y Deportes, Miri Regev, se había puesto en contacto con las autoridades españolas para exigir que el partido tuviera lugar en el emplazamiento original. “El movimiento BDS es claramente antisemita en su naturaleza, y opera para perjudicar al estado de Israel y a sus ciudadanos. Espero que el Gobierno de España emplee todas las medidas necesarias para revertir la decisión del municipio de Molins de Rei,” escribió Regev.

A pesar de las presiones israelíes, las movilizaciones que habían tenido lugar en Molins de Rei e incluso en Barcelona (que se había barajado como otro posible emplazamiento) hicieron que las federaciones de natación española y catalana se decantasen finalmente por celebrar el encuentro en Sant Cugat.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here