Compartir
La Prosternación sobre la Tierra o aquello que Brota de ella

SHAFAQNA – por Aiatullah Ya’far Subhani : El presente estudio demuestra las razones por las cuales la escuela de pensamiento Shiíta estresa que la prosternación debe de ser sobre tierra, arena, piedra o vegetal no comestible y que no se use para la vestimenta, tomando en cuenta las tradiciones del Profeta Mohammed (P), la Gente de su Casa AHLUL BAIT (P) y sus compañeros honorables. Tambien encontramos expuestos las diferencias y discrepancias entre los Ulama en creencia, las etapas de postración encontradas en la vida del noble Profeta (BP) así como también la explicación del uso del turbah y el de portar una Turbah de Karbalá para el Sh’ia.

El permiso para prosternarse sobre Jumrah y las esterillas

Estas narraciones que están registradas en los Sihah y Masanid (compilaciones de hadices) y en el resto de los libros de hadices, nos hablan de que el Profeta (P) y sus compañeros se aferraban a la prosternación sobre la tierra y los diferentes tipos de suelo natural, así también nos indican que ellos no dejaban de hacer así aún a pesar de lo difícil que era a veces por lo intenso del calor… Pero existen hadices que nos hablan de que el Profeta permitió -por revelación de Allah, Glorificado sea- que el ámbito de donde prosternarse se extienda a los vegetales que brotan del suelo, facilitando así la prosternación al alejar las molestias a causa del frío, del calor o de la humedad. A continuación veamos los textos que evidencian la aparición de esta permisión:

1- Dice Ibn Abbas: “El Mensajero de Allah (P) rezaba sobre Jumar” y narrado de otra manera: “El Profeta (P) rezaba sobre Jumrah”.(1)

2- Narra ‘Aishah: “El Profeta (P) rezaba sobre Jumrah”.(2)

3- De Umm Salamah: “Ciertamente que el Mensajero de Allah (P) rezaba sobre Jumrah”(3)

4- Cuenta Maimunah: “El Mensajero de Allah (P) rezaba sobre Jumrah”.(4)

5- De Umm Salamah, quien refiriéndose al Profeta (P) dice en un hadiz:; “…y rezaba sobre Jumrah”.(5)

6- De Abdul-lah Ibn Umar: “”El Mensajero de Allah (P) rezaba sobre Jumrah”.(6)

La Prosternación sobre la ropa teniendo excusas para ello

Después de estas dos etapas no hubo otra, pero si se desea definir como tal a un tercer estado, entonces podemos hablar de “la etapa del permiso para prosternarse sobre algo que no sea el suelo natural o lo que de él brota, teniendo excusa o necesidad de ello”.

Es evidente que la permisión para esto último llegó en un período posterior a las dos etapas mencionadas. Esto se deduce de la respuesta negativa que el Profeta (P) dio a sus compañeros cuando se quejaron de lo intensa de la temperatura de la arena y de la humedad del suelo, ya que él junto a sus compañeros continuó soportando el calor y las molestias hasta que el Creador, engrandecida sea Su mención, permitió que se aliviaran las molestias dando permiso para la prosternación sobre la ropa ante una excusa o necesidad. A continuación veamos algunas narraciones al respecto:

1- De Anas Ibn Malik: “Cuando rezábamos con el Profeta (P), si es que alguno de nosotros no podía soportar poner su frente sobre la tierra, extendía su ropa y se prosternaba sobre ella”.

2- Esto está en Sahih Al-Bujari de la siguiente manera: “Estábamos rezando con el Profeta (P) y uno de nosotros puso el extremo de sus ropas a causa de lo intenso del calor. Cuando alguno de nosotros no podía colocar su frente sobre la tierra, extendía sus ropas”.

3- En una tercera expresión dice así: “Cuando rezábamos con el Profeta (P), uno de nosotros ponía el extremo de sus ropas por lo intenso del calor, y entonces realizaba la prosternación”.(7)

Estas narraciones que transmitieron los autores de Sihah y Masanid (libros compilatorios de hadices), descubren la realidad respecto a algunas narraciones que, en apariencia, declaran como lícita la prosternación sobre las ropas aún sin existir excusa. Esto es así porque la narración de Anas claramente dice que tal permiso está caracterizado por el estado de necesidad, razón por la cuál ésta debe acompañar en su significado a las narraciones mencionadas. A continuación algunas narraciones al respecto:

1- Cuenta Abdul-lah Ibn Muharris quien transmite de Abu Hurairah: “El Mensajero de Allah (P) rezaba sobre el extremo de su Ammamah”.(8)

Esta narración, aún cuando en apariencia contradice a lo que hemos visto anteriormente sobre los textos y estipulaciones del Profeta (P) respecto a la prosternación, puede ser analizada considerando que tal acción se llevó a cabo habiendo una excusa o necesidad. Así lo dice claramente el Shaij Al-Baihaqui en su Sunan, cuando dice: “En cuanto a lo que se narra del Profeta (P) de que se prosternaba sobre el extremo del Ammamah, no establece nada al respecto, sino que lo más adecuado es aquello que fue narrado a través de Hasan Al-Basri quien transmite de los compañeros del Profeta (P). Narra de Ibn Rashid: “Vi a Makhul prosternarse sobre el Ammamah y le dije: “¿por qué te prosternas sobre ella?”. Respondió: “Temo por el frío que llega a mis dientes”.(9)

2- En hadiz semejante al anterior dice Anas: “Rezábamos con el Profeta (P) y uno de nosotros se prosternó sobre sus ropas”.

Esta última narración de Anas, relacionada con lo ya narrado de él, puede ser analizada como que se hizo así por un estado de necesidad o teniendo excusa. Al Bujari lo narraba así: “Rezábamos con el Profeta (P) en un calor intenso, y si uno de nosotros no podía poner su frente en el suelo, extendía sus ropas y se prosternaba sobre ello”.(10)

Esto es corroborado por lo narrado por An-Nisai: “Cuando rezábamos junto al Profeta (P) en los Tahair (suelos naturales) nos prosternábamos sobre nuestras ropas para evitar el calor”.(11)

Existen narraciones de las que sólo se extrae que el Profeta (P) rezó sobre cuero, pero ninguna indica que se haya prosternado sobre ello (o sea que haya posado su frente en la prosternación sobre eso).

3- Narra Al-Mughirah Ibn Shu’bah: “El Mensajero de Allah (P) rezaba sobre las esterillas, las pieles y el cuero curtido”.(12)

La narración, además de estar clasificada por los hermanos sunnas como débil por la presencia de Iunus Ibn Al-Hariz en la cadena de transmisión, no manifiesta que se prosternaba sobre eso, así que no se puede descartar que posara su frente sobre la tierra o lo que brota de ella. Suponiendo esta posibilidad, el hadiz y el significado que entonces tendría, no se opone a lo que mencionamos en las narraciones que hablan sobre las dos etapas mencionadas.

continua….

Notas

1. Musnad Ahmad / T.1 / P.269, 309, 303 y 358.

2. Musnad Ahmad / T.6 / P.179. En este hadiz también dice: “…estando en la mezquita le dijo a la criada: alcánzame la Jumrah”.

3. Musnad Ahmad / T.6 / P.302.

4. Musnad Ahmad / T.6 / P.331 y 335.

5. Musnad Ahmad / T.6 / P.377.

6. Musnad Ahmad / T.2 / P.92 y 98.

7. Sahih Al-Bujari / T.1 / P.101. Sahih Muslim / T.2 / P.109. Musnad Ahmad / T.1 / P.100. As-Sunan Al-Kubra / T.2 / P.106.

8. Kanzul ‘Ummal / T.8 / P.130 / H.22238.

9. Al-Musannif de Abur Raziq / T.1 / P.400. Así también es narrado en “Siratuna wa Sunanuna” / Cap. “La prosternación sobre la Turbah” / P.92.

10. Al-Bujari / T.2 7 P.64 / Sección “As-Salat” 7 Cap.”Extender la ropa en la oración para la prosternación”.

11. Ibn Al-Azir – Al-Yami’ lil Usul 7 T.5 / P.468 / H.3660.

12. Abu Dawud – As-Sunan / Cap. “Lo que se transmitió acerca de de la oración sobre Jumrah” / H.321.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here