Compartir

SHAFAQNA – por Aiatullah Ya’far Subhani : El presente estudio demuestra las razones por las cuales la escuela de pensamiento Shiíta estresa que la prosternación debe de ser sobre tierra, arena, piedra o vegetal no comestible y que no se use para la vestimenta, tomando en cuenta las tradiciones del Profeta Mohammed (BP), la Gente de su Casa AHLUL BAIT (P) y sus compañeros honorables. Tambien encontramos expuestos las diferencias y discrepancias entre los Ulama en creencia, las etapas de postración encontradas en la vida del noble Profeta (BP) así como también la explicación del uso del turbah y el de portar una Turbah de Karbalá para el Sh’ia.

La Primera Etapa

La Prosternación sobre la Tierra

1- Las dos escuelas islámicas narran del Noble Profeta (BP) que dijo: “Me fue dispuesta la tierra como lugar de prosternación y purificador”.(1)

Del hadiz se desprende que cualquier trozo de tierra es utilizable para la prosternación, y es “purificador”, refiriéndose al Taiammum o ablución seca. De acuerdo a esto, la tierra es mencionada en dos sentidos: para la prosternación a veces, y otras para el Taiammum.

En cuanto a la interpretación del hadiz de que éste se refiere a que la adoración y la prosternación a Allah no se circunscribe a un cierto lugar, sino que todo el ámbito terrestre fue dispuesto como Masyid o lugar de prosternación para todos los musulmanes (a diferencia de otras religiones que manifiestan su adoración en las iglesias y sinagogas), se puede decir que tal significado no discrepa con lo que mencionamos, ya que, si se refiere al ámbito terrestre en su totalidad como lugar de prosternación para el orante, eso implicaría sólo a los suelos naturales, los cuales son los adecuados para realizar el Taiammum o ablución seca.

Este es el significado que se desprende de lo que mencionamos, ya que, el sentido en la frase lo da su I’RAB o declinación gramatical, al mencionarse a la tierra como TAHUR (purificador) después de MASYID (lugar de prosternación) y los dos son MAF’UL (objetos directos) del verbo YU’ILAT (fue dispuesta) y el resultado es la calificación de la tierra con dos atributos, el de MASYID y el de TAHUR. Así es como lo entiende Al-Yassas, quien dice: “Aquello que fue dispuesto como MASYID o lugar de prosternación, debe ser lo mismo que aquello que fue dispuesto como TAHUR o purificador (para el Taiammum)”.(2)

Enfriar la Arcilla para Prosternarse sobre ella

2- De Yabir Ibn Abdul-lah Al-Ansari, quien dijo: “Estaba rezando la oración del mediodía con el Profeta de Allah (BP) y llevaba un trozo de arcilla prensada y la pasaba de una mano a la otra hasta que se enfriaba, para luego posar mi frente sobre ella durante la prosternación por lo intenso del calor”.(3)

En relación con esto dice Al-Baihaqui: “Si hubiera sido permitida la prosternación sobre la ropa que se está vistiendo, esto hubiera sido más fácil que enfriar un trozo de arcilla con la palma de la mano para después prosternarse sobre eso”(4), a lo cuál nosotros agregamos que si fuera permitida la prosternación sobre cualquier otra tela. ya sea una prenda que esté vistiendo o no, eso sería más fácil que enfriar un trozo de arcilla con las manos para prosternarse. Hubiera sido posible portar un pañuelo o algo parecido.

3- Narra Anas Ibn Malik: “Estábamos con el Mensajero de Allah (BP) en el intenso calor y cada uno de nosotros tomaba un guijarro entre sus manos y cuando se enfriaba, lo colocaba delante y se prosternaba sobre ello”.(5)

4- De Jabbab Ibn Al-Art, quien dijo: “Nos quejamos ante el Mensajero de Allah (BP) por lo intensa de la temperatura de la arena en nuestras frentes y palmas, pero no respondió a nuestros reclamos”.(6)

Dice Ibn Al-Azir respecto al sentido del hadiz: “Cuando ellos se quejaron de lo que les acontecía, lo que no les permitió fue que se prosternaran sobre el extremo de sus ropas”.(7)

Todo esto nos indica que la tradición en lo referente al rezo, era la prosternación solamente sobre la tierra, tanto así que el Mensajero de Allah (BP) no les permitía prosternarse sobre tela, la estuvieran vistiendo o no, siendo que él (BP) se caracterizaba por ser benevolente y compasivo para con los creyentes. Les declaraba obligatorio el posar la frente directamente sobre la tierra, aunque lo intenso del calor les molestase”.

La Orden de Empolvorarse

5- De Jalid Ibn Al-Yahni, quien dijo: “El Profeta (BP) vio a Suhaib que se prosternaba como temiendo (evitando) el polvo, entonces le dijo: “Empolvora tu rostro ¡oh Suhaib!”.(8)

Aparentemente Suhaib evitaba empolvorarse prosternándose sobre la ropa que vestía o sobre prendas sueltas, o por lo menos sobre esterillas o piedras lisas. Teniendo en cuenta esta última hipótesis, el hadiz es en todo caso una prueba de la preferencia de la prosternación sobre la tierra a la prosternación sobre las piedras o guijarros.

6- Umm Salamah narra lo siguiente: “El Profeta (BP) vio a un criado nuestro al que llamábamos Aflah, soplar cuando se prosternaba y le dijo: “¡Empolvórate, oh Aflah!”(9). Y según otra narración: “¡Oh Rubah, empolvora tu rostro!”.(10)

7- Abu Salih narra lo siguiente: “Fui a ver a Umm Salamah, y estando yo allí la fue a ver un sobrino de ella quien rezó en su casa dos ciclos de oración. Cuando se prosternó sopló el polvo. Umm Salamah le dijo: “¡No soples sobrino! Que yo he escuchado al Mensajero de Allah (BP) decirle a un criado suyo al que se lo llamaba Iasar (que soplaba): “¡Empolvora tu rostro para Allah!”.(11)

La cuestión de descubrir el Ammamah de la Frente

8- Se narra que cuando el Profeta (BP) se prosternaba se corría el Ammamah (turbante) de la frente.(12)

9- Se narra de Ali Amir Al Mu’minin (P) lo siguiente: “Cuando alguno de vosotros rece, que se corra el Ammamah del rostro, o sea, para que no se prosterne sobre el extremo del Ammamah.(13)

10- Narra Salih Ibn Haiwan As-Sabaí que el Mensajero de Allah (BP) vio a un hombre que se prosternaba a su lado, a quien el Ammamah le cubría la frente, y le corrió el Ammamah de la frente.(14)

11- De ‘Aiiad Ibn Abdul-lah Al-Qarashi quien dijo: “El Mensajero de Allah vio a un hombre que se prosternaba sobre el extremo del Ammamah y le indicó con su mano: “Levántate el Ammamah” y señaló a su frente.(15)

Estas narraciones nos muestran que la prosternación sobre la tierra era el deber establecido en la oración en ese entonces, y no hubo permiso para realizarla sobre nada más sino que sólo se permitía enfriar la arcilla. Si hubiera habido tal permiso no hubiera habido necesidad de hacer tal cosa, ni el Profeta (BP) hubiera ordenado “empolvorarse” y correrse el Ammamah de la frente.

Continúa…

Notas

1- Sahih Al-Bujari / T.1 / P.91 / Capitulo de At-Taiammum. Sunan Al-Baihaqui / T.2 / P.433.

2- Ahkamul Qur’an de Al-Yassas / T.2 / P.389. Edición Beirut.

3- Musnad Ahmad / T.3 / P.327 / “Los hadices de Yabir”. Sunan Al-Baihaqui / T.1 / P.439 / Cap. “Lo que se narra de apresurarla (a la oración) ante lo intenso del calor”.

4- Sunan Al-Baihaqui / T.2 / P.105.

5-As-Sunan Al-Kubra / T.2 / P.106.

6- Sunan Al-Baihaqui / T.2 / P.105 / Cap. “Cubrir la frente”.

7- Ibn Al-Azir / An-Nihaiah / T.2 / P.497 / materia “Reclamo”.

8- Al-Muttaqui Al-Hindi / Kanzul ‘Ummal / T.7 / P.465 / H.19810.

9- Al-Muttaqui Al-Hindi / Kanzul ‘Ummal / T.7 / P.459 / H.19776.

10- Idem / H.19777.

11- Al-Muttaqui Al-Hindi / Kanzul ‘Ummal / T.7 / P.465 / H.19810. Musnad Ahmad / T.6 / P.301

12- At-Tabaqatul Kubra / T.1 / P.151. As-Suyud ‘alal Ard” / P.41.

13- Muntajab Kanzul ‘Ummal (impreso sobre los bordes del Musnad) / T.3 / P.194.

14- Al-Baihaqui – As-Sunan Al-Kubra / T.2 / P.105.

15- Idem

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here