El Camino más seguro para los Agnósticos

63
Compartir

SHAFAQNA – Como se mencionó anteriormente, Russell afirmaba ser un agnóstico. Si tomamos esa afirmación sobre su valor nominal, entonces el mejor curso y el más seguro para él habría sido creer en un Creador y en el Día del Juicio.

Aquí hay una tradición del Emam Yafar Sadeq (as):

Ibn Abil Awya e Ibn Muqaffa estaban sentados en másyidul Haram en época de la peregrinación, con algunos de sus compañero ateos. (Fingían ser musulmanes solo para tener protección; pero siempre estaban discutiendo en contra de la creencia en Dios). Ibn Muqaffa dijo señalando hacia el espacio alrededor de la Kaaba: “¿Ves a toda esta multitud? Entre ellos no hay ninguno que pueda ser llamado un ser humano excepto aquel anciano (el Emam Yafar as-Sadeq). Con respecto a los otros, son solo animales.

Ibn Abil Awya le preguntó que ¿cómo podía decir tal cosa?

Ibn Muqaffa dijo: Porque en él encontré (las virtudes y el conocimiento) lo cual no encontré en ninguna parte.

Ibn Abil Awya dijo: Es necesario probar si lo que dices es verdad

Ibn Muqaffa trató de disuadirlo, pero Ibn Abil Awya fue hacia donde se encontraba el Emam (as). Regresó después de un rato dijo: “O Ibn Muqaffa, no es solamente un ser humano, si en verdad existe algo espiritual en este mundo, que se convierta en un cuerpo humano si así lo desea, y luego vuelva a ser un espíritu es él.

Ibn Muqaffa dijo: ¿Cómo así?

Ibn Abil Awya dijo: Me senté cerca de él. Cuando todos los otros se fueron, comenzó a hablar (sin yo preguntar nada) y dijo:

“Si es como creen los musulmanes y Él (Dios) existe como ellos (los peregrinos) dicen, entonces ellos estarían a salvo y ustedes (los ateos) estarían en problemás en la próxima vida. Y si ustedes (los ateos) tienen la razón, entonces ustedes y los creyentes estarían en iguales condiciones en la próxima vida (no habría ningún daño o perjuicio para ninguno de ustedes)”.

Yo le dije: “ Que Dios tenga misericordia de ti, ¿qué es lo que decimos nosotros y que es lo que ellos dicen? Mi creencia y su creencia no sino una”.

El Emam (as) dijo: “ ¿Cómo podría tu creencia y su creencia ser la misma? Ellos dicen que habrá una resurrección, y una recompensa y un castigo; y ellos creen que existe un Dios. ” (Y ustedes no creen en eso).

El Emam (as) quiso decir que si en realidad no existía un Dios y un Día del Juicio, como Ibn Abil Awya decía, entonces los creyentes y los incrédulos estarán en la misma posición después de la muerte. Ambos perecerán eternamente y nadie sufrirá por su creencia o por su incredulidad.

Por otra parte, si existe un Dios y un Día del Juicio, como dicen los creyentes, entonces después de la muerte los incrédulos estarían a salvo serían bendecidos, mientras que los ateos y los incrédulos no sufrirían. Por consiguiente, es el dictamen de la sabiduría tener Fe en La Creencia en Dios y en el Día del Juicio, para salvarse de la posibilidad de la desgracia y el castigo eterno.

El lector debería ver el capitulo “La apuesta de Pascal” en el libro “La Necesidad de la Religión”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here