Nuestra creencia sobre la imitación respecto a las ramas o prácticas

67
Compartir

SHAFAQNA – En cuanto a las ramas de la religión, que son las leyes prácticas, no es necesario en ellas investigar ni esforzarse, sino que lo obligatorio en ellas, cuando no se traten de cuestiones de primera necesidad, aceptadas como indudables, tales como la obligación de la oración, el ayuno y la caridad, es uno de los siguientes puntos:

1) Elaborar un dictamen mediante el estudio de las fuentes jurídicas y la observación en los argumentos de los mandatos, cuando uno está preparado para esto.

2) Practicar la precaución en sus obras, cuando uno conoce los casos en que se aplica la precaución.

3) Imitar a un muytahid que posea las condiciones necesarias: que sea juicioso, justo, que se abstenga de cometer pecados, que preserva su religión, que se oponga a sus deseos y sea obediente a la orden de su Maula (su señor), es decir, el Imam infalible.

Luego si alguien no es muytahid, ni aplica la precaución, ni imita a un muytahid que posea todas las condiciones, entonces sus devociones son inválidas y no se le aceptará, aunque rece y ayune y adore a lo largo de toda su vida, excepto que su obra esté en concordancia con la opinión de alguien a quien luego imite y que haya actuado con la intención de acercarse a Dios y para Dios, Exaltado sea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here