Súplica del Paralítico

47
Compartir

SHAFAQNA – Esta súplica, llamada la “Súplica del Paralítico”, aparece en las obras de Kaf‘amî y en el Muhaÿ ad-Da‘auât (del Saiied ibn Tâwûs). Es una súplica que Amîr al-Mu’minîn ‘Alî (a.s.) le enseñó a un joven que se había quedado paralítico a causa de los pecados y la injusticia que había cometido con su padre. Recitó esta súplica y se acostó, entonces vio al Santo Profeta (sal·la-l·lâhu ‘alaihi wa âlihi wa sal·lam) en un sueño. El Profeta frotó sus manos sobre él y dijo: “Salvaguarda el Nombre Supremo de Dios, porque tu asunto resultará bien”. Luego se despertó y halló que estaba curado.

 اَللّهُمَّ اِنّي اَسْئَلُكَ بِاسْمِكَ بِسْمِ اللّهِ الرَّحْمنِ الرَّحيمِ

al·lâhumma innî as’aluka bismika bismil·lâhi-r rahmâni-r rahîmi,

¡Oh Dios, en verdad Te suplico por Tu Nombre, “En el Nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso”.

يا ذَاالْجَلالِ وَالاِْكرامِ يا حَيُّ يا قَيّوُمُ يا حَيُّ لا اِلهَ اِلاّ اَنْتَ

iâ dha-l ÿalâli wa-l ikrâmi, iâ haiîu iâ qaîiûmu, iâ haiîu lâ ilâha il·lâ anta,

Oh Poseedor de la Majestad y la Generosidad! ¡Oh Viviente! ¡Oh Autosubsistente! ¡Oh Viviente! ¡No hay divinidad sino Tú!

ياهُوَ يامَنْ لايَعْلَمُ ماهُوَ وَلاكَيْفَ هُوَ وَلا اَيْنَ هُوَ وَلا حَيْثُ هُوَ اِلاّ هُوَ

iâ hua, iâ mal lâ ia‘lamu mâ hua, wa lâ kaifa hua, wa lâ aina hua, wa lâ haizu hua, il·lâ hua,

¡Oh Él, Sobre quien nadie sabe qué es Él, ni cómo es Él, ni donde está Él, ni de qué modo es Él, salvo Él!

ياذَاالْمُلْكِ وَالْمَلَكوُتِ ياذَاالْعِزَّةِ وَالْجَبَروُتِ

iâ dha-l mulki wa-l malakûti, iâ dha-l ‘izzati wa-l ÿabarûti,

¡Oh Poseedor del dominio y del reino! ¡Oh Poseedor de la Grandeza y la Omnipotencia!

يامَلِكُ ياقُدُّوسُ يا سَلامُ يا مُؤْمِنُ يا مُهَيْمِنُ

iâ maliku iâ quddûsu, iâ salâmu iâ mu’minu iâ muhaiminu,

¡Oh Rey! ¡Oh Santificado! ¡Oh Pacífico! ¡Oh Garantizador! ¡Oh Hegemónico!

يا عَزيزُ يا جَبّارُ يا مُتَكَبِّرُ يا خالِقُ يا بارِئُ يا مُصَوِّرُ

iâ ‘azîzu iâ ÿabbâru iâ mutakabbiru, iâ jâliqu iâ bâri’u iâ musauwiru,

¡Oh Todopoderoso! ¡Oh Compulsor! ¡Oh Sublime! ¡Oh Creador! ¡Oh Hacedor! ¡Oh Formador!

يا مُفيدُ يا مُدَبِّرُ يا شَديدُ يا مُبْدِئُ يا مُعيدُ يا مُبيدُ

iâ mufîdu iâ mudabbiru iâ shadîdu, iâ mubdi’u iâ mu‘îdu iâ mubîdu,

¡Oh Beneficiador! ¡Oh Administrador! ¡Oh Severo! ¡Oh Originador! ¡Oh Restaurador! ¡Oh Destructor!

يا وَدُودُ يا مَحْمُودُ يا مَعْبوُدُ يا بَعيدُ يا قَريبُ يا مُجيبُ يا رَقيبُ يا حَسيبُ يا بَديعُ

iâ uadûdu iâ mahmûdu iâ ma‘bûdu, iâ ba‘îdu iâ qarîbu iâ muÿîbu, iâ raqîbu iâ hasîbu iâ badî‘u,

¡Oh Afectuoso! ¡Oh Alabado! ¡Oh Adorado! ¡Oh Lejano! ¡Oh Próximo! ¡Oh Respondedor! ¡Oh Observador! ¡Oh Computador! ¡Oh Innovador!

يا رَفيعُ يا مَنيعُ يا سَميعُ يا عَليمُ يا حَليمُ يا كَريمُ

iâ rafî‘u iâ manî‘u iâ samî‘u, iâ ‘alîmu iâ halîmu iâ karîmu,

¡Oh Exaltado! ¡Oh Inexpugnable! ¡Oh Oyente! ¡Oh Conocedor! ¡Oh Indulgente! ¡Oh Generoso!

يا حَكيمُ يا قَديمُ يا عَلِيُّ يا عَظيمُ

iâ hakîmu iâ qadîmu iâ ‘alîiu iâ ‘adzîmu,

¡Oh Sabio!¡Oh Eterno! ¡Oh Elevado! ¡Oh Ingente!

يا حَنّانُ يا مَنّانُ يا دَيّانُ يا مُسْتَعانُ

hannânu iâ mannânu iâ daîiânu iâ musta‘ânu,

¡Oh Bondadoso! ¡Oh Dador de todo bien! ¡Oh Remunerador (del bien y del mal)! ¡Oh Tú cuya ayuda es buscada!

يا جَليلُ يا جَميلُ يا وَكيلُ يا كَفيلُ

iâ ÿalîlu iâ ÿamîlu iâ uakîlu iâ kafîlu,

¡Oh Majestuoso! ¡Oh Bello! ¡Oh Defensor! ¡Oh Garante!

يا مُقيلُ يا مُنيلُ يا نَبيلُ يا دَليلُ

iâ muqîlu iâ munîlu iâ nabîlu iâ dalîlu,

¡Oh Perdonador (de las faltas)! ¡Oh Cumplidor (de todos los deseos)! ¡Oh Noble! ¡Oh Guía!

يا هادي يا بادي يا اَوَّلُ يا اخِرُ يا ظاهِرُ يا باطِنُ

iâ hâdîu iâ bâdîu, iâ auwalu iâ âjiru, iâ dzâhiru iâ bâtinu,

¡Oh Orientador! ¡Oh Comenzador! ¡Oh Primero! ¡Oh Último! ¡Oh Manifiesto! ¡Oh Oculto!

يا قآئِمُ يا دآئِمُ يا عالِمُ يا حاكِمُ

iâ qâ’imu iâ dâ’imu, iâ ‘âlimu iâ hâkimu,

¡Oh Establecido! ¡Oh Eterno! ¡Oh Conocedor! ¡Oh Soberano!

يا قاضي يا عادِلُ يا فاصِلُ يا واصِلُ

iâ qâdîu iâ ‘âdilu, iâ fâsilu iâ uâsilu,

¡Oh Determinador! ¡Oh Justo! ¡Oh Quien está Separado (de la gente)! ¡Oh Unido (con la misma)!

يا طاهِرُ يا مُطَهِّرُ يا قادِرُ يا مُقْتَدِرُ يا كَبيرُ يا مُتَكَبِّرُ

tâhiru iâ mutahhiru, iâ qâdiru iâ muqtadîru, iâ kabîru iâ mutakabbiru,

¡Oh Puro!¡Oh Purificador! ¡Oh Poderoso! ¡Oh Omnipotente! ¡Oh Grande! ¡Oh Sublime!

يا واحِدُ يا اَحَدُ يا صَمَدُ

iâ uâhidu iâ ahadu iâ samadu,

¡Oh Uno! ¡Oh Único! ¡Oh Eterno!

يا مَنْ لَمْ يَلِدْ وَلَمْ يُولَدْ وَلَمْ يَكُنْ لَهُ كُفُوا اَحَدٌ

iâ mal lam ialid wa lam iûlad, wa lam iakul lahu kufuwan ahadun,

¡Oh Aquel que no engendró, ni fue engendrado, y no hay nada que se le asemeje! (Corán, 112:3-4).

وَلَمْ يَكُنْ لَهُ صاحِبَةٌ وَلا كانَ مَعَهُ وَزيرٌ

wa lam iakul lahu sahibatuw wa lâ kâna ma‘ahu uazîruw,

“Y que no tiene consorte” (Corán, 6:101), y junto al cual no hay visir,

وَلاَ اتَّخَذَ مَعَهُ مُشيرا وَلاَ احْتاجَ اِلی ظَهيرٍ

wa lat-tajadha ma‘ahu mushîrân, wa la-htâÿa ilâ dzahîriw,

Y no ha tomado a nadie como consejero, ni necesita de ningún ayudante

وَلا كانَ مَعَهُ مِنْ اِلهٍ غَيْرُهُ لا اِلهَ اِلاّ اَنْتَ

wa la kâna ma‘ahu min ilâhin gairuhu, lâ ilâha il·lâ anta,

y no hay con El otra divinidad que no sea El. No hay más dios que Tú,

فَتَعالَيْتَ عَمّا يَقُولُ الظّالِمُونَ عُلُوّا كَبيرا

fata‘âlaita ‘ammâ iaqûludz-dzâlimûna ‘uluwan kabîrân,

¡Exaltado seas, entonces estás por encima de lo que los injustos dicen, con una gran exaltación!

يا عَلِيُّ يا شامِخُ يا باذِخُ

iâ ‘aliîu iâ shâmiju iâ bâdhiju,

¡Oh Elevado! ¡Oh Sublime! ¡Oh Glorioso!

يا فَتّاحُ يا نَفّاحُ يا مُرْتاحُ يا مُفَرِّجُ

iâ fattâhu iâ naffâhu iâ murtâhu iâ mufarriÿu,

¡Oh Desplegador (de las mercedes)! ¡Oh Dadivoso! ¡Oh Quien brinda alegría! ¡Oh Otorgador del alivio!

يا ناصِرُ يا مُنْتَصِرُ يا مُدْرِكُ يا مُهْلِكُ يا مُنْتَقِمُ

iâ nâsiru iâ muntasiru, iâ mudriku iâ muhliku iâ muntaqimu,

¡Oh Auxiliador! ¡Oh Victorioso! ¡Oh Quien comprende (a Sus siervos)! ¡Oh Exterminador! ¡Oh Vengador!

يا باعِثُ يا وارِثُ يا طالِبُ يا غالِبُ

iâ bâ‘izu iâ uârizu, iâ tâlibu iâ gâlibu,

¡Oh Resurrector! ¡Oh Heredero (de los seres)! ¡Oh Solicitador! ¡Oh Vencedor!

يا مَنْ لا يَفُوتُهُ هارِبٌ

ia mal lâ iafûtuhu hâribun,

¡Oh Aquel de quien ningún fugitivo puede escapar!

يا تَوّابُ يا اَوّابُ يا وَهّابُ

iâ tauwâbu iâ auwâbu iâ uahhâbu,

¡Oh Aceptador del arrepentimiento! ¡Oh Perdonador! ¡Oh Munífico!

يا مُسَبِّبَ الاْسْبابِ يا مُفَتِّحَ الاْبْوابِ يا مَنْ حَيْثُ ما دُعِيَ اَجابَ

iâ musabbiba-l asbâbi, iâ mufattiha-l abuâbi, iâ man haizu mâ du‘ia aÿâba,

¡Oh Originador de las causas! ¡Oh franqueador de las puertas! ¡Oh Aquel que responde dondequiera que sea invocado!

يا طَهُورُ يا شَكُورُ يا عَفُوُّ يا غَفُورُ

tahûru iâ shakûru iâ ‘afûwu iâ gafûru,

¡Oh Purificador! ¡Oh Agradecido! ¡Oh Dispensador! ¡Oh Perdonador!

يا نُورَ النُّورِ يا مُدَبِّرَ الاُْموُرِ

iâ nûran-nûri, iâ mudabbira-l umûri,

¡Oh Luz de luces! ¡Oh Administrador de todos los asuntos!

يا لَطيفُ يا خَبيرُ يا مُجيرُ

iâ latifu iâ jabîru iâ muÿîru,

¡Oh Benévolo! ¡Oh Informado! ¡Oh Protector!

يا مُنيرُ يا بَصيرُ يا ظَهيرُ يا كَبيرُ

iâ munîru iâ basîru iâ dzahîru iâ kabîru,

¡Oh Iluminador! ¡Oh Vidente! ¡Oh Secundador! ¡Oh Grande!

يا وِتْرُ يا فَرْدُ يا اَبَدُ يا سَنَدُ يا صَمَدُ

iâ uitru iâ fardu iâ abadu, iâ sanadu iâ samadu,

¡Oh Impar! ¡Oh Solitario! ¡Oh Eternidad sin fin! ¡Oh Soporte! ¡Oh Eterno!

يا كافي يا شافي يا وافي يا مُعافي

iâ kâfî iâ shâfî iâ uâfî iâ mu‘âfî,

¡Oh Otorgador de la suficiencia! ¡Oh Sanador! ¡Oh Cumplidor (de las promesas)! ¡Oh Restituidor de la salud!

يا مُحْسِنُ يا مُجْمِلُ يا مُنْعِمُ يا مُفْضِلُ يا مُتَكَرِّمُ يا مُتَفَرِّدُ

iâ muhsinu iâ muÿmilu iâ mun‘imu, iâ mufdilu iâ mutakarrimu iâ mutafarridu,

¡Oh Benefactor! ¡Oh Embellecedor! ¡Oh Agraciador! ¡Oh Otorgador de favores! ¡Oh Concededor de nobleza! ¡Oh Tú que no tiene paraigual!

يا مَنْ عَلا فَقَهَرَ يا مَنْ مَلَكَ فَقَدَرَ يا مَنْ بَطَنَ فَخَبَرَ يا مَنْ عُبِدَ فَشَكَرَ يا مَنْ عُصِيَ فَغَفَرَ

iâ man ‘alâ faqahara, iâ mam malaka faqadara, iâ mam batana fajabara, iâ man ‘ubida fashakara, iâ man ‘usia fagafara,

¡Oh Aquel que se encuentra elevado y domina! ¡Oh Aquel que es Señor de todo y ejerce un poder absoluto! ¡Oh Aquel que estando oculto está bien informado! ¡Oh Aquel que siendo adorado agradece! ¡Oh Aquel que siendo desobedecido perdona!

يا مَنْ لا تَحْويهِ الْفِكَرُ وَلا يُدْرِكُهُ بَصَرٌ وَلا يَخْفى عَلَيْهِ اَثَرٌ

iâ mal lâ tahuîhi-l fikaru, wa lâ iudrikuhu basaruw, wa lâ iajfâ ‘alaihi azarun,

¡Oh Aquel a quien el pensamiento no abarca! ni la vista alcanza y para el cual ninguna huella está oculta!

يا رازِقَ الْبَشَرِ يا مُقَدِّرَ كُلِّ قَدَرٍ

iâ râziqal-bashari, iâ muqaddira kul·li qadarin,

¡Oh Sustentador de los hombres! ¡Oh Determinador de todo destino!

يا عالِيَ الْمَكانِ يا شَديدَ الاْرْكانِ يا مُبَدِّلَ الزَّمانِ

iâ ‘âlia-l makâni, iâ shadîda-l arkâni, iâ mubaddila-z zamâni,

¡Oh Tú de posición exaltada! ¡Oh Tú de firmes soportes! ¡Oh Variador del tiempo!

يا قابِلَ الْقُرْبانِ يا ذَاالْمَنِّ وَالاِْحْسانِ يا ذَاالْعِزَّةِ وَالسُّلْطانِ

iâ qâbila-l qurbâni, iâ dha-l manni wa-l ihsâni, iâ dhal ‘izzati wa-s sultâni,

¡Oh Aceptador de los sacrificios! ¡Oh Poseedor de los favores y la benevolencia! ¡Oh Poseedor de la Grandeza y la autoridad!

يا رَحيمُ يا رَحمنُ يا مَنْ هُوَ كُلَّ يَوْمٍ في شَاْنٍ

iâ rahîmu iâ rahmânu, iâ man hua kul·la iaumin fî sha’nin,

¡Oh Compasivo! ¡Oh Misericordioso! ¡Oh Aquel que “cada día se ocupa de un (nuevo) asunto” (Corán, 57:29)!

يا مَنْ لا يَشْغَلُهُ شَاْنٌ عَنْ شَاْنٍ يا عَظيمَ الشَّاْنِ يا مَنْ هُوَ بِكُلِّ مَكانٍ

iâ mal lâ iashgaluhu sha’nun ‘an sha’nin, iâ ‘adzîma-sh sha’ni, iâ man hua bikul·li makânin,

¡Oh Aquel a quien una actividad no le distrae de otra! ¡Oh Tú el de rango inmenso! ¡Oh Aquel que está en todo lugar!

يا سامِعَ الاْصْواتِ يا مُجيبَ الدَّعَواتِ يا مُنْجِحَ الطَّلِباتِ يا قاضِيَ الْحاجاتِ

iâ sâmi‘a-l asuâti, iâ muÿîbad-da‘auâti, iâ munÿihattalibâti, iâ qâdîa-l hâÿâti,

¡Oh Aquel que oye todos los sonidos! ¡Oh Aquel que responde las súplicas! ¡Oh Aquel que hace prosperar los ruegos! ¡Oh Aquel que satisface las necesidades!

يا مُنْزِلَ الْبَرَكاتِ يا راحِمَ الْعَبَراتِ يا مُقيلَ الْعَثَراتِ

iâ munzila-l barakâti, iâ râhimal ‘abarâti, iâ muqîlal ‘azarâti,

¡Oh Aquel que hace descender las bendiciones! ¡Oh Aquel que se apiada de los sollozos! ¡Oh Aquel que anula los deslices!

يا كاشِفَ الْكُرُباتِ يا وَلِيَّ الْحَسَناتِ يا رافِعَ الدَّرَجاتِ

iâ kâshifa-l kurubâti, iâ ualîia-l hasanâti, iâ râfi‘ad-daraÿâti,

¡Oh Aquel que remueve las aflicciones! ¡Oh Poseedor de las cosas buenas! ¡Oh Aquel que exalta (a los hombres) en rangos!

يا مُؤْتِيَ السُّؤُلاتِ يا مُحْيِيَ الاَمْواتِ يا جامِعَ الشَّتاتِ يا مُطَّلِعاً عَلَى النِّيّاتِ

iâ mu’tias-su’ulâti, iâ muhiâ-l amuâti, iâ ÿâmi‘ash-shatâti, iâ muttali‘an ‘ala-n niiâti,

¡Oh Aquel que concede las peticiones! ¡Oh Aquel que da vida a los muertos! ¡Oh Aquel que reúne lo disperso! ¡Oh Aquel que está informado de todas las intenciones!

يا رادَّ ما قَدْ فاتَ يا مَنْ لا تَشْتَبِهُ عَلَيْهِ الاْصْواتُ

iâ râdda mâ qad fâta, iâ mal lâ tashtabihu ‘alaihi-l asuâtu,

¡Oh Aquel que devuelve lo pasado (y que ya no está al alcance)! ¡Oh Aquel a quien no se le confunden las diferentes voces!

يا مَنْ لا تُضْجِرُهُ الْمَسْئَلاتُ وَلا تَغْشاهُ الظُّلُماتُ يا نُورَ الاَرْضِ والسَّمواتِ

iâ mal lâ tudÿiruhu-l mas’alâtu, wa lâ tagshâhudz-dzulumâtu, iâ nûra-l ardi wa-s samâuâti,

¡Oh Aquel a quien las peticiones no fastidian y a quien las sombras no cubren! ¡Oh Luz de la tierra y de los cielos!

يا سابِغَ النِّعَمِ يا دافِعَ النِّقَمِ يا بارِئَ النَّسَمِ يا جامِعَ الاُمَمِ يا شافِيَ السَّقَمِ

iâ sâbiga-n ni‘ami, iâ dâfi‘a-n niqami, iâ bâri’a-n nasami, iâ ÿâmi‘a-l umami, iâ shâfia-s saqami,

¡Oh Abundante en dones! ¡Oh Repeledor de adversidades! ¡Oh Creador de las almas! ¡Oh Aquel que congrega a las naciones! ¡Oh Sanador de las enfermedades!

يا خالِقَ النُّورِ وَالظُّلَمِ يا ذَاالْجُودِ وَالْكَرَمِ يا مَنْ لا يَطَاءُ عَرْشَهُ قَدَمٌ

iâ jâliqa-n nûri wadz-dzulami, iâ dha-l ÿûdi wa-l karami, iâ mal lâ iata’u ‘arshahu qadamun,

¡Oh Creador de la luz y las tinieblas! ¡Oh Señor de munificencia y generosidad! ¡Oh Aquel sobre cuyo trono (Grandeza) ningún pie pisa!

يا اَجْوَدَ الاْجْوَدينَ يا اَكْرَمَ الاْكْرَمينَ يا اَسْمَعَ السّامِعينَ يا اَبْصَرَ النّاظِرينَ

iâ aÿuada-l aÿuadîna, iâ akrama-l akramîna, iâ asma‘a-s sâmi‘îna, iâ absara-n nâdzirîna,

¡Oh (Tú) el más Munífico de los Muníficos!¡Oh (Tú) el más Generoso de los Generosos! ¡Oh (Tú) el que más oye de entre los que oyen! ¡Oh (Tú) el que más ve de entre quienes ven!

يا جارَ الْمُسْتَجيرينَ يا اَمانَ الْخائِفينَ يا ظَهْرَ اللاّجينَ

iâ ÿâra-l mustaÿîrîna, iâ amâna-l jâ’ifîna, iâ dzahra-l lâÿîna,

¡Oh Protector de quienes buscan Refugio! ¡Oh Otorgador de seguridad a los temerosos! ¡Oh Asilo de los refugiados!

يا وَلِيَّ الْمُؤْمِنينَ يا غِياثَ الْمُسْتَغيثينَ يا غايَةَ الطّالِبينَ

iâ ualîia-l mu’minîna, iâ giâza-l mustagîzîna, iâ gâiata-t talibîna,

¡Oh Tutor de los creyentes! ¡Oh Auxiliador de quienes solicitan auxilio! ¡Oh Objetivo de los buscadores!

يا صاحِبَ كُلِّ غَريبٍ يا مُونِسَ كُلِّ وَحيدٍ يا مَلْجَاَ كُلِّ طَريدٍ يا مَاْوى كُلِّ شَريدٍ

sahiba kul·li garîbin, iâ mûnisa kul·li uahîdin, iâ malÿa’a kul·li tarîdin, iâ ma’uâ kul·li sharîdin,

¡Oh Compañero de todo expatriado! ¡Oh (Amigo) Íntimo de todo solitario! ¡Oh Refugio de los proscriptos! ¡Oh Cobijo de los errantes!

يا حافِظَ كُلِّ ضآلَّةٍ يا راحِمَ الشَّيْخِ الْكَبيرِ

hâfidza kul·li dâl·latin, iâ rahimas-shaiji-l kabîri,

¡Oh Guardián de todo lo perdido! ¡Oh Aquel que es Misericordioso con el anciano!

يا رازِقَ الّطِفْلِ الصَّغيرِ يا جابِرَ الْعَظْمِ الْكَسيرِ يا فاكَّ كُلِّ اَسيرٍ

iâ râziqa-t tifli-s sagîri, iâ ÿâbiral ‘adzmi-l kasîri, iâ fâkka kul·li asîrin,

¡Oh Aquel que provee del sustento al niño pequeño! ¡Oh Aquel que une los huesos rotos! ¡oh Aquel que libera a los prisioneros!

يا مُغْنِيَ الْبآئِسِ الْفَقيرِ يا عِصْمَةَ الْخائِفِ الْمُسْتَجيرِ يا مَنْ لَهُ التَّدْبيرُ وَالتَّقْديرُ

iâ mugnia-l bâ’isi-l faqîri, iâ ‘ismata-l jâ’ifi-l mustaÿîri, iâ mal lahu-t tadbîru ua-t taqdîri,

¡Oh Enriquecedor del menesteroso pobre! ¡Oh defensa del temeroso que busca protección! ¡Oh Aquel que Administra y determina!

يا مَنِ الْعَسيرُ عَلَيْهِ سَهْلٌ يَسيرٌ يا مَنْ لا يَحْتاجُ اِلى تَفْسيرٍ

iâ mani-l ‘asîru ‘alaihi sahlun iasîrun, iâ mal lâ iahtâÿu ilâ tafsîrin,

¡Oh Aquel para quien lo difícil es fácil y sencillo! ¡Oh Aquel que jamás necesita una explicación!

يا مَنْ هُوَ عَلى كُلِّ شَيْءٍ قَديرٌ يا مَنْ هُوَ بِكُلِّ شَيْءٍ خَبيرٌ

iâ man hua ‘alâ kul·li shai’in qadîrin, iâ man hua bikul·li shai’in jabîrin,

¡Oh Aquel que “es poderoso sobre todas las cosas (Corán, 5:120)! ¡Oh Aquel que está informado de todo!

يا مَنْ هُوَ بِكُلِّ شَيْءٍ بَصيرٌ

iâ man hua bikul·li shai’im basîrin,

¡Oh Aquel que ve todas las cosas!

يا مُرْسِلَ الرِّياحِ يا فالِقَ الاِْصْباحِ يا باعِث الاْرْواحِ

iâ mursila-r-riiâhi, iâ fâliqa-l ishi, iâ bâ‘iza-l aruâhi,

¡Oh Tú que envías los vientos! ¡Oh Hendidor del alba! ¡Oh Resurrector de los espíritus!

يا ذَاالْجُودِ وَالسَّماحِ يا مَنْ بِيَدِهِ كُلُّ مِفْتاحٍ

iâ dha-l ÿûdi ua-s samâhi, iâ mam bi iadihi kul·lu miftâhin,

¡Oh Señor de la Munificencia y la Indulgencia! ¡Oh Aquel en cuya mano están todas las llaves! ¡Oh

يا سامِعَ كُلِّ صَوْتٍ يا سابِقَ كُلِّ فَوْتٍ يا مُحْيِيَ كُلِّ نَفْسٍ بَعْدَ المَوْتِ

iâ sâmi‘a kul·li sautin, iâ sâbiqa kul·li fautin, iâ muhia kul·li nafsim ba‘da-l mauti,

Escuchador de todas las voces! ¡Oh Aquel que precede a cada cosa que pasa! ¡Oh Vivificador de las almas después de la muerte!

يا عُدَّتي في شِدَّتي يا حافِظي في غُرْبَتي يا مُونِسي في وَحْدَتي يا وَلِيّي في نِعْمَتي

iâ ‘uddatî fî shiddatî, iâ hâfidzî fî gurbatî, iâ mûnisî fî uahdatî, iâ ualîî fî ni‘matî,

¡Oh mi Provisión en mi dificultad! ¡Oh mi Protector en mi exilio! ¡Oh mi Amigo Intimo en mi soledad! ¡Oh mi Patrono de las dádivas!

يا كَهْفي حينَ تُعْيينِى الْمَذاهِبُ وَتُسَلِّمُني الاْقارِبُ وَيَخْذُلُني كُلُّ صاحِبٍ

iâ kahfi hîna tu‘îini-l madhâhibu, wa tusal·limuni-l aqâribu, wa iajdhulunî kul·lu sâhibin,

¡Oh mi Cobijo cuando todos los caminos se cierran, cuando los parientes me entregan (a los peligros) y cuando me abandonan todos los compañeros!

يا عِمادَ مَنْ لا عِمادَ لَهُ يا سَنَدَ مَنْ لا سَنَدَ لَهُ

iâ ‘imâda mal lâ ‘imâda lahu, iâ sanada mal lâ sanada lahu,

¡Oh Apoyo de quien no tiene apoyo! ¡Oh Soporte de quien no tiene soporte!

يا ذُخْرَ مَنْ لا ذُخْرَ لَهُ يا حِرْزَ مَنْ لا حِرْزَ لَهُ يا كَهْفَ مَنْ لا كَهْفَ لَهُ

iâ dhujra mal lâ dhujra lahu, iâ hirza mal lâ hirza lahu, iâ kahfa mal lâ kahfa lahu,

¡Oh Provisión de quien no tiene provisión! ¡Oh Refugio de quien no tiene refugio! ¡Oh Cobijo de quien no tiene cobijo!

يا كَنْزَ مَنْ لا كَنْزَ لَهُ يا رُكْنَ مَنْ لا رُكْنَ لَهُ

iâ kanza mal lâ kanza lahu, iâ rukna mal lâ rukna lahu,

¡Oh Tesoro de quien no tiene tesoro! ¡Oh Pilar de quien no tiene pilar!

يا غِياثَ مَنْ لا غِياثَ لَهُ يا جارَ مَنْ لا جارَ لَهُ

iâ giâza mal lâ giâza lahu, iâ ÿâra mal lâ ÿâra lahu,

¡Oh Auxiliador de quien no tiene auxiliador! ¡Oh albergador de quien está desamparado!

يا جارِيَ اللَّصيقَ يا رُكْنِيَ الْوَثيقَ يا اِلهي بِالتَّحْقيقِ يا رَبَّ الْبَيْتِ الْعَتيقِ

iâ ÿâria-l lasîqa, iâ ruknia-l uazîqa, iâ ilâhî bi-t tahqîqi, iâ rabba-l baiti-l ‘atîqi,

¡Oh mi Albergador permanente! ¡Oh mi firme Soporte! ¡Oh Tú que eres terminantemente mi Ser Adorado! ¡Oh Señor de la Casa Antigua (la Ka’bah)!

يا شَفيقُ يا رَفيقُ فُكَّني مِنْ حَلَقِ الْمَضيقِ وَاصْرِفْ عَنّي كُلَّ هَمٍّ وَغَمٍّ وَ ضيقٍ

iâ shafîqu iâ rafîqu, fukkanî min halaqi-l madîqi, wasrif ‘annî kul·la hammiw wa gammiw wa dîqin,

¡Oh Afectuoso! ¡Oh Compañero! Líbrame de las cadenas de la estrechez, aleja de mí toda pena, aflicción y estrechez.

وَاكْفِني شَرَّ ما لا اُطيقُ وَاَعِنّي عَلى ما اُطيقُ

wakfinî sharra ma lâ utiqu, wa a‘innî ‘alâ ma utîqu,

¡Protégeme del mal de lo que no puedo soportar y ayúdame en aquello que puedo soportar!

يا رآدَّ يُوسُفَ عَلى يَعْقُوبَ يا كاشِفَ ضُرِّ اَيُّوبَ يا غافِرَ ذَنْبِ داوُدَ

iâ râdda iûsufa ‘alâ ia‘qûba, iâ kâshifa durri aîîûba, iâ gâfira dhanbi dâuda,

¡Oh Aquel que devolvió José a Jacob (Corán, 21:99)! ¡Oh Aquel que alivió el dolor a Job (Corán, 21:84)! ¡Oh Aquel que perdonó la falta de David (Corán, 38:26)!

يا رافِعَ عيسَى بْنِ مَرْيَمَ وَ مُنْجِيَهُ مِنْ اَيْدِي الْيَهوُدِ

iâ râfi‘a ‘îsa ibna mariama wa munÿiîahu min aidi-l iahûdi,

¡Oh Aquel que elevó (a los cielos) a Jesús el hijo de María y le salvó de las manos de los judíos (Corán 4:157-158)!

يا مُجيبَ نِدآءِ يُونُسَ في الظُّلُماتِ يا مُصْطَفِىَ مُوسى بِالْكَلِماتِ

iâ muÿîba nidâ’i iûnusa fidz-dzulumâti, iâ mustafâ mûsâ bi-l kalimâti,

¡Oh Aquel que respondió la llamada de Jonás en la oscuridad (Corán, 21:87-88) ¡Oh Aquel que escogió a Moisés para revelarle (Sus Palabras), (Corán, 19:51-52)!

يا مَنْ غَفَرَ لاِدَمَ خَطيَئَتَهُ وَرَفَعَ اِدْريسَ مَكانا عَلِيّاً بِرَحْمَتِهِ

iâ man gafara li âdama jati’atahu, wa rafa’a idrîsa makânan ‘aliîam birahmatihi,

¡Oh Aquel que perdonó su error a Adán (Corán, 2:37) y elevó a Idris a una posición exaltada por Su misericordia (Corán, 19:56-57)

يا مَنْ نَجّى نُوحاً مِنَ الْغَرَقِ، يا مَنْ اَهْلَكَ عاداً الاْوُلى وَثَمُودَ فَما اَبْقى

iâ man naÿâ nûham mina-l garaqi, iâ man ahlaka ‘âdanil ûlâ wa zamuda famâ abqâ,

¡Oh Aquel que salvó a Noé de ahogarse (Corán, 21:76). ¡Oh Aquel que “exterminó a las antiguas gentes de ‘Ad y a los de Zamud, sin dejar ninguno,

وَقَوْمَ نوُح مِنْ قَبْلُ اِنَّهُمْ كانُوا هُمْ اَظْلَمَ وَاَطْغى،

wa qauma nûhim min qablu, innahum kânû hum adzlama wa atgâ,

y antes al pueblo de Noé (porque) ciertamente fueron más injustos y rebeldes-

وَالْمُؤْتَفِكَةَ اَهْوى يا مَنْ دَمَّرَ عَلى قَوْمِ لوُط وَدَمْدَمَ عَلى قَوْمِ شُعَيْب،

ua-l mu’tafikata ahuâ, iâ man dammara ‘alâ qaumi lûtiw, wa damdama ‘alâ qaumi shu’aibii,

y que derribó a “al-Mu’tafikah” (nombre de las ciudades del pueblo de Lot)” (Corán, 53: 50-53) ¡Oh Aquel que destruyó al pueblo de Lot (Corán, 26:172)! y aniquiló al pueblo de Shu’ayb (Jetró) (Corán, 26:189)

يا مَنِ اتَّخَذَ اِبْراهيمَ خَليلاً، يا مَنِ اتَّخَذَ مُوسى كَليماً وَاتَّخَذَ مُحَمَّداً صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَآلِهِ وَعَلَيْهِمْ اَجْمَعينَ حَبيباً،

iâ mani-t tajadha ibrâhima jalilân, iâ mani-t tajadha mûsâ kalîmân, ua-t tajadha muhammadân, sal·lal lâhu ‘alaihi wa âlihi wa ‘alaihim aÿma’îna habîbân,

¡Oh Aquel que “eligió a Abraham por fiel amigo” (Corán, 4:125)! ¡Oh Aquel que eligió a Moisés para hablarle (Corán, 4:164)! Y eligió a Muhammad (s.a.w.) -Dios le bendiga a él, a su familia y a todos ellos- como (Su) bienamado!

يا مُؤْتِىَ لُقْمانَ الْحِكْمَةَ وَالْواهِبَ لِسُلَيْمانَ مُلْكاً لا يَنْبَغى لاَِحَد مِنْ بَعْدِهِ،

ia mu’tia luqmana-l hikmata, ua-l uâhiba li sulaimâna mulkal lâ ianbagî li ahadim mim ba‘dihi,

¡Oh Aquel que otorgó la sabiduría a Luqman (Corán, 31:12) y agració a Salomón con “un reino tal que a nadie corresponder poseer después de él” (Corán,38:35).

يا مَنْ نَصَرَ ذَا الْقَرْنَيْنِ عَلَى الْمُلُوكِ الْجَبابِرَةِ،

iâ man nasara dha-l qarnaini ‘ala-l mulûki-l ÿabâbirati,

Y le dio a Dhul-l-Qarnayn (el Bicornio) la victoria sobre los reyes tiránicos!

يا مَنْ اَعْطَى الْخِضْرَ الْحَيوةَ، وَرَدَّ لِيٌوشَعَ بْنِ نوُن الشَّمْسَ بَعْدَ غرُوُبِها

iâ man a‘ta jidra-l haiâta, wa radda li iûsha‘a bni nûnini-sh shamsa ba‘da gurûbihâ,

Y le otorgó a Jidr (el Profeta Verde) la Vida (inmortal) (Corán, 18:66-83)! E hizo que el sol volviese para Josué el hijo de Nun, después de su puesta! (Corán, 18:59-65).

يا مَنْ رَبَطَ عَلى قَلْبِ اُمِّ مُوسى وَاَحْصَنَ فَرْجَ مَرْيَمَ ابْنَتِ عِمْرانَ،

iâ man rabata ‘alâ qalbi ummi mûsâ, wa ahsana farÿa mariama-bnati ‘imrâna,

¡Oh Aquel que confortó el corazón de la madre de Moisés (Corán, 20:40) y preservó la virginidad de María, la hija de ‘Imran (Corán, 19:16-34)!

يا مَنْ حَصَّنَ يَحْيَى بْنَ زَكَرِيّا مِنَ الذَّنْبِ وَسَكَّنَ عَنْ مُوسَى الْغَضَبَ،

iâ man hassana iahiâ bna zakarîiâ mina-dh dhanbi, wa sakkana ‘am mûsa-l gadaba,

¡Oh Aquel que hizo a Juan, el hijo de Zacarías, protegido del pecado (Corán, 19:12-15) Y aplacó la cólera de Moisés (respecto a su hermano y su pueblo) (Corán, 8:150-151)!

يا مَنْ بَشَّرَ زَكَرِيّا بِيَحْيى، يا مَنْ فَدا اِسْماعيلَ مِنَ الذَّبْحِ بِذِبْح عَظيم،

 iâ mam bash·shara zakarîiâ bi iahiâ, iâ man fadâ isma‘îla mina-dh dhabhi bi dhibhin ‘adzîmin,

¡ Oh Aquel que albrició a Zacarías (el nacimiento) de Juan (Corán, 19:7)! ¡Oh Aquel que rescató a Ismael del sacrificio “con un sacrificio inmenso” (Corán, 37:107).

يا مَنْ قَبِلَ قُرْبانَ هابيلَ وَجَعَلَ اللَّعْنَةَ عَلى قابيلَ،

iâ man qabila qurbâna hâbîla, wa ÿa’ala-l la‘nata ‘alâ qâbîla,

¡Oh Aquel que aceptó el sacrificio de Abel! Y dispuso la maldición sobre Caín (Corán, 5:27-30)!

يا هازِمَ الاَْحْزابِ لُِمحَمَّد صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَآلِهِ، صَلِّ عَلى مُحَمَّد وَآلِ مُحَمَّدِ

iâ hâzima-l ahzâbi li muhammadin, sal·lal lâhu ‘alaihi wa âlihi, sal·li ‘alâ muhammadiw wa âli muhammadiw,

¡Oh Aquel que derrotó a las huestes coaligadas contra Muhammad -Dios le bendiga a él y a su familia-! ¡Bendice a Muhammad, y a la familia de Muhammad

وَ عَلى جَميعِ الْمُرْسَلينَ وَمَلائِكَتِكَ الْمُقَرَّبينَ وَاَهْلِ طاعَتِكَ اَجْمَعينَ،

 wa ‘alâ ÿamî‘i-l mursalîna, wa malâ’ikatika-l muqarrabîna, wa ahli tâ‘atika aÿma‘îna,

y a todos los mensajeros y a tus ángeles próximos y a todos cuantos Te obedecen!

وَاَسْأَلُكَ بِكُلِّ مَسْأَلَة سَأَلَكَ بِها اَحَدٌ مِمَّنْ رَضيتَ عَنْهُ، فَحَتَمْتَ لَهُ عَلَى الاِْجابَةِ

wa as’aluka bi kul·li mas’alatin sa’alaka bihâ ahadum mimmar radîta ‘anhu, fahatamta lahu ‘ala-l iÿâbati,

Y Te imploro con las peticiones que Te han dirigido quienes han sido objeto de Tu complacencia y cuya respuesta les aseguraste.

يا اَللهُ يا اَللهُ يا اَللهُ، يا رَحْمنُ يا رَحمنُ يا رَحْمنُ، يا رَحيمُ يا رَحيمُ يا رَحيمُ،

iâ al·lâhu iâ al·lâhu iâ al·lâhu, iâ rahmânu iâ rahmânu iâ rahmânu, iâ rahîmu iâ rahîmu iâ rahîmu,

¡Oh Dios! ¡Oh Dios! ¡Oh Dios! ¡Oh Compasivo! ¡Oh Compasivo! ¡Oh Compasivo! ¡Oh Misericordioso! ¡Oh Misericordioso! ¡Oh Misericordioso!

يا ذَا الْجَلالِ وَالاِْكُرامِ يا ذَا الْجَلالِ وَ الاِْكْرامِ يا ذَا الْجَلالِ وَالاِْكْرامِ،

iâ dha-l ÿalâli ua-l ikrâmi, ia dha-l ÿalâli ua-l ikrâmi, iâ dha-l ÿalâli ua-l ikrâmi,

¡Oh Señor de la Majestad y la Generosidad! ¡Oh Señor de la Majestad y la Generosidad! ¡Oh Señor de la Majestad y la Generosidad!

بِهِ بِهِ بِهِ بِهِ بِهِ بِهِ بِهِ

bihi bihi bihi bihi bihi bihi bihi,

¡Por El! ¡Por El! ¡Por El! ¡Por El! ¡Por El! ¡Por El! ¡Por El!

اَسْأَلُكَ بِكُلِّ اسْم سَمَّيْتَ بِهِ نَفْسَكَ

 as’aluka bi kul·li-smin sammaita bihi nafsaka,

Te pido por todos los Nombres con los que Tú mismo Te has nombrado

اَوْ اَنْزَلْتَهُ فى شَْيء مِنْ كُتُبِكَ اَوِ اسْتَأثَرْتَ بِهِ فِى عِلْمِ الْغَيْبِ عِنْدَكَ،

 au anzaltahu fî shaiim min kutubika, au ista’zarta bihi fî ‘ilmi-l gaibi ‘indaka,

o que has hecho descender en algunas de Tus escrituras o que Tú has reservado en Tu conocimiento de lo invisible.

وَبِمَعاقِدِ الْعِزِّ مِنْ عَرْشِكَ، وَبِمُنْتَهَى الرَّحْمَةِ مِنْ كِتابِكَ،

wa bi ma‘âqidi-l ‘izzi min ‘arshika, wa bi muntahâ-r rahmati min kitâbika,

Y (te pido) por las junturas del poder de Tu Trono, por el extremo de la Misericordia (dispuesta) en Tu Libro (El Corán).

وَبِما لَوْ اَنَّ ما فِى الاَْرْضِ مِنْ شَجَرَة اَقْلامٌ وَالْبَحْرُ يَمُدُّهُ مِنْ بَعْدِهِ سَبْعَةُ اَبْحُر

wa bimâ lau anna mâ fi-l ardi min shaÿaratin aqlâmun, ua-l bahru iamudduhu mim ba‘dihi sab‘atu abhurin,

Y por (aquellas palabras) que “aun cuando todos los árboles de la tierra (fuesen) cálamos y el océano (fuese tinta) y se le sumasen siete océanos más,

ما نَفِدَتْ كَلِماتُ اللهِ اِنَّ اللهَ عَزيزٌ حَكيمٌ

mâ nafidat kalimâtu-l·lâhi, innal·lâha ‘azîzun hakîmun,

(no serían suficientes para que se agotaran) las palabras de Dios. En verdad Dios es Poderoso, Sabio.” (Corán, 31:27)

وَ اَسْأَلُكَ بِاَسْمآئِكَ الْحُسْنَى الَّتى نَعَتَّها فى كِتابِكَ فَقُلْتَ وَللهِ الاَْسْمآءُ الْحُسْنى فَادْعوُهُ بِها،

wa as’aluka bi asmâ’ika-l husnâ-l latî na‘attahâ fi kitâbika, fa qulta wa lil·lâhi-l asmâ’u-l husnâ fad‘ûhu bihâ,

Y Te pido por Tus Nombres más bellos que has ensalzado en Tu Libro. pues Tú has dicho “ Y Dios tiene los Nombres más bellos, ¡Invocadle, pues, con ellos!” (Corán, 7:180)

وَقُلْتَ اُدْعُونى اَسْتَجِبْ لَكُمْ،وَقُلْتَ وَاِذا سَأَلَكَ عِبادى عَنّى فَانّى قَريبٌ اُجيبُ دَعْوَةَ الدّاعِ اِذا دَعانِ،

 wa qulta ud‘ûni astaÿib lakum, wa qulta wa idhâ sa’alaka ‘ibâdî ‘annî fa innî qarîbun, uÿîbu da‘uata-d dâ‘î idhâ da‘ânî,

Y has dicho: “InvocadMe y os responderé” (Corán, 40:60) Y has dicho: “Y cuando Mis siervos te preguntan por Mi, en verdad estoy cerca. Respondo a la invocación del invocante cuando Me invoca.” (Corán, 2:186).

وَقُلْتَ يا عِبادِىَ الّذَينَ اَسْرَفوُا عَلى اَنْفُسِهِمْ لا تَقْنَطَوُا مِنْ رَحْمَةِ اللهِ

wa qulta ia ‘ibâdia-l·ladhîna asrafû ‘alâ anfusihim, la taqnatû mir rahmati-l·lâhi,

Y has dicho: “¡Oh siervos míos que os habéis excedido con vosotros mismos, no desesperéis de la misericordia de Dios,

اِنَّ اللهَ يَغْفِرُ الذُّنُوبَ جَميعاً اِنَّهُ هُوَ الْغَفُورُ الرَّحيمُ،

inna-l·lâha iagfiru-dh dhunûba ÿami‘ân, innahu hua-l gafûru-r rahîmu,

ciertamente Dios perdona todos los pecados, en verdad El es Indulgente, Misericordiosísimo.” (Corán, 39:53)

وَاَنَا اَسْاَلُكَ يا اِلـهى وَاَدْعُوكَ يا رَبِّ وَاَرْجُوكَ يا سَيِّدى

wa anâ as’aluka ia ilâhi wa ad‘ûka ia rabbi, wa arÿûka ia saîîdî,

Y Te pido, Dios mío, Te invoco, Señor mío, en Ti pongo mi esperanza, ¡Oh mi Amo!,

وَاَطْمَعُ فى اِجابَتى يا مَوْلاىَ كَما وَعَدْتَنى، وَقَدْ دَعَوْتُكَ كَما اَمَرْتَنى

wa atma‘u fî iÿâbatî ia maulâia kamâ wa‘adtanî, wa qad da‘autuka kamâ amartanî,

y anhelo mi respuesta, Protector mío, como Tú me has prometido. Porque yo Te he invocado como me ordenaste.

فَافْعَلْ بى ما اَنْتَ اَهْلُهُ يا كَريمُ،

 faf‘al bî mâ anta ahluhu ia karîmu,

Haz, pues, conmigo lo que es digno de Ti, ¡oh Generoso!

وَالْحَمْدُ للهِِ رَبِّ الْعالَمينَ وَصَلَّى اللهُ عَلى مُحَمَّد وَآلِهِ اَجْمَعينَ.

ua-l hamdu lil·lâhi rabbi-l ‘âlamîna, wa sal·lal·lâhu ‘alâ muhammadiw wa âlihi aÿma’îna,

¡Y la alabanza pertenece a Dios, Señor del Universo! Dios bendiga a Muhammad y a toda su familia.

(Mencione a continuación la necesidad que uno tiene y, si Dios quiere, será satisfecha. Según el relato que aparece en el Muhaÿ ad-da‘auât, esta súplica tiene que ser recitada en estado de pureza ritual).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here