Sigüenza, de ciudad histórica a capital del turismo rural

138
Compartir

SHAFAQNA – Sigüenza es uno de esos destinos con encanto de España. Una excelente representación de la Castilla más clásica. Esta localidad guadalajareña tiene mucha historia a sus espaldas e influencias de la Edad Media, el Renacimiento, la Ilustración, el Barroco y el Neoclasicismo. Un popurrí de estilos que la hacen merecedora de una visita prácticamente obligatoria.

Tal es la singularidad de Sigüenza que este año ha sido nombrada Capital del Turismo Rural 2017 por el portal  Escapadarural.com en la celebración de su décimo aniversario. Fueron 269 los pueblos candidatos a recibir este galardón pero sólo 10 llegaron a la final. Los viajeros votaron su pueblo favorito y Sigüenza se alzó como el preferido de todos ellos. Para celebrarlo, el ayuntamiento seguntino y Escapadarural.com organizaron el pasado fin de semana dos días de fiestas y actividades donde no faltó la música, el humor, el folclore tradicional, la comida seguntina y la animación, con su verbena y su mercado medieval incluidos.

Un poco de historia para comprender Sigüenza

Hay que remontarse muy atrás para conocer la historia de Sigüenza. Sus primeros habitantes fueron celtíberos, cuando se conocía como Segontia, hasta que pasó a manos romanas en el año 133 a. C, cuando ya cobró cierta importancia. Después llegaron los visigodos y tras ellos los musulmanes, cuando se quedó un poco atrás a favor de Medinaceli, hasta que fue reconquistada de nuevo en 1124.

El castillo y Parador de Sigüenza, en Guadalajara
El castillo de Sigüenza es hoy uno de los Paradores de Turismo más bonitos del país

Fue en la segunda mitad del s. XV, con el Cardenal Mendoza como obispo de Sigüenza, cuando vivió su máximo esplendor. Más recientemente, en 1936, vivió la Batalla de Sigüenza durante la Guerra Civil española. El bando republicano fue el primero en llegar y el ataque por parte del nacional llegó incluso con bombardeos alemanes. La catedral se convirtió en una fortaleza y el asedio se mantuvo hasta su conquista por parte de los nacionales. Más adelante también llegarían bombardeos republicanos, por lo que ya nos podemos hacer una idea de cómo quedó Sigüenza tras la Guerra Civil. Hoy, por suerte, toda la ciudad luce restaurada y en perfecto estado de conservación, sin olvidar eso sí alguna cicatriz que nos recuerda días de batallas pasadas.

Con esta historia, comprendemos mejor que hablemos de cuatro tipos de Sigüenza: la medieval, la renacentista, la ilustrada y barroca, y la neoclásica. Estos que te ofrecemos a continuación son sus principales puntos de interés.

La catedral de Sigüenza y su Doncel

En la parte baja de la ciudad, frente a su plaza mayor, se alza la Catedral de Sigüenza. Forma parte del periodo medieval de la ciudad y se comenzó a levantar en el s. XII como fortaleza defensiva de estilo románico, aunque terminó recibiendo influencias góticas y barrocas, por lo que destaca su mezcla de estilos arquitectónicos. Fue seriamente dañada durante la Guerra Civil y los impactos de los proyectiles se aprecian perfectamente en su fachada.

Sigüenza es conocida por ser la ciudad del Doncel, y es que el sepulcro del Doncel de Sigüenza, en la Catedral, es sin duda su obra más conocida y afamada. La escultura de Martín Vázquez de Arce, que murió en la Guerra de Granada, es una de las mejores representaciones del gótico español, una figura realizada en alabastro creada entre 1486 y 1504. Su postura, recostado y leyendo un libro plácidamente, le ha valido su renombre.

La catedral de Sigüenza, en Guadalajara
Las calles, estrechas y empinadas, son legado de un trazado medieval ante la catedral.

El castillo de Sigüenza

El castillo de Sigüenza también forma parte de su legado medieval, aunque su ubicación defensiva acogió la ciudad romana, la ciudadela visigoda, la alcazaba musulmana, la fortaleza de los obispos medievales y, desde 1976, es Parador de Turismo y uno de los alojamientos más singulares de toda la región.

Como buen castillo no le falta su leyenda. En él estuvo Doña Blanca de Borbón, la esposa repudiada de Pedro I “el Cruel”, hasta su salida hacia el destierro. No son pocos los que afirman que el fantasma de Doña Blanca sigue pululando encerrado entre los muros del castillo. Algo que sólo los más valientes podrán comprobar pernoctando en el Parador.

La casa del Doncel

Fue la casa natal de la familia Vázquez de Arce y por lo tanto de su vástago más renombrado, el Doncel D. Martín que descansa en la Catedral. La casa del Doncel se puede visitar para así contemplar cómo era esta vivienda medieval de estilo gótico pero con importantes elementos mudéjares que habían sido ocultados tras la reconquista.

Por suerte fue rehabilitada por la Universidad de Alcalá y actualmente es la sede del Archivo Histórico municipal además de centro de exposición de la vihuela de mano, la abuela de las actuales guitarras españolas.

La plaza mayor de Sigüenza

Forma parte de la Sigüenza Renacentista y es un claro ejemplo de lo que el Renacimiento supuso en las ciudades: la aproximación del clero al pueblo y la construcción de espacios abiertos. Es originaria del s. XV y nació como un espacio para la vida municipal, donde acoger mercados o actividades taurinas. Allí, cómo no, frente a la catedral se ubica el ayuntamiento y entre ambos una galería con soportales con las viviendas de los canónigos. Hoy sigue siendo uno de los centros neurálgicos de la ciudad, lugar de espectáculos y celebraciones.

Celebración de Sigüenza Capital del Turismo Rural
Durante la celebración del nombramiento de Sigüenza como Capital del Turismo Rural el folclore fue uno de los protagonistas.

Cómo visitar Sigüenza

Sigüenza se encuentra a unos 130 km de Madrid, a unos 74 de Guadalajara y a casi 100 de Soria. Cuenta con estación de tren propia, por lo que las conexiones son bastante fáciles, y durante los meses septiembre, octubre y noviembre RENFE ofrece su  Tren Medieval a Sigüenza con visitas animadas y teatralizadas.

Es un destino perfecto de fin de semana, idóneo para una de esas escapadas rurales con las que huimos de la monotonía del resto de la semana. La Oficina de Turismo de Sigüenza recibe a los visitantes con mapas, rutas y toda la información necesaria, pero aunque es perfectamente visitable por nuestra cuenta, la experiencia nos dice que la mejor manera de conocer su historia y sus monumentos es a través de una de sus visitas guiadas.

La Oficina de Turismo de Sigüenza se ha esforzado en ofrecer dos tipos de interesantes visitas guiadas, una sobre la Sigüenza medieval y renacentista (de lunes a sábado) y otra sobre la Sigüenza ilustrada y barroca (sólo los sábados), en las que se pasa por lugares como el exterior de la Catedral, la Plaza Mayor, la Casa del Doncel, la iglesia románica de Santiago, la iglesia de San Vicente, la puerta del Sol o el patio de armas del Castillo. Tienes toda esta información detallada en la web oficial del Ayuntamiento de Sigüenza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here