Recompensas o castigos infinitos

68
Compartir

SHAFAQNA – Un grupo de gente ingresará al Paraíso y permanecerá allí por siempre. Este ingreso puede darse inmediatamente después del Juicio o tras algún intervalo. El otro grupo entrará al Infierno y permanecerá allí por siempre. Por lo tanto, no hay límites en lo que a tiempo se refiere.

Tampoco hay límite en lo que respecta a la intensidad (la cantidad y la calidad). No podemos comparar Sus recompensas con las cosas gratas de este universo. De acuerdo al Glorioso Corán, en el Paraíso hay todo lo que ellos desean:

﴿ وَفِيهَا مَا تَشْتَهِيهِ الاَنفُسُ وَتَلَذُّ الاَعْيُنُ وَأَنتُمْ فِيهَا خَالِدُونَ ﴾

«… En el mismo habrá lo que las almas apetezcan y lo que deleita los ojos; y allí moraréis eternamente».1

﴿ لَهُم مَا يَشَآؤُونَ فِيهَا وَلَدَيْنَا مَزِيدٌ ﴾

«Donde tendrán lo que deseen, y aún dispondremos de más».2

No solo podrán obtener y disfrutar de todo lo que deseen, sino también habrá cosas que ni siquiera pueden concebir. Normalmente deseamos lo que hemos visto o experimentado de antemano.

Por ejemplo, a la gente le gusta tener grandes casas (con un enorme jardín y con características tales como en el mundo no haya otra igual). Pero hay aún algunas bendiciones en el Paraíso que no les resultarán familiares a los seres humanos, así que las recibirán sin ningún previo deseo o requerimiento:

﴿ فَلاَ تَعْلَمُ نَفْسٌ مَآ اُخْفِيَ لَهُم مِن قُرَّةِ أَعْيُنٍ جَزَآءً بِمَا كَانُوا يَعْمَلُونَ ﴾

«Nadie sabe, pues, el regocijo que le está reservado en recompensa de cuanto haya hecho».3

De acuerdo a los hadices hay un Paraíso que ningún ojo ha visto, que ningún oído ha escuchado y que ningún corazón ha concebido4.

Tampoco podemos comprender los tormentos. Ese Fuego no es comparable con los fuegos normales. Ese Fuego quema el espíritu tanto como el cuerpo:

﴿ وَمَآ أَدْرَاكَ مَا الْحُطَمَةُ * نَارُ اللَّهِ الْمُوقَدَةُ * الَّتِي تَطَّلِعُ عَلَى الأَفْئِدَةِ * إِنَّهَا عَلَيْهِم مُؤْصَدَةَ * فِي عَمَدٍ مُمَدَّدَةٍ ﴾

«¿Y qué te hará entender lo que es al-hutamah? Es el fuego encendido de Dios, que abrasará los corazones (de los réprobos). Por cierto que será cerrado sobre ellos, con columnas extendidas».5

Aquellos que entran al Infierno y sufren sus tormentos anhelan morir. Piensan que de esta manera pueden librarse de los tormentos:

﴿ وَنَادَوْا يَامَالِكُ لِيَقْضِ عَلَيْنَا رَبُّكَ قَالَ إِنَّكُم مَّاكِثُونَ ﴾

«Y gritarán: “¡Oh Mâlik! ¡Que tu Señor nos aniquile!”. Y él les dirá: “¡Por cierto que permaneceréis (en él perpetuamente)”».6

﴿ ثُمَّ لاَ يَمُوتُ فِيهَا وَلاَ يَحْيَى ﴾

«Donde luego no morirá ni vivirá».7

Cada vez que el Fuego quema sus pieles, Al·lâh las renueva a fin de que sufran nuevamente:

﴿ كُلَّمَا نَضِجَتْ جُلُودُهُم بَدَّلْنَاهُمْ جُلُوداً غَيْرَهَا لِيَذُوقُوا الْعَذَابَ ﴾

«Cada vez que su piel se haya abrasado, se la cambiaremos por otra piel, para que experimenten el suplicio… ».8

Observa lo que dice Imam ‘Alî (a.s.) en la siguiente súplica:


« يا رَبِّ وَاَنْتَ تَعْلَمُ ضَعْفي عَنْ قَليل مِنْ بَلاءِ الدُّنْيا وَعُقُوباتِها وَما يَجْري فيها مِنَ الْمَكارِهِ عَلى اَهْلِها، عَلى اَنَّ ذلِكَ بَلاءٌ وَمَكْرُوهٌ قَليلٌ مَكْثُهُ، يَسيرٌ بَقاؤُهُ، قَصيرٌ مُدَّتُهُ فَكَيْفَ احْتِمالي لِبَلاءِ الاْخِرَةِ وَجَليلِ وُقُوعِ الْمَكارِهِ فيها وَهُوَ بَلاءٌ تَطُولُ مُدَّتُهُ وَيَدُومُ مَقامُهُ وَلا
يُخَفَّفُ عَنْ اَهْلِهِ لاَِنَّهُ لا يَكُونُ إلاّ عَنْ غَضَبِكَ وَاْنتِقامِكَ وَسَخَطِكَ، وَهذا ما لا تَقُومُ لَهُ السَّمـاواتُ وَالاَْرْضُ »
“¡Oh Señor! Tú conoces mi debilidad ante la más pequeña tristeza de este mundo y sus padecimientos, y ante las calamidades que padecen sus habitantes, a pesar de que éstas son aflicciones e infortunios exiguos, efímeros y de corta permanencia. Entonces, ¿cómo podría yo soportar la aflicción del Más Allá y la magnitud de los padecimientos que allí ocurren, siendo que es una aflicción que se prolongará largamente y una morada perdurable, que no será atenuada para quienes la padecen porque no sucede sino como resultado de Tu Ira, de Tu Venganza y de Tu Cólera; y eso es algo a lo que los Cielos y la Tierra no pueden enfrentar”.9
  
  • 1. Sûra az-Zujruf; 43: 71.
  • 2. Sûra Qâf; 50: 35.
  • 3. Sûra as-Saÿdah; 32: 17.
  • 4. Ver: Bihâr al-Anwâr, t. 33, p. 81.
  • 5. Sûra al-Humazah; 104: 5-9.
  • 6. Sûra az-Zujruf; 43: 77.
  • 7. Sûra al-A‘lâ; 87: 13.
  • 8. Sûra an-Nisâ’; 4: 56.
  • 9. Parte de “La Súplica de Kumeil”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here