Niños rohingyas viven en catástrofe humanitaria

73
Compartir

SHAFAQNA – La minoría musulmana rohingya huye de la represión ejercida por el Ejército birmano; la situación de los niños se ha convertido ya en una catástrofe humana.

La crisis humanitaria en Myanmar (Birmania), como otros conflictos, ha afectado sobre todo a los más vulnerables, los niños. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, más de 240 mil niños han llegado a Bangladés tras la violencia del Ejército de Myanmar en el estado de Rajine. De esta cifra, unos 36 mil tienen menos de un año de edad y corren el riesgo de enfermedades contagiosas.

Según Unicef, los niños rohingyas sufrían malnutrición, incluso antes de abandonar sus casas en Myanmar. Además recuerda que el desplazamiento ha empeorado su situación y se ha convertido en una amenaza para su vida.

El programa mundial de alimentos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por otra parte, ha anunciado que en los últimos 3 días, han logrado suministrar alimentos a los refugiados que viven en campos de desplazados dentro de Myanmar. Sin embargo, aún enfrentan problemas para acceder a los que necesitan asistencia humanitaria.

Desde el inicio de la nueva ola de violencia en Myanmar contra la minoría musulmana rohingya, cerca de 25 mil personas huyen de sus casas a diario y la mayoría intenta cruzar las fronteras con Bangladés. Unicef ha advertido que los campos no se encuentran en condiciones para recibir más desplazados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here