NAHYUL BALAGHA – IMAM ALÍ (P) “El Imam Alí (P) nos Explica Algunos Atributos de Dios y Describe su Maravillosa Creación”

65
Compartir

SHAFAQNA – ¡Toda alabanza sea para el Señor!, a Quien los ojos no pueden capturar, los sentidos no lo pueden abarcar, y el espacio no lo puede contener, y a cuya Gloria y Majestad nada en la naturaleza puede cubrir u ocultar.

El inicio de la existencia de los universos y la edad del universo por sí misma son la prueba clara y la evidencia de Su Pre-existencia y Eternidad.

La decadencia y la destrucción de la naturaleza prueban que Él existirá por siempre.

De igual modo, en las propiedades, los atributos y las características de las cosas creadas hay una evidencia de que no puede haber similitud alguna entre Él y Sus criaturas y que Él no tiene igual ni par. Él es veraz y fiel a Sus promesas y Él está por encima de la opresión y la tiranía. No hay error de comisión u omisión en Su Gobierno, ni exceso o redundancia,
ni deficiencia o escasez.

La existencia misma de las cosas es una evidencia de que Él es el Creador y que Él existía antes que ellas. La incapacidad de todas las formas de creación de que puedan existir por sí mismas y de proveerse de sus necesidades sin ayuda exterior, es prueba de Su Omnipotencia y Omnisciencia. Los constantes cambios son la condición de la materia y la difusión persistente de energía, revelan la razón de Su Atributo de Eternidad.

Todos estos hechos, prueban que él es Uno, pero Su unidad no es una cualidad matemática; que Es Eterno, no teniendo principio ni fin. Que su existencia no tiene necesidad de ayuda o apoyo por parte de Sus criaturas, que las mentes perciben Su existencia, pero no con la ayuda de la vista o de los sentidos. Sus criaturas son testigos de Su Ser sin llegar a ponerse en contacto con Él; y que la imaginación y la comprensión no pueden alcanzarle, pero pueden darse cuenta de Su Existencia. Él es Grande, pero no por Sus Dimensiones; esto es, Su Grandeza no es una grandeza corporal, Es Grande por Su fuerza, Gloria y Dominio.

Testifico que Muhammad (Bpd) es Su criatura, Su Mensajero elegido, Su Profeta elegido y siervo leal. Envió a este Mensajero para iluminar el camino recto y vino acompañado de pruebas irrefutables, éxitos innegables y órdenes claras. Este Profeta nos trajo Su Mensaje, guiándonos para diferenciar entre el bien y el mal, entre la verdad y la falsedad, entre el vicio y la virtud y entre la piedad y el pecado. Nos mostró el verdadero camino de la salvación, iluminó el camino de la Religión estableciendo minaretes de luz a lo largo del camino, y fortaleciendo los lazos del Islam y la fe.

Seguidamente el Imam Alí (P) habla sobre la belleza de la Creación en diferentes formas de vida.

Si la gente estudiara cuidadosamente la belleza y grandeza del arte de la creación y las bendiciones escondidas en las diferentes formas de vida, se sorprenderían de Su Grandeza y aceptarían sinceramente Su Magnificencia, seguirán el camino por Él trazado, intentarían conseguir sus Bendiciones y tendrían miedo de Su Cólera. Pero es una desgracia para el hombre que tenga una mentalidad enferma y una visión mórbida, ¿Por qué es así? ¿No puede ver todas esas pequeñas criaturas que abundan a su alrededor? ¿No puede darse cuenta de que Dios Ha creado esos seres tan pequeños y, sin embargo, tan fuertes y vigorosos? Qué pequeños, delicados e indefensos parecen, pero cuán fuertemente están construidos sus miembros, y cuán robustamente están conectados unos con otros; se les ha provisto de ojos, orejas, huesos y piel como a cualquier animal grande.

Mirad a una hormiga, qué pequeño es su cuerpo y qué delicados sus rasgos. Es una criatura tan pequeña que a menudo escapa a una mirada curiosa; poca gente se preocupa de darle alguna importancia entre las criaturas vivientes que se encuentran en esta tierra.
Miradla y estudiad sus formas de vida, cómo se desplaza, cómo se precipita sobre su comida, cómo levanta un grano muchas veces más pesado que su cuerpo y lo transporta a su morada; cómo almacena los granos y como reúne y almacena alimentos en el verano y el invierno para los días de lluvias. El Señor Ha ordenado que la naturaleza le provea del alimento que necesita físicamente.

Dios Misericordioso no Ha abandonado ni siquiera a una criatura tan pequeña y la naturaleza le provee y le cuida incluso si tiene una morada en lugares secos y pedregosos. Si estudiáis cuidadosamente su canal alimenticio, como los lugares por donde entra el alimento y los desechos que deja su cuerpo, el cartílago de sus costillas que protege su sistema circulatorio y respiratorio, así como su estómago; su cabeza son ojos saltones y sus órganos del oído y sus conexiones del cerebro con el cuerpo, estaréis aturdidos, de las maravillas de la creación de este pequeño cuerpo y no encontraréis fácil describirlo y explicarlo.

Grande y Glorioso es el Señor que la Ha creado, La hizo ponerse de pie sobre sus patas e hizo funcionar los microscópicos órganos en su cuerpo en forma perfectamente normal, armonizándolos unos con otros. Nadie fue Su socio en este trabajo y nadie Le ayudó a realizar esta creación.

Si examináis seria y detenidamente la naturaleza, os daréis cuenta de Uno que Ha creado una hormiga, Ha creado también una palmera datilera. Él es el único Creador de la vida animal y vegetal. Los detalles de los organismos vivos son maravillosamente pequeños y delicados y prodigiosamente intrincados y las diferencias en los órganos de las diversas formas de vida son pequeñísimas pero muy precisas. La creación de formas de vida
microscópicas al igual que grandes seres, el débil, el fuerte, el delicado y el robusto, no tiene parangón.

Similar es el caso de la creación del agua, el aire, la atmósfera y el cielo.

Mirad al Sol, la Luna, la vegetación verde, los grandes árboles, las piedras y las rocas, las noches y los días que se siguen unos a otros, los ríos que fluyen, las cadenas de montañas y sus elevados picos y las diferencias de raza y leguas en el hombre, lo que constituye una fuente de beneficios y bendiciones para la humanidad.

Es una lástima que el ser humano rehúse aceptar la existencia de este Gran Arquitecto del Universo y este Poderoso Creador de la Naturaleza.

Es una lástima creer que su propia existencia es un accidente a que ha llegado a ser espontáneamente y que nadie lo ha creado. El hombre ha llegado a pensar que es como una planta que nadie ha cultivado ni ha dado forma, una vida sin plan ni propósito. No da ninguna prueba objetiva o racional de esto. ¿Puede haber un edificio sin un constructor, puede haber algún efecto sin causa?

Hay otro ejemplo cerca de vosotros en donde podéis estudiar los detalles de Su creación. Mirad a una langosta. Podéis maravillaos de la simetría de su cuerpo, sus dos ojos rojos chispeando como dos estrellas, sus dos ocultos y delicados órganos del oído, los sentidos que se acomodan a su forma de vida, su boca tan apropiada a su forma de nutrición, sus agudas mandíbulas tan útiles para comer las hojas y sus artísticas, pero bastantes fuertes patas, suficientemente poderosas para soportar su cuerpo en las hojas de hierba o en los árboles. Los grajeros le temen porque no pueden evitar que traiga devastación y destrucción a sus campos. Qué grandes y fuertes son, y que pequeña una langosta comparada con ellos, pero estos granjeros, incluso si se reúnen muchos de ellos, no pueden alejar a las langostas de sus campos. Se asientan en sus campos y lo comen todo, no son mayores que el dedo pequeño de un granjero, pero es para él un gran problema.

Glorioso y Exaltado Sea el Señor ante quien todo en la naturaleza se inclina lo quiera o no, permanece, humilde, sumisamente y cede su misma existencia a Él, por Su Mandato.

Los pájaros que surcan los aires, que se nos muestran tan libres de movimiento, están bajo Su Completo control. Conoce cuantas plumas posee cada uno de ellos y cuantas veces respirará en su vida. Ha destinado algunos de ellos a la tierra y otros al agua, Ha fijado sus formas de vida y Conoce sus variedades, especies y géneros, el halcón, la paloma y el avestruz; cada especie ha sido creada con sus peculiaridades y con su medio ambiente propio y la forma en que deberán alimentarse.

¿Y qué se puede decir de esas densas nubes tan cargadas de lluvia? A cada tierra se le ha concedido su porción de ellas. Convierten las secas tierras en verdes campos y las tierras muertas en jardines sonrientes de vegetales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here