La Religión versus El darwinismo

142
Compartir

SHAFAQNA – Cuando Darwin publicó por primera vez su tratado el ORIGEN DE LAS ESPECIES en 1859, alborotó una oposición estruendosa de parte de los grupos religiosos. La oposición religiosa estaba basada principalmente en dos factores:

1) Darwin aseguró con pruebas convincentes que el Universo no había sido creado en 6 días, como lo describe la Biblia, sino que había sido creado en un periodo muy largo con muchas etapas entre el primer estado y la forma en que se encuentra ahora, y

2) Negó (sin razón valida) por supuesto la necesidad de un Ser Supremo (Dios) en el esquema del Universo.

Los judíos y Cristianos de aquella época creían en la creación en seis días literalmente, no podían tragarse la idea de una creación prolongada fácilmente. Y así el conflicto entre el Cristianismo y la Ciencia alcanzó su clímax a finales de la segunda mitad del siglo 19.

¿Pero y los musulmanes?

El Qurán dice que los cielos y la tierra fueron creados en 6 ayam. La palabra ayam tiene dos significados, días y periodos. Los comentaristas Sunnitas del Qurán generalmente seguían a Kabul Ahbar, un judío convertido al Islam en los días del segundo Califa. Era natural para él explicar los versículos del Qurán bajo la luz de su previo aprendizaje.

Así fue como él importó leyendas judías al Islam. Aunque el Qurán es silencioso frente a esos detalles, los musulmanes interpretaron las Ayats de tal forma que cada detalle de Génesis (de la Biblia) fue incorporado en los comentarios del Qurán y así se convirtió en una parte de la creencia religiosa Sunnita.

A diferencia, los comentarista Shias rechazaron la idea de la creación en seis días desde los primeros días del Islam. Según ellos, Ayam en aquellos versículos significa período y no Días. Por ejemplo, lea los comentarios del Qurán por Ali Ibn Ibrahim Qummi (murió poco después de 919 d. C. ) y Muhsin Faiz (murió en 1680). También lea el diccionario del Qurán y tradiciones, por el Sheik Fakhruddin Tarihi (quien murió en 1676). Según ellos el Qurán dice que los cielos y la tierra fueron creados en seis periodos (o podríamos decir en seis etapas).

Por consiguiente, nosotros los Shias, no tenemos nada en contra de la teoría gradual de la Creación, la cual esta incorporada en la teoría de la Evolución. más que eso, lo nuestro no es un intento retardado de reinterpretar nuestra religión-como lo están haciendo los Cristianos ahora para ocultar la derrota que le dio la Ciencia al Cristianismo. Ya caminábamos en esta línea de pensamiento mil años antes de Darwin.

Debe mencionarse aquí que la aceptación de la creación gradual no significa que nosotros aceptemos la teoría de la evolución. Los evolucionistas argumentan que:

1. Las cosas vivas cambian de generación en generación produciendo descendientes con nuevas características.

2. Este proceso ha dado origen a todos los grupos y clases de cosas que ahora viven asi como a otras que se han extinguido.

3. Todos estos diferentes seres vivos están relacionados unos a otros.

Pero como mencionamos en el Libro “La Necesidad de Religión” no existe evidencia de un solo fósil para demostrar que un miembro de especie inferior se desarrolló hasta llegar una especie superior. Es por esta razón que el Dr. T. N Tahmisian (un fisiólogo de la Comisión de Energía Atómica) dijo: Los científicos que van por ahí enseñando que la evolución es un hecho de la vida son grandes timadores, y la historia que están narrando puede ser la más grande farsa alguna vez vista. Al explicar la evolución no tenemos pruebas contundentes.

Una cosa es lo que nosotros decimos (y los fósiles y datos científicos nos apoyan) que Dios Creó este Universo en etapas y creó los seres vivos sobre la tierra uno después de otro con brechas de tiempo; y otra cosa muy diferente es decir (como lo sostienen los Darvinistas o Neo-Darvinistas, los cuales no tienen evidencia para demostrarlo) que los seres vivos en esta tierra se desarrollaron de la materia inerte y que un ser unicelular como lo es un plankton se desarrolló estadio tras estadio hasta llegar a ser un Ser humano.

12. Donde se desviaron los Darvinistas

Ya hemos dicho suficiente acerca del conflicto entre la religión y la ciencia. Ahora llegamos a la segunda parte del conflicto, la cual es la negación de Dios. Aquí nosotros los musulmanes de la escuela SHIA al igual que otras religiones (y muchos científicos de esta generación) estamos totalmente en contra del Darwinismo.

A continuación resumimos nuestra visión en unas pocas oraciones.

Toda la deliberación sobre la Evolución intenta responder la pregunta ¿Cómo llega a Existir el Universo? PERO no tocas la otra gran pregunta: ¿POR QUIÉN FUE CREADO? Pero Darwin y sus seguidores decían que puesto que podían explicar la secuencia de la creación y su modo de funcionamiento, automáticamente se demostraba que no existía Dios. Es lo mismo que decir. Puesto que puedo explicar la forma como funciona un carro y puedo descifrar la secuencia que se siguió en su fabricación puedo comprobar que nadie fabricó el carro.

Puede parecer absurdo, como ya lo dije anteriormente pero entre más leas sus argumentos para negar a Dios, más podrás ver la falacia en sus argumentos.

Ahora miremos una falla más del ateísmo, ya se mencionó en capítulos anteriores. Pero aquí los repetimos para completar el cuadro. Ellos aseguran que nada pudo surgir de la nada. Debe existir una fuente para todo. Es asi como creen que la Materia es eterna; y que todo ha surgido de una Materia eterna.

Esta línea de argumentos va derecho hasta alcanzar la etapa donde comienza el fenómeno llamado Vida. Nadie ha tenido éxito al tratar de resolver los misterios de la Vida. Nadie sabe de donde se originó la vida. Habiendo rechazado la creencia en Dios, los ateos están obligados a decir, No sabemos, sin embargo la Vida debe haberse originado de la Materia. Ahora, la materia es inerte. Si nada puede surgir de la nada, como puede la vida surgir de algo que no tiene vida.

No solo esto. Lleguemos un poco más lejos. Como dicen ellos, debe existir una fuente para todo. Y como todos saben, la Materia es ALGO (inerte). ¿Cuál fue la fuente o causa de la Materia?

Estos fenómenos del Universo no pueden ser explicados sin detenerse en cierto punto o creer que el Universo se originó de allí. Los ateos dicen que la Materia es ese punto de origen. Pero la Materia es Inerte. Entonces la existencia de la Vida no puede ser explicada por esta teoría. También la materia es insensible. La existencia de los Sentidos y la Sabiduría en los anímales y seres humanos no pueden ser explicadas desde ese punto de vista.

Por consiguiente, si queremos tener una teoría satisfactoria para la Existencia del Universo como un todo, tenemos que aceptar que EXISTE un Ser Eterno el Cual es FUENTE DE LA EXISTENCIA, LA FUENTE DE LA VIDA Y LA FUENTE DE LA SABIDURIA. ESE SER ES DIOS (Dios).

13. Los Argumentos de Russell

¿POR QUÉ NO SOY CRISTIANO? Es una recopilación de ensayos de Bertrand Russell sobre religión y temás relacionados. El profesor Paul Edwards, el editor del libro dice que estos ensayos son quizás la presentación más interesante y grandiosa de la posición de un libre pensador desde los días de Hume y Voltaire.

Este argumento, unido al nombre de Bertrand Russell, fue suficiente para obligarlo a uno a estudiar el libro con una elevada expectativa de discursos lógicos y de calidad sobre el tema de la religión. Si esas expectativas eran justificadas se verá a partir de unos cuantos comentarios que se encuentran a continuación.

Lo primero que llega a nuestra vista es la inconsistencia de los argumentos. Russell se llamaba a sí mismo un libre pensador, y durante un debate con el Reverendo F. C. Copleston dijo que no era ateo sino un agnóstico.

Según el punto de vista de los ateos, la inexistencia de Dios puede demostrarse. Los agnósticos, por otro lado. Dicen que “a la naturaleza de las cosas el hombre no puede conocer acerca de la existencia espiritual, ya sea de Dios o del hombre o de algún estado post-mortal”. Aseguran que el único conocimiento del hombre puede ser acerca de los fenómenos del mundo (es decir, el mundo que es percibido por los cinco sentidos). Según ellos, esto no quiere decir que es imposible que exista una entidad conocida solamente por medio de la institución intelectual, o un alma detrás del fenómeno del mundo.

Los agnósticos inclusive repudian el ateísmo o el materialismo basados en que estas teorías son dogmáticas. Dicen que si no puedes conocer algo, no tienes derecho a rechazarlo o negarlo. La única respuesta de un Agnóstico frente a todas las preguntas concernientes al alma, Dios o la existencia espiritual es “no sabemos y no hay fundamentos razonables para creer que llegaremos a saber. En otras palabras, el hombre, por ser finito nunca puede comprender lo infinito”.

El Rev. Copleston le había preguntado a Russell al comienzo del debate (en 1948): “Sería bueno saber si su posición es agnóstica o atea. Quiero decir, puede decir usted si la inexistencia de Dios se puede probar?” Russell respondió: “No, yo no diría eso; mi posición es agnóstica.”

Si Russell creía en el agnosticismo, entonces su única respuesta frente a las preguntas concernientes a Dios, o a la vida después de la muerte debieron haber sido: “No sé”. Sin embargo él declara justo en la portada del libro, “creo que cuando muera me podriré, y nada de mi ser sobrevivirá”. Otro ejemplo; Russell dice al comienzo del prefacio:

“Creo que todas las religiones del mundo (Budismo, Hinduísmo, Cristianismo, Islam y el Comunismo) son falsas y dañinas. Es evidente ya que entre todas están en desacuerdo no más de una de ellas debe ser verdadera, esto según la Lógica.

Uno esperaría, que él revisara cada una de las religiones anteriores para así probar por que al menos una de ellas no es verdadera. Pero el no se sintió en la obligación en ninguno de sus ensayos de traer este argumento a un final lógico. Solamente dijo, “ ya que están en desacuerdo, no más de una debe ser verdadera”, y así arbitrariamente concluye que ni siquiera una de ellas puede ser verdadera.

Este tipo de inconsistencia va de ensayo en ensayo; y uno finaliza el libro con el presentimiento que si estos ensayos hubieran sido escritos por alguno de menor categoría que Russell, los publicadores no habrían decidido publicarlos.

El primer artículo ¿ POR QUÉ NO SOY CRISTIANO? Se expuso en una conferencia

En 1927; Russell había tratado en esta conferencia de repudiar los argumentos de la Iglesia con respecto a la existencia de Dios.

Dice:

“Tal vez lo más fácil y simple de entender es el argumento de la Primera Causa. (Se sostiene que todo lo que vemos en este mundo tiene una causa, y a medida que retrocedes más y más lejos en la cadena de causas debes llegar a la Primera Causa, y a esa Primera Causa se le da el nombre de Dios). Debo reconocer que cuando yo era joven y debatía estos cuestionamientos muy seriamente en mi mente, por mucho tiempo acepté el argumento de la Primera Causa, hasta que un día, a la edad de 18 años, leí la autobiografía de John Stuart Mill y en ella encontré esta frase: ‘Mi padre me enseñó que la pregunta, ¿quién me creó? no puede ser respondida ya que inmediatamente sugiere la próxima pregunta, ¿quién creó a Dios? Esa simple frase me mostró el error que existe en el argumento de la Primera Causa.”

Ahora, tal vez inconscientemente, Russell cita equivocadamente los argumentos de los creyentes. Para refrescar la memoria, se le aconseja al lector leer de nuevo los Capítulos 2 y 3 de este libro. Ahí encontrará los siguientes conceptos:

Ya que todo en este Universo cae bajo la categoría de mumkin ul-wuyud (transitorio), tiene igual relación con la existencia y la inexistencia. Una vez estas cosas no existían; ahora existen; en algún momento en el futuro dejarán de existir. Por su naturaleza, no pueden exigir existir o dejar de existir. Por consiguiente DEBE existir una fuente o causa que les dé la existencia o que acabe con su existencia.

Aquí viene el punto importante el cual Russell olvidó. Este punto es que la fuente o causa en si misma no debe ser Transitoria. De otra manera necesitará una fuente o causa que le dé la existencia. Esta cadena de Causa y Efecto debe detenerse en una causa que no necesita para su existencia una fuente o causa externa. Significa que la fuente causa final de este universo DEBE ser Auto-existente.

Si uno compara la versión islámica del Argumento de La Primera Causa (según se ha dado en este libro) con la versión de la Iglesia como ha sido presentado por Russell al comienzo, uno encuentra dos diferencias importantes:

Russell dijo: Todo lo que vemos en este mundo tiene una causa. Debió haber dicho:

Debes llegar a una Causa que no es transitoria, la cual es Auto-existente (cuya existencia es su propia existencia).

De nuevo dijo: Si retrocedes en la cadena de causas debes llegar a una Primera Causa. Pero debió haber dicho: Debes llegar a una Causa que no es transitoria, la cual es Auto-existente (cuya esencia es su propia existencia).

Lea la versión de Russell con estas rectificaciones, y observe como sus objeciones pierden peso.

Russell pensaba que era suficiente mofarse de este argumento deliberadamente.

“Puedo ilustrar lo que para mí es el fracaso de los creyentes. Todo hombre que existe tiene una madre por lo tanto según pienso, el argumento de los creyentes es que la raza humana debe tener una madre, pero obviamente la raza humana no tiene una madre.”

Me parece que es el mismo Russell quien se entrega a los errores. No ha notado que los creyentes no dicen que toda cosa transitoria tiene una causa transitoria, siendo así todo el universo tendría una Causa transitoria.

Nuestro argumento es que todos los componentes del universo son transitorios, y puesto que es un conjunto de billones de cosas transitorias, entonces el universo es algo transitorio y como tal debe tener una causa externa que le dé la existencia. Esa causa debe ser Auto-existente. Ya que Es Auto-existente, no surge la pregunta ¿Quién creó a Dios?

14. ¿Creación al Azar? ¿ Sin un Creador?

Más adelante Russell escribió: “Si puede existir algo sin una Causa, eso es el mundo.”

“La razón por la que el mundo no puede haber existido sin una Causa, es que sus componentes algunas veces existen y otras dejan de existir. Por lo tanto no hay nada en su esencia, en su naturaleza que demande existencia. Si estas partes existen, debe ser como producto de una mano que ladeó la balanza a favor de la existencia; si esas partes dejan de existir debe ser que la mano ahora ladeó la balanza hacia la inexistencia.”

Russell: “Es posible pensar que el mundo siempre ha existido.”

Esto es rechazado por todas las teorías predominantes en la ciencia.

El lector puede referirse al capítulo 7 de nuevo, donde encontrará que cualquiera que sea el punto de vista que se tome, no se puede probar que la materia sea eterna (sin principio ni fin).

De nuevo dice Russell: “Es posible que el mundo haya existido sin una causa.”

Antes de hacer un comentario sobre esta frase, déjenme citarles las palabras de Russell (del mismo artículo) donde rechaza la idea de que exista una ley natural.

Russell escribe:

“Como todos sabemos existe una ley que dice que si lanzas los dados obtendrás doble seis en una probabilidad de 1 en 36 veces y no consideramos eso como evidencia para demostrar que la caída de los dados esta regulada por un diseño; al contrario, si los doble seis cayeran cada vez, deberíamos pensar que hubo un diseño.”

Aquí Russell admite que si los eventos aparecieran en la misma secuencia una y otra vez, sería una prueba que hubo diseño. Ahora, uno se pregunta por qué Russell no se tomó unos momentos para observar los tan bien planeados y ejecutados movimientos de las galaxias, estrellas, planetas y lunas.

Supongamos que hay alguien en el espacio exterior que nunca ha escuchado de la tierra o de los seres humanos. Entonces un día ve una nave espacial pasar como un rayo y luego de un momento pasa otra nave, y luego otra. Por supuesto, sus rutas no son las mismas, y el espacio entre sus apariciones no es sistemático de tal forma que pueda medirse. Pero él sabe que cada nave espacial contiene miles de partes las cuales están bien conectadas unas a otras y juntas forman una maquina magnifica y eficiente.

¿Qué pensaría Russell si este ser dijera que aquellas naves espaciales llegaron a existir sin necesidad de un Creador?

Y qué tanto habría condenado la arrogancia de aquel habitante del espacio exterior, si todas las naves estuvieran bien reguladas en sus rutas y en su frecuencia?

Y, recuerda que aquellas naves espaciales no tienen conexión una con la otra. Compara esto con este universo de millones de incontables galaxias, cada una con millones de sistemás solares, cada sistema con numerosos planetas, y los planetas con varias lunas etc.

Y todas ellas “unidas” en la cadena de la gravedad, cada una influyendo en su vecina, y viceversa. Luego piensa que el Señor Russell dice que eso no es prueba suficiente de un diseño.

Frank Allen, ex profesor de Biofísica en la Universidad de Manitoba, Canadá, escribe en su artículo, “ El Origen del Mundo: Al azar o por Diseño”:

“Si no hubo diseño en el origen de la vida, entonces la materia viva debe haber surgido al azar. Ahora, el azar, o la probabilidad como se le llama, es una teoría matemática altamente desarrollada la cual se aplica a un vasto rango de conocimiento el cual está más allá de la certeza. Esta teoría nos coloca en posesión de los más acertados principios sobre los cuales discriminar la verdad del error, y calcular la factibilidad de ocurrencia de una forma o evento en particular.”

“Las proteínas son los constituyentes esenciales de todas las células vivas, y consisten de cinco elementos, carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxigeno y azufre, con posiblemente 40000 átomos en la gran molécula. Hay 92 elementos químicos en la Naturaleza, todos bien distribuidos al azar, la probabilidad de que estos cinco elementos se unan para formar la molécula, la cantidad de materia que se debe utilizar a lo largo del tiempo para culminar esta tarea, puede ser calculada.”

“Un matemático Suizo, Charles Eugen hizo el calculo y encontró que la probabilidad en contra es de 10 a la 160 en 1, o solamente una posibilidad en 10 a la 160, es decir 10 multiplicado por si mismo 160 veces, un número demasiado grande para ser expresado en palabras. (b) La cantidad de materia que se necesita para producir una sola molécula de proteína sería millones de veces mayor que la que hay en todo el universo. Para que se de en la tierra solo requeriría muchos billones (10 a la 243) de años.”

(Para este número, escriba 243 ceros después del 1)

“Las proteínas están formadas por largas cadenas llamadas aminoácidos. La forma en que están colocados es de suma importancia. Si están colocados de la manera incorrecta no podrán mantener la vida y puede ser muy dañino. El Profesor J. B. Leathes (Inglaterra) ha calculado que las uniones en la cadena de la más simple proteína podrían colocarse juntas en millones de formás (10 a la 48) (es decir 48 ceros después del número 1). Es imposible que la probabilidad dé para construir una molécula de proteína.”

Pero hay billones incalculables de moléculas de proteína en solo un cuerpo humano, sin contar todo el planeta tierra.

Están creadas sistemáticamente y aun así Russell se sostiene en su teoría del azar!

Frank Allen continúa diciendo:

“Pero las proteínas no tienen vida. Es allí donde surge la misteriosa vida. Solo una Mente Infinita que es Dios, podría haber previsto que tal molécula podría llevar en si la vida, solo Él pudo haberla construido, y haberle dado vida.”

Russell se ha empeñado en retar este argumento en las siguientes palabras:

“Todos ustedes conocen el argumento del diseño: todo en el mundo está hecho de tal forma que podamos vivir en él, y si el mundo fuera un poquito diferente no podríamos vivir. Ese es el argumento del diseño. Algunas veces toma una forma curiosa; por ejemplo, se discute que los conejos tienen colas blancas para que así sean un tiro al blanco más fácil. Es un argumento fácil de parodiar.”

Todos saben la anotación de Voltaire que la nariz fue diseñada para acoplarse a los espectáculos. Esa clase de parodias ya no es tan común como lo eran en el siglo 18 porque desde los tiempos de Darwin entendemos mucho mejor porque las criaturas vivas están adaptadas a los diversos ambientes. No es que el ambiente fue hecho para acoplarse a ellas, sino que ellas se desarrollaron para acoplarse al medio, y esa es la base de la adaptación No existe evidencia de diseño al respecto.

Supongamos, que las criaturas se adaptaron a su medio. Pero, ¿Estaba Russell ciego para ver el hecho de que hace muchísimo tiempo “las criaturas vivas” aparecieron en esta tierra, esta tierra, su atmósfera, su estructura, junto con sus relaciones con el sol y otros planetas y la luna habían sido “creados” de tal forma que fuera posible la vida. ¿Quiere que creamos que los seres vivos, como los animales y el hombre, influenciaron todo Sistema del Universo antes de tener su propia existencia?

Frank Allen escribe en el mismo artículo:

“Las condiciones de la tierra para que se de la vida son tan numerosas como para ser contadas al azar. Primero, la tierra es una esfera equilibrada libremente en el espacio con una rotación diaria sobre su eje polar, dando la alternancia del día y la noche, y la revolución anual alrededor del sol.

Estos movimientos le dan estabilidad a su orientación en el espacio y junto con la inclinación de 23 grados del eje polar, al lugar de la revolución (La elíptica) permite la regularidad de las estaciones, duplicando así el área habitable de la tierra y proveyendo una mayor diversidad de la vida vegetal de la que podría sostener un globo estacionario:

En segundo lugar, la atmósfera de gases que sustentan la vida está lo suficientemente alta (casi 500 millas) y densa para proteger a la tierra de los impactos mortales de 20 millones de meteoros que diariamente penetran a velocidades de casi 30 millas por segundo. Entre otras funciones la atmósfera mantiene la temperatura dentro de limites seguros para la vida; y transporta el vapor de agua fresca vital desde los océanos para irrigar la tierra, sin lo cual sería un desierto inerte. Así, los océanos, con la atmósfera, son el equilibrio de la Naturaleza.

El agua tiene cuatro propiedades notables, su poder de absorber grandes cantidades de oxigeno a bajas temperaturas, su máxima densidad a 4 grados centígrados por encima de congelación por lo que lagos y ríos permanecen en estado liquido, la menor densidad del hielo de tal forma que permanece en la superficie, el poder de liberar grandes cantidades de calor al congelarse, preserva la vida en los océanos, lagos y ríos a través de largos veranos.

La tierra seca es una plataforma estable para la mayoría de la vida terrestre. El suelo provee los minerales que las plantas asimilan y transforman en alimentos necesarios para los animales. La presencia de metales cerca de la superficie hace posible el arte de las diferentes civilizaciones.

El diminuto tamaño de la tierra comparado con la inmensidad del espacio es incomparable. Si la tierra fuera tan pequeña como la luna, si tuviera ¼ del tamaño actual, la fuerza de gravedad (1/6 la de la tierra) no podría sostener la atmósfera y entonces el agua y las temperaturas serían fatalmente extremás. Si tuviera el doble de su diámetro actual, la engrandecida tierra tendría cuatro veces la superficie actual y dos veces su fuerza de gravedad, la atmósfera estaría peligrosamente reducida en su altura, y su presión incrementaría de 15 a 30 libras por pulgada cuadrada, con serias repercusiones sobre la vida. Las áreas de invierno estarían grandemente aumentadas y las regiones habitables estarían seriamente disminuidas. Las comunidades de pueblos enteros estarían aisladas, y viajar o comunicarse sería muy difícil o casi imposible.

Si nuestra tierra tuviera el tamaño del sol, pero retuviera su densidad. La gravedad sería 150 veces mayor. La atmósfera disminuiría casi en cuatro millas su altura, la evaporación del agua sería imposible, y las presiones aumentarían por encima de una tonelada por pulgada cuadrada. Un animal de una libra pesaría 150 libras, los seres humanos reducirían su tamaño al de una ardilla. La vida intelectual seria imposible para tales criaturas.

Si la tierra estuviera alejada del sol dos veces la distancia actual, el calor recibido se reduciría en ¼ de la cantidad actual, la velocidad orbital seria solamente la mitad, el invierno seria dos veces más largo y la vida se congelaría. Si la distancia al sol se redujera a la mitad, el calor recibido seria cuatro veces mayor, la velocidad orbital se duplicaría, las estaciones serían más cortas, casi la mitad de lo que son ahora. Con las condiciones actuales, la tierra es capaz de mantener la vida, de tal forma que la humanidad disfrute de un desarrollo espiritual, físico e intelectual como lo tenemos ahora.

15. El Camino más seguro para los Agnósticos

Como se mencionó anteriormente, Russell afirmaba ser un agnóstico. Si tomamos esa afirmación sobre su valor nominal, entonces el mejor curso y el más seguro para él habría sido creer en un Creador y en el Día del Juicio.

Aquí hay una tradición del Emam Yafar Sadeq (as):

Ibn Abil Awya e Ibn Muqaffa estaban sentados en másyidul Haram en época de la peregrinación, con algunos de sus compañero ateos. (Fingían ser musulmanes solo para tener protección; pero siempre estaban discutiendo en contra de la creencia en Dios). Ibn Muqaffa dijo señalando hacia el espacio alrededor de la Kaaba: “¿Ves a toda esta multitud? Entre ellos no hay ninguno que pueda ser llamado un ser humano excepto aquel anciano (el Emam Yafar as-Sadeq). Con respecto a los otros, son solo animales.

Ibn Abil Awya le preguntó que ¿cómo podía decir tal cosa?

Ibn Muqaffa dijo: Porque en él encontré (las virtudes y el conocimiento) lo cual no encontré en ninguna parte.

Ibn Abil Awya dijo: Es necesario probar si lo que dices es verdad

Ibn Muqaffa trató de disuadirlo, pero Ibn Abil Awya fue hacia donde se encontraba el Emam (as). Regresó después de un rato dijo: “O Ibn Muqaffa, no es solamente un ser humano, si en verdad existe algo espiritual en este mundo, que se convierta en un cuerpo humano si así lo desea, y luego vuelva a ser un espíritu es él.

Ibn Muqaffa dijo: ¿Cómo así?

Ibn Abil Awya dijo: Me senté cerca de él. Cuando todos los otros se fueron, comenzó a hablar (sin yo preguntar nada) y dijo:

“Si es como creen los musulmanes y Él (Dios) existe como ellos (los peregrinos) dicen, entonces ellos estarían a salvo y ustedes (los ateos) estarían en problemás en la próxima vida. Y si ustedes (los ateos) tienen la razón, entonces ustedes y los creyentes estarían en iguales condiciones en la próxima vida (no habría ningún daño o perjuicio para ninguno de ustedes)”.

Yo le dije: “ Que Dios tenga misericordia de ti, ¿qué es lo que decimos nosotros y que es lo que ellos dicen? Mi creencia y su creencia no sino una”.

El Emam (as) dijo: “ ¿Cómo podría tu creencia y su creencia ser la misma? Ellos dicen que habrá una resurrección, y una recompensa y un castigo; y ellos creen que existe un Dios. ” (Y ustedes no creen en eso).

El Emam (as) quiso decir que si en realidad no existía un Dios y un Día del Juicio, como Ibn Abil Awya decía, entonces los creyentes y los incrédulos estarán en la misma posición después de la muerte. Ambos perecerán eternamente y nadie sufrirá por su creencia o por su incredulidad.

Por otra parte, si existe un Dios y un Día del Juicio, como dicen los creyentes, entonces después de la muerte los incrédulos estarían a salvo serían bendecidos, mientras que los ateos y los incrédulos no sufrirían. Por consiguiente, es el dictamen de la sabiduría tener Fe en La Creencia en Dios y en el Día del Juicio, para salvarse de la posibilidad de la desgracia y el castigo eterno.

El lector debería ver el capitulo “La apuesta de Pascal” en el libro “La Necesidad de la Religión”.

16. El Universo: Testigo de Un solo Dios

Con el advenimiento de la Ciencia, surge un nuevo modelo del Universo. Hubo un tiempo cuando la Tierra era considerada ser el centro del universo; y el Universo estaba confinado dentro de 9 cielos. Nuestro quinto Emam Hazrat Muhammad Baquir (as) explicó a sus compañeros que existían innumerables mundos aparte de los que ellos conocían.

Pero, extrañamente, Los Musulmanes ignoraban sus enseñanzas y seguían a los filósofos Paganos, como Ptolomeo, quien pensaba y enseñaba que la Tierra era Estacionaria y que los cuerpos celestiales giraban alrededor de ella. Fue así como permaneció cerrada la puerta del conocimiento por más de mil años.

Luego llegó una época cuando la gente comenzó a explorar el Sistema Solar con la ayuda de los Telescopios. Entonces, le dieron al Sol un lugar digno. Ahora sabemos que nuestro Sistema Solar no es más que una insignificante familia de planetas ubicados al borde de la vasta galaxia que conocemos como la Vía Láctea.

Vemos que la Luna gira alrededor de latiera, como un niño feliz bailando alrededor de su madre. Hay ocho planetas más, a parte de nuestra Tierra, en la Familia Solar; y 5 de ellos tienen satélites propios. Marte y Neptuno tienen 2 lunas cada uno. Todas las lunas y satélites giran alrededor de sus planetas. Y todos estos planetas, a su vez, giran alrededor del Sol, el cual puede ser llamado La Cabeza de la Familia.

Ahora, retrocedamos un poco antes de proseguir.

Todas estas estrellas, Planetas y Satélites están hechos de átomos. Y el Átomo mismo es un sistema solar en miniatura. Anteriormente se creía que los átomos eran entidades inmutables, es decir que no podían ser divididos. Ahora se sabe que los átomos tienen muchas partículas. Los átomos consisten de un núcleo y un numero de electrones. El núcleo esta construido de partículas simples: neutrones y protones. El núcleo esta localizado en el centro del átomo y esta rodeado por los electrones.

Debe mencionarse que el núcleo de un átomo es una partícula de un radio muy pequeño pero de una gran densidad. En pocas palabras, toda la mása atómica (excepto una fracción muy insignificante) está concentrada en el núcleo, mientras que el tamaño del núcleo es menos de la cien milésima parte el tamaño del átomo. Y no olvides que más de 100. 000000 de átomos pueden colocarse uno al lado del otro en una distancia de un centímetro. Los protones y neutrones se comportan como si giraran al rededor de su propio eje, su dirección sugiere la idea de una rotación interna.

Así, vemos que existe un solo modelo operacional, desde la partícula más subatómica hasta el Sistema Solar.

Pero esta no es el fin de la historia.

Como sabemos, el Sol, junto con su familia, esta ubicado a la orilla de la Vía Láctea. “Si pudiéramos visualizar la Vía Láctea desde una gran distancia y verla como un todo, observaríamos una rueda plana de estrellas con brazos en espiral. Consiste de millones de estrellas separadas como nuestro Sol. Este sistema de estrellas físicamente esta conectado por fuerzas gravitatorias y se mueve a través del espacio. Es llamado una Galaxia.

Si pensamos que nuestro sistema solar es una familia de estrellas, una galaxia puede ser llamada una gran tribu que consiste de millones y millones de tales familias.

La multitud de galaxias era desconocida en el pasado. En 1920 se creía que había al menos 500000 galaxias. Ahora, con el advenimiento de los telescopios poderosos este numero se elevó a 100,000,000 y se incremente cada día más.

El conocimiento humano en la actualidad esta en su infancia. Nadie sabe que hay más allá de estas galaxias, ni sabemos mucho acerca de la naturaleza de su movimiento. El Qurán dice que “ Dios ha decorado el cielo más cercano con estas lámparas (estrellas). ” Entonces sabemos que hasta ahora, no hemos conocido ni siquiera el final del primer cielo. ¡Y quien sabe que maravillas están escondidas más allá del primer cielo! “No se les ha dado sino una pequeña parte del conocimiento” (Qurán).

Enmarquemos nuestra discusión a lo poco que conocemos. Sabemos que las partículas del átomo están girando alrededor de su eje; los satélites giran alrededor de sus planetas; los planetas giran alrededor de sus estrellas; y las estrellas junto con sus familias independientes, están girando en las galaxias.

Nuestra fe en la Unidad de Dios es LA MÁS PURA EN TODO EL MUNDO. Hemos dado pruebas incontables de nuestra creencia en los últimos 14 siglos. Ahora la Ciencia ha abierto una nueva ruta, la cual, también lleva a la creencia en la Unidad de Dios. Puede describirse brevemente, en estas palabras: “El modelo uniforme del Universo es una prueba indiscutible de que todo esto ha sido creado por uno y solo un Creador”.

Cuando vemos dos relojes idénticos, no es necesario saber que fueron hechos en una misma fabrica. Así mismo, cuando vemos todo el universo tejido como una sola entidad, todos sus componentes gobernados por las mismás leyes, todas sus partes manejadas bajo el mismo modelo, nuestro instinto natural nos lleva a creer que ha sido creado, hecho y controlado por UNO y SOLO UN CREADOR.

Y hay una gran diferencia entre los relojes y el universo. Los relojes pueden imitarse o ser falsificados-pero como dicen los científicos, “por definición hay solo un Universo. Uno NO PUEDE repetirlo o hacer experimentos con él”. Así que no necesitamos complicarnos, si el Universo, lo CREADO, no puede ser más que uno, entonces ¿CÓMO Dios -EL HACEDOR- puede ser más de UNO?

Ahora echemos un vistazo a los seres vivos. También en ellos vemos la uniformidad del diseño en la estructura ósea. Es bastante sorprendente ver que los ateos usan esta uniformidad para probar que no existe Dios. Dicen que “ Debido a que todos los seres vivos están desarrollados sistemáticamente y porque, por ejemplo, los esqueletos de Gibbons, el Orangután, el Chimpancé, el Gorila, y el hombre, son bastante similares en su construcción, está comprobado que no han sido creados por ningún Creador”.

Supongamos que uno hubiera sistema en el Universo ni en la estructura de los seres vivos y que hubieran usado la falta de método en contra de la existencia de un Creador, podría haber tenido sentido. Pero sorprendentemente, están usando el único Sistema Perfecto del Universo y a los Seres vivos en contra del Omnisciente y Omnipotente Dios. Cualquier persona puede ver lo absurdo de este argumento.

Debido a que la perfección del Universo es una prueba irrefutable de que no ha sido creado por una Naturaleza ciega y sin sentido. Irónicamente, están utilizando un argumento que básicamente esta en contra de su afirmación.

Pueda que los Darvinistas usen este único modelo de la Creación en contra de aquellos que creen que las diferentes cosas fueron creadas por dioses diferentes. Pueden usarlo en contra de aquellos que creen que la vaca fue creada por un creador de una buena naturaleza y que la serpiente fue creada por otro dios de una mala naturaleza. Pero como pueden usarla en contra de la creencia en un Creador Quien Creó todas las cosas de acuerdo a Su propio Plan Sistemático?

Es bastante obvio que Darwin fracasó al sacar una conclusión. No pudo ver la Verdad Eterna, hacia la cual apuntaba su evidencia. La evidencia, reunida por él, grita a viva voz que todo el Universo, los seres vivos y los seres inertes, han sido creados por UNO y solo Uno, ALA, el Omnipotente y el Omnisciente.

17. Siete Razones por las que un científico debe creer en Dios

(Este artículo de Mr. A. Cressy Morrison, ex-presidente de la Academia de Ciencias de Nueva York, apareció primero en el “Reader´s Digest” (Enero de 1948); Luego bajo recomendación del Profesor C. A Coulson, Profesor de Matemáticas en la Universidad de Oxford, fue publicado en el Reader´s Digest (noviembre de 1960) – muestra cómo la ciencia obliga a los científicos a admitir la necesidad esencial de un Creador Supremo.

Aun estamos en la alborada de la era científica y cada nueva luz revela más brillantemente la maniobra de un Creador inteligente. En los 90 años desde Darwin, hemos hecho estupendos descubrimientos; con un espíritu de humildad científica y de fe fundamentada en el conocimiento que estamos alcanzando inclusive más cerca hacia el entendimiento de Dios.

En mi opinión, enumero siete razones para mi fe.

Primero: Por medio de sólidas leyes matemáticas podemos probar que nuestro universo fue diseñado y ejecutado por una Gran Inteligencia de Ingeniería.

Supón que colocas 10 monedas, marcadas del uno al diez dentro de tu bolsillo y la sacudes. Luego tratas de sacarlas en secuencia de la uno a la diez, colocando atrás la moneda y sacudiendo de nuevo. Matemáticamente sabemos que la probabilidad de sacar la numero uno es de 1/10; de sacar la uno y la dos en sucesión es de 1/100; de sacar la uno, dos y tres en orden son de 1/1000, y así sucesivamente, llegarías a una probabilidad increíble de una en diez mil millones.

Por la misma razón, son necesarias condiciones muy especiales para que se de la vida sobre la tierra que no seria posible pensar en un azar. La tierra gira sobre su eje a una velocidad de mil millas por hora; si fuese cien millas por hora, nuestros días y noches serían diez veces más largos, y el ardiente sol quemaría nuestra vegetación durante esos largos días mientras que en las largas noches todo se congelaría.

De nuevo, el sol, la fuente de nuestra vida, tiene una temperatura de superficie de 12,000 grados Fahrenheit, y nuestra tierra esta a la distancia apropiada del sol, este “fuego eterno”, para que nos caliente solo lo justo y no demásiado! Si el sol disminuyera a la mitad su radiación actual, no congelaríamos, y si aumentara su radiación en la mitad de la radiación actual, nos carbonizaríamos.

La inclinación de la tierra, en un ángulo de 23 grados, nos da las cuatro estaciones; si no estuviera tan inclinada, los vapores de océano se moverían del norte al sur, llenando de hielo todos los continentes. Si nuestra luna estuviera, digamos a unas 50 mil millas de distancia en vez de la distancia actual, nuestras mareas serían tan enormes que dos veces al día todos los continentes estarían sumergidos; inclusive las montañas se desmoronarían.

Si la corteza terrestre tuviera solamente diez pies más de grosor, no habría oxigeno sin el cual muere la vida animal. Si los océanos hubiesen tenido unos cuantos pies más de profundidad, se habría absorbido el dióxido de carbono y el oxigeno y no podría existir la vida vegetal. O si nuestra atmósfera fuera más delgada, algunos de los meteoros que ahora están ardiendo en el espacio diariamente golpearían todas los puntos de la tierra, incendiando por doquier.

Debido a esto, y a otros ejemplos, no hay posibilidad de pensar que la vida en este planeta es un accidente.

Segundo: La fertilidad en recurso de la vida para cumplir su propósito es una manifestación de una amplia inteligencia.

El hombre no ha podido descifrar en si lo que es la vida. No tiene peso ni dimensiones, pero tiene una fuerza; una raíz en crecimiento puede llegar a partir una roca. La vida ha conquistado el agua, la tierra y el aire, dominando todos los elementos, obligándolos a disolverse y a reformar sus combinaciones.

La vida, “escultor”, le da forma a todos los seres vivos; “un artista”, diseña cada hoja de un árbol, y los colores de cada flor. La vida es “música” y tiene cantando a todos las aves hermosas canciones y a los insectos con multitudinarios sonidos. La vida es un “químico” sublime, que le da sabor a las frutas y a las especies, y perfume a la rosa cambiando el agua y el ácido carbónico en azúcar y madera y, de esta manera liberando el oxigeno de donde los animales toman el aliento de la vida.

Contempla una gota de protoplasma casi invisible, transparente y gelatinosa, con movimiento, obteniendo energía del sol. Esta sola célula, esa gota transparente, mantiene dentro de si el germen de la vida, y tiene el poder de distribuir esta vida a todo ser vivo, grande y pequeño. Los poderes de esta gota son mayores que nuestra vegetación, animales y gente, porque toda la vida viene de allí. La Naturaleza no crea la vida; todo esta de acuerdo a los requerimientos necesarios para sustentar la vida. .

¿Quién, entonces colocó la vida aquí?

Tercero: La sabiduría animal habla irresistiblemente de un buen Creador que infundió el instinto en otras pequeñas criaturas indefensas.

El joven salmón pasa años en el mar, luego regresa a su rió de origen, y se desplaza hacia el mismo punto del rió hacia el afluente donde nació. ¿Qué lo trae de regreso tan precisamente? Si lo pasas a otro afluente sabrá de una que está fuera de su curso y viajará de regreso a la corriente principal y luego se volteará contra la corriente para llegar a su destino correctamente.

Más difícil de resolver es el misterio de la anguila. Esta sorprendente criatura migra en la madurez desde los estanques y ríos en todas partes—las de Europa cruzan miles de millas en el océano—todas rumbo hacia las mismás profundidades abismales cerca de Bermuda. Ahí procrean y luego mueren.

Las pequeñas, sin tener medios aparentes para saber nada excepto que están en aguas salvajes, sin embargo encuentran su camino de regreso no solamente a la misma orilla de donde vinieron sus padres sino desde allí hacia los ríos, lagos o pequeños estanques—de tal forma que toda mása de agua siempre esta poblada con anguilas. Ninguna anguila Americana ha sido capturada en Europa, y ninguna Europea ha sido capturada en aguas Americanas.

La Naturaleza ha demorado la madurez de la anguila Europea en un año o más para prepararla para su largo viaje. ¿De dónde se origina ese impulso de orientación?

Una avispa subyugará al saltamontes, cavará un hoyo en la tierra, punzará al saltamontes exactamente en el lugar apropiado para que no muera sino que quede inconsciente y siga viviendo en forma de carne preservada. Luego la avispa colocará sus huevos con destreza para que su cría pueda mordisquear sin matar al insecto del cual se alimentan; para ellos la carne muerta puede ser fatal. La madre vuela lejos y muere; nunca ve a sus jóvenes.

Seguramente la avispa debe haber hecho todo esto desde la primera vez y cada vez, de otra forma no existirían las avispas. Tal técnica tan misteriosa no puede ser explicada por la teoría de la adaptación; esto le fue concedido a la avispa.

Cuarto: El hombre tiene algo más que un instinto animal—el poder de la razón.

Ningún otro animal ha dejado un registro de su capacidad de contar hasta diez o inclusive de entender el significado de diez. Donde el instinto es como una nota individual de una flauta, hermosa pero limitada, el cerebro humano contiene todas las notas de todos los instrumentos en la orquesta. No hay necesidad de esforzarse demásiado para este cuarto punto; gracias a la razón humana podemos contemplar la posibilidad de que somos lo que somos solamente porque hemos recibido un destello de la Inteligencia Universal.

Quinto: La provisión para todos los seres vivos se revela en un fenómeno que conocemos hoy en día pero que Darwin no conoció—como las maravillas de los genes. Tan indescriptiblemente diminutos son estos genes, que si todos ellos, que son los responsables de que haya seres vivos en el mundo, fuesen colocados en un solo lugar, ocuparían menos que una gota de liquido. Así estos genes ultra microscópicos y sus compañeros, los cromosomás, habitan toda célula viva y son la clave absoluta para todos los rasgos y características humanas, vegetales y animales.

Una gotita es un lugar en el cual se puede colocar todas las características de cinco mil millones de seres humanos. ¿Cómo pueden los genes encerrar toda la herencia normal de una multitud de ancestros y preservar la sicología de cada uno en un lugar tan infinitamente pequeño? Aquí es donde realmente comienza la evolución—en la célula, la entidad que contiene y transporta los genes.

¿Cómo pueden unos pocos millones de átomos encerrados en forma de un gen ultra-microscópico, gobernar absolutamente toda la tierra? Esto solo puede emanar de una Inteligencia Creativa—ninguna otra hipótesis nos servirá. .

Sexto: Por economía de la naturaleza, estamos forzados a comprender que solamente una sabiduría infinita puede haber previsto y preparado todo con tanta economía

Hace muchos años una especie de cactus fue plantada en Australia como barrera protectora. Al no haber insectos enemigos en Australia el cactus comenzó a crecer de una manera exorbitante; esta alarmante abundancia persistió hasta que las plantas cubrieron un área tan vasta como el tamaño de Inglaterra, invadiendo el lugar de los habitantes de las villas y pueblos, destruyendo sus fincas.

Buscando una defensa, los entomólogos recorrieron el mundo; Finalmente encontraron un insecto que exclusivamente se alimenta de cactus, y que no come nada más. Este animal pronto detuvo el crecimiento del cactus y así se pudo controlar.

Esta clase de equilibrio ha sido dotado universalmente. ¿Por qué los insectos que son de tan rápida procreación no han podido dominar la tierra? Porque no tienen pulmones como los que posee el hombre; ellos respiran a través de tubos Pero cuando crecen mucho, sus tubos no crecen en proporción al tamaño del cuerpo. De aquí que no haya insectos tan grandes; esta limitación en su crecimiento los ha mantenido controlados.

Si este control físico no hubiera sido concedido, no podría existir el hombre. Imagínense encontrarnos con una avispa del tamaño de un león!

Séptimo: El hecho de que el hombre pueda concebir la idea de Dios es en sin una prueba única.

El concepto de dios se genera de una facultad divina en el hombre, no compartida con el resto de nuestro mundo—la facultad que llamamos imaginación. Por su poder, el hombre y solo el hombre puede hallar evidencia de las cosas que no puede ver.

El panorama que ese poder abre no tiene limites; de hecho, puesto que el hombre ha sido perfeccionado, la imaginación se vuelve una realidad espiritual. Puede discernir en todo la evidencia del diseño y proyectar la gran verdad que el paraíso está en cualquier lugar y es algo; que Dios esta en todas partes y en todo, pero que sobre todo esta más cerca de nuestros corazones.

Es científicamente, así como imaginativamente verdad; como dicen algunos; Los cielos declaran la gloria de Dios y el firmamento exhibe Su Obra Maestra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here