El Lugar de la Razón en la Religión

126
Compartir

SHAFAQNA – La primera y más importante diferencia entre los musulmanes tiene que ver con el rol de la razón e intelecto (‘aql) humano en la religión. Los Asha’irah se encuentran a un lado del asunto, mientras que los Shia y los Mu’tazilah se encuentran en el lado opuesto.

Los Shias dicen que independiente de los preceptos religiosos, existe un mérito y un desmérito racionales en distintos cursos de acción, y que Dios ordena una cierta acción porque es racionalmente buena, y Dios prohibe otra acción porque es racionalmente mala. Los Asha’irah niegan esta concepción. Argumentan que nada es bueno o malo per sé. Solo lo que Dios nos ha ordenado hacer es bueno y solo lo que Dios nos ha prohibido es malo.2

En otras palabras, los Shias, por ejemplo, dicen que Dios nos ha prohibido decir una mentira porque mentir es algo malo; mientras que los Asha’irah dicen que mentir se ha vuelto malo porque Dios lo ha prohibido. Abu al-Hassan al-Ash’ari escribe, “Pregunta: ¿Entonces mentir es malo solo porque Dios lo ha declarado como malo? Respuesta: Ciertamente. Y si Dios lo hubiese declarado bueno, entonces sería bueno; y si Dios lo ordena, nadie podría contradecirlo.” 3

Otra diferencia respecto al rango de la razón en la religión está dada por la relación entre causa natural y efecto. Los Shia y los Mu’tazilah reconocen la relación entre la causa y el efecto. Pero los Asha’irah la niegan. Dicen que no existe otra causa sino Dios, y que es una costumbre (‘adah) de Dios que cada vez que, por ejemplo, tomamos agua, Dios apaga nuestra sed.4

‘Allamah al-Hilli dice,

“La esencia del argumento de los Asha’irah… es que, de acuerdo a ellos, las cosas nacen de la Voluntad de Dios y de Su Poder, el cual es causa suficiente para la existencia de las cosas. Así, ya que el poder (de Dios) es la causa suficiente, entonces no es necesario que una cosa emerja después de que sus causas físicas emerjan, ni que deje de existir una vez que sus causas físicas dejen de existir… Y no existe una relación de ningún tipo entre los eventos que ocurren uno después del otro, excepto que es la costumbre (de Dios) el crear una cosa después de la otra; por ejemplo, el quemarse después de tocar el fuego, y el apagar la sed después de tomar agua; porque tocar el fuego y tomar agua nada tienen que ver con quemar ni con apagar la sed, sino que todo esto surge por Su Poder y Su Voluntad; y Dios puede crear el tacto que no se quema y el quemarse sin el tacto, y el caso es el mismo con todas las acciones.” 5

Como se verá en las discusiones de este libro, la mayoría de las diferencias entre Shias y Sunnis Asha’irah se originan en las distintas perspectivas respecto del rol de la razón en la religión y de la relación entre la causa natural y el efecto.

  • 1. Publicado por primera vez en 1969 por la Bilal Muslim Mission.
  • 2. McCarthy, R.J. “Two Creeds of al-Ash’ari” (Maqalatu al-Islamiyyin y al-Ibanah ‘an Usuli al-Diyanah) p. 238-9; 241.
  • 3. Ibid.
  • 4. Ash-Shahristani, al-Milal wa’n Nihal, pp. 124-125.
  • 5. Al-Hilli, Kashfu al-Haqq.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here