Oraciones para Diferentes Necesidades

46
Compartir

SHAFAQNA – La oración en el comienzo de cada mes lunar para la protección durante todo el mismo

En el primer día de cada mes lunar es preferible que el musulmán realice dos ciclos de oración. El primer ciclo consta en decir: Sura “Al Hamd” (Sura 1) y treinta veces Sura “Al Ijlâs” (Sura El Monoteísmo, 112). En el segundo ciclo, luego de Sura “Al Hamd” (Sura 1), decir treinta veces Sura Al Qadr (Sura El Destino, 97). Luego de la oración dar una limosna. Quien hiciera esto, Dios, Altísimo, le hará gozar de salud en este mes.
La oración y la súplica en la noche de bodas
Dijo el Imam Muhammad Baqir (a.s.): “Cuando te traigan a la novia pídele que haga Udú (la ablución) y hazlo tú también, realizad dos ciclos de oración, luego agradece a Dios y saluda a Muhammad y su descendencia (s.a.w.). Luego suplica y pide a los presentes que digan Âmin (“Que así sea”).
Pronuncia la siguiente súplica:
اَللّهُمَّ ارْزُقْني اِلْفَها وَ وُدَّها وَ رِضاها وَاَرْضِني بِها وَاجْمَعْ بَيْنَنا بِاَحْسَنِ اجْتِماعٍ وَ انَسِ ايتِلافٍ
al·lâhumma-rzuqnî ilfahâ wa wuddahâ wa ridâhâ, wa ardinî bihâ waÿma‘ bainanâ bi ahsani-ÿtimâ‘iw, wa ânasi îtilâfin,
¡Dios Mío, bríndame su cariño, su amor y su satisfacción, y hazme estar satisfecho de ella y únenos con la mejor de las uniones en la más íntima de las compañías!
فَاِنَّكَ تُحِبُّ الْحَلالَ وَ تَكرَهُ الْحَرامَ
fa innaka tuhibbu-l halâla, wa takrahu-l harâma,
Ciertamente que Tú amas lo lícito y detestas lo ilícito.
En otro dicho el Imam Sadiq (a.s.) aconseja: “Cuando llegue la noche de tu boda, pídele a tu esposa que se siente frente a la Qiblah, tómale del mechón de la frente y di:
اَللّهُمَّ بِاَمانَتِكَ اَخَذْتُها وَ بِكَلِماتِكَ اسْتَحْلَلْتُها
al·lâhumma bi amânatika ajadhtuhâ, wa bi kalimâtika-stahlaltuhâ,
¡Dios mío!, por la confianza que has depositado en mi la he tomado, y mediante Tus palabras la hice lícita para mí.
فَاِنْ قَضَيْتَ لي مِنها وَلَداً فَاجْعَلْهُ مُبارَكاً تَقِيّاً مِنْ شيعَةِ آلِ مُحَمَّدٍ
fa in qadaita lî minhâ waladan faÿ‘alhu mubârakan taqîiam min shî‘ati âli muhammadiw,
Si decretas para mi un hijo de ella, hazlo bendito y piadoso de entre los seguidores de la familia del Profeta Muhammad (s.a.w.),
وَلاتَجْعَلْ لِلشَّيْطانِ فيهِ شِرْكاً وَ لانَصيباً
wa lâ taÿ‘al lish-shaitâni fîhi shirkaw wa lâ nasîban,
y no permitas que Satanás se asocie a su persona y tenga parte en él.
La oración de Hayat (para un pedido importante)
Esta oración fue transmitida por los más prestigiosos sabios como : Sheij Mufid, Sheij Tusí, Saiied Tawûs y otros sabios quienes la transmitieron del Imam Sadiq (a.s.).
Se realiza de la siguiente manera:
Cuando tengas un pedido importante ante Dios, ayuna tres días seguidos y que los mismos sean miércoles, jueves y viernes. Y cuando entra el día viernes haz un baño completo (GUSL), vístete con ropa en buen estado y limpia, sube a la azotea de tu casa, realiza dos ciclos de oración, luego levanta tus manos hacia el cielo y di:
اَللّهُمَّ اِنّي حَلَلْتُ بِساحَتِكَ لِمَعْرِفَتي بِوَحْدانِيَّتِكَ وَ صَمَدانِيَّتِكَ
al·lâhumma innî halaltu bi sâhatika li ma‘rifatî bi wahdanîiatika wa samadânîiatika,
Dios mío, acudí a Tu explanada por mi convicción en tu Unicidad y Eternidad,
وَ اَنَّهُ لا قادِراً عَلى قَضآءِ حاجَتي غَيْرُكَ
wa annahu lâ qâdiran ‘alâ qadâ’i hâÿatî gairuka,
y que no hay nadie más que Tú que tenga Poder para satisfacer mi necesidad,
وَ قَدْ عَلِمْتُ يا رَبِّ اَنَّهُ كُلَّما تَظاهَرَتْ نِعْمَتُكَ عَلَيَّ اشْتَدَّتْ فاقَتي اِلَيْكَ
wa qad ‘alimtu iâ rabbi annahu kul·lamâ tadzâharat ni‘matuka ‘alaîîa-shtaddat fâqatî ilaika,
y yo se, ¡oh mi Señor!, que ciertamente que cada vez que se manifiestan Tus Gracias para mi se acrecienta mi necesidad de Ti.
وَ قَدْ طَرَقَني هَمُّ كَذا وَ كَذا
wa qad taraqanî hammu kadhâ wa kadhâ (el lugar de decir “kadhâ wa kadhâ, realizar el pedido a allah”)
Y ciertamente que me ha surgido la necesidad de… (formular el pedido).
وَ اَنْتَ بِكَشْفِهِ عالِمٌ غَيْرُ مُعَلَّمٍ واسِعٌ غَيْرُ مُتَكَلِّفٍ
wa anta bi kashfihi ‘âlimun gairu mu‘al·lamiw, wâsi‘un gairu mutakal·lifin
Ciertamente que para resolverlo Tú eres Sabio prescindiendo de haber recibido enseñanza, y de vasto poder sin que nada te apareje dificultad.
فَاَسْئَلُكَ بِاسْمِكَ الَّذي وَضَعْتَهُ عَلَى الْجِبالِ فَنُسِفَتْ وَ وَضَعْتَهُ عَلَى السَّمواتِ فَانْشَقَّتْ
fa as’aluka bismika-l·ladhî wada‘tahu ‘alal-ÿibâli fanusifat, wa wada‘tahu ‘alas-samâwâti fanshaqqat,
Entonces, te pido por Tu Nombre, el cual has depositado sobre las montañas, y se redujeron a polvo y lo has dispuesto en los cielos, entonces se hendieron,
وَ عَلى النُّجُومِ فَانْتَثَرَتْ وَ عَلَى الاَْرْضِ فَسُطِحَتْ
wa ‘alan-nuÿûmi fantazarat, wa ‘ala-l ardi fasutihat,
y sobre las estrellas entonces se dispersaron, y sobre la tierra entonces se hizo llana,
وَاَسْئَلُكَ بِالْحَقِّ الَّذي جَعَلْتَهُ عِنْدَ مُحَمَّدٍ صَلَّى اللَّهُ عَلَيْهِ وَ آلِهِ
wa as’aluka bi-l haqqi-l ladhî ÿa‘altahu ‘inda muhammadin, sal·lal lâhu ‘alaihi wa âlihi,
y te pido por la verdad que has dispuesto ante Muhammad (s.a.w.)
وَ عِنْدَ عَلِيٍّ وَ الْحَسَنِ وَالْحُسَيْنِ وَ عَلِيٍّ وَ مُحَمَّدٍ وَ جَعْفَرٍ وَ مُوسى وَ عَلِيٍّ وَ مُحَمَّدٍ وَ عَلِيٍّ وَالْحَسَنِ وَ الْحُجَّةِ عَلَيْهِمُ السَّلامُ
wa ‘inda ‘alîîw wal hasani wal husaini, wa ‘alîîw wa muhammadiw wa ÿa‘fariw wa mûsâ, wa ‘alîîw wa muhammadiw wa ‘alîîw wal hasani wal huÿÿati ‘alaihimus salâmu,
y ante Alí, Hasan, Husain, Alí, Muhammad, Ÿa‘far, Musa, Alí, Muhammad, Alí, Hasan y ante el Huÿÿat (Prueba de Dios: el Imam Mahdi), la paz de Dios sea sobre todos ellos.
اَنْ تُصَلِّيَ عَلى مُحَمَّدٍ وَ اَهْلِ بَيْتِهِ وَ اَنْ تَقْضِيَ لي حاجَتي وَ تُيَسِّرَلي عَسيرَها وَ تَكْفِيَني مُهِمَّها
an tusal·lia ‘alâ muhammadiw wa ahli baitihi, wa an taqdia lî hâÿatî wa tuiassira lî ‘asîrahâ, wa takfianî muhimmahâ,
que bendigas a Muhammad (s.a.w.) y a su descendencia, y te pido que satisfagas mi necesidad y me facilites lo dificultoso de la vida y me evites sus preocupaciones.
فَاِنْ فَعَلْتَ فَلَكَ الْحَمْدُ وَ اِنْ لَمْ تَفْعَلْ فَلَكَ الْحَمْدُ غَيْرُ جآئِرٍ في حُكْمِكَ وَلا مُتَّهَمٍ في قَضآئِكَ وَلاحآئِفٍ في عَدْلِكَ
fa in fa‘alta fa laka-l hamdu wa il·lam taf‘al fa lakal hamdu, gairu ÿâ’irin fî hukmika, wa lâ muttahamin fî qadâika, wa lâ hâifin fî ‘adlika,
Si lo haces, a Ti pertenecen las alabanzas y si no me lo concedes a Ti pertenecen las alabanzas también. No eres tirano en Tu fallo ni se desconfía de Ti por Tu designio, ni eres injusto en Tu Justicia.
Entonces pon tu mejilla derecha sobre el suelo y di:
اَللّهُمَّ اِنَّ يُونُسَ بْنَ مَتّى عَبْدَكَ دَعاكَ في بَطْنِ الْحُوتِ وَ هُوَ عَبْدُكَ فَاسْتَجَبْتَ لَهُ
al·lâhumma inna iûnusa-bna mattâ ‘abdaka da‘âka fî batín-l hûti, wa hua ‘abduka fastaÿabta lahu,
Dios mío, ciertamente que Tu siervo Jonás (a.s.) hijo de Matta, te imploró en el vientre de la ballena, siendo él Tu siervo, entonces le respondiste su súplica
وَ اَنَا عَبْدُكَ اَدْعُوكَ فَاسْتَجِبْ لي
wa anâ ‘abduka ad‘ûka fastaÿib lî,
y yo también soy Tu siervo y te suplico; así pues, respóndeme (afirmativamente).
El Imam Sadiq (a.s.) dijo: “Hay momentos en que me surgen pedidos importantes, realizo esta oración y de inmediato veo la respuesta”.
La oración para el perdón de los pecados y observar el lugar en el Paraíso
Cuenta Abdullah Ibn Mas’ud del Profeta del Islam (s.a.w.) que dijo: “Quien hiciera el día viernes luego del Salat Al ’Asr dos ciclos de oración y recitara en su primer y segundo ciclo Sura Al Hamd, Âiatul Kursi, y Sura Al Falaq cada una de ellas veinticinco veces y luego de terminar la oración dijera veinticinco veces “lâ haula wa lâ qûata illa bil lâhil ‘alîil ‘adzîm”, no saldrá de este mundo sin que Dios le muestre en sus sueños su lugar en el Paraíso”.
Oración para encontrar algo perdido
Para encontrar lo perdido recitar 2 ciclos de oración. En cada ciclo recitar Sura Al Hamd (Sura 1), y Sura Iâsin (Sura 36) y luego decir:
يا هادِيَ الضّالَّةِ رُدَّ عَلَيَّ ضالَّتي
iâ hâdia-d dâl·lâti, rudda ‘alaîia dâl·latî,
¡Oh Guía de lo extraviado! devuélveme lo que he perdido.
Oración para los muertos
Se relata que el Imam Sadiq (a.s.) todas las noches hacía una oración para su hijo y durante el día para sus padres.
En el primer ciclo, el Imam recitaba Sura Al Hamd (La Apertura, 1) y Al Qadr (El Destino, 97) y en el segundo ciclo Sura Al Hamd y Al- Kauzar (La Opulencia, 108).
El Imam Sadiq (a.s.) dice: “Muchas veces el muerto atraviesa por una etapa de estrechez y aflicción y Dios, Altísimo, le alivia este estado y los ángeles le transmiten que este alivio proviene de las oraciones que tal hermano creyente realizó para ti”.
Un discípulo del Imam le preguntó: ¿Acaso se puede realizar una misma oración para dos muertos? El Imam respondió que sí. Y agregó: “El muerto se alegra y alivia por una súplica y un Istigfar (pedido de perdón para él) de la misma forma que un vivo se alegra cuando recibe un regalo”.
“El fallecido recibe la recompensa de la oración, ayuno, limosna, caridades, súplicas y cualquier obra benevolente que se haga para él. Mientras que quien la realice también recibe toda su recompensa”.
La oración del hijo para los padres fallecidos
Se realizan dos ciclos de oración. En el primer ciclo debe decir: Sura Al Hamd (Sura 1) y diez veces la siguiente aleya (Sura 14:41):
رَبَّنَا اغْفِرْ لِي وَلِوَالِدَيَّ وَلِلْمُؤْمِنِينَ يَوْمَ يَقُومُ الْحِسَابُ
rabbanâ-gfir lî wa li wâlidaîia wa lil mu’minîna iauma iaqûmu-l hisâbu,
Señor nuestro, perdóname y perdona a mis padres y a los creyentes el día de la rendición de cuentas.
Segundo ciclo: Sura Al Hamd (Sura 1) y diez veces (Sura 71:28):
رَبِّ اغْفِرْ لِي وَلِوَالِدَيَّ وَلِمَن دَخَلَ بَيْتِيَ مُؤْمِناً وَلِلْمُؤْمِنِينَ وَالْمُؤْمِنَاتِ
rabbi-gfir lî wa li wâlidaîia wa liman dajala baitia mu’minaw, wa li-l mu’minîna wa-l mu’minâti,
Señor Mío, perdóname a mí y a mis padres y a la persona que ingrese en mi casa siendo creyente y para los creyentes y las creyentes.
Luego de la salutación final decir diez veces (17:24):
رَبِّ ارْحَمْهُمَا كَمَا رَبَّيَانِي صَغِيراً
rabbi-rhamhumâ kamâ rabbaiâni saguîran,
“Dios Mío, ten Misericordia de ellos, tal como (como lo hicieron cuando) me criaron siendo pequeño”.
La oración del temor (Para tranquilizar el alma del difunto)
Es recomendable realizar dos ciclos por la oración del temor en consideración al difunto en la primera noche de su entierro.
Se deberá realizar de la siguiente forma: en el primer ciclo, luego de la sura Al Hamd recitar una vez la Aleya del Escabel (Âiatul Kursi, 2:255), y en el segundo ciclo, luego de la sura Al Hamd recitar diez veces la sura Al Qadr (El Destino 97). Después del saludo final de la oración se debe decir:
اَللّهُمَّ صَلِّ عَلى مُحَمَّدٍ وَ آلِ مُحَمَّدٍ وَابْعَثْ ثَوابَها اِلى قَبْرِ فُلان
al·lâhumma sal·li ‘alâ muhammadiw wa âli muhammadin, wab‘az zauâbahâ ilâ qabri fulân.
¡Dios mío! ¡Bendice a Muhammad (s.a.w.) y a la descendencia de Muhammad (s.a.w.) y envía la recompensa a la tumba de… (decir el nombre del difunto).
La Oración del temor podrá hacerse en cualquier momento de la primera noche del entierro pero se recomienda hacerla luego de la oración del ‘Ishá (de la noche).
Si se debiera postergar el entierro porque se deseara trasladar el cuerpo a una ciudad lejana o por cualquier otra razón, se deberá postergar también la oración del temor hasta la primera noche de su entierro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here