Siria denuncia intervención militar turca ante la ONU

240
Compartir

SHAFAQNA – La Cancillería de Siria afirmó que las tropas turcas siguen avanzando por el norte del país, cuyas operaciones han causado la muerte de civiles.

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores de Siria denunció ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) los ataques de militares turcos ejecutados al norte del país, especialmente en la región de Afrín, que ha causado la muerte de cientos de civiles inocentes y el desplazamiento de miles de personas.

La Cancillería destacó que los crímenes y la ocupación de Turquía son injustificados y violan la soberanía de Siria, por medio de un comunicado dirigido este jueves a la Secretaría General y al Consejo de Seguridad de la ONU.

“Turquía sigue difundiendo las mentiras que ya no convencen a nadie y sus intentos para justificar sus agresiones militares contra la República Árabe de Siria (…) similares a lo que ha hecho la coalición internacional, liderada por EE.UU”,  al referirse a la denominada operación turca “Rama de Olivo” en Afrín, según indica el escrito.

Asimismo, Siria exhortó a la ONU a fomentar el respeto de la independencia de su territorio, para evitar que las fuerzas internacionales realicen acciones militares en su país, escudándose en decretos y resoluciones internacionales, para legitimar crímenes atroces contra la comunidad siria.

Desde el pasado 20 de enero las fuerzas militares de Turquía han ocupado y atacado con bombardeos aéreos gran parte del norte de Siria, en contra de las Unidades de Protección Popular (YPG, por su sigla en kurdo), a quienes considera terroristas.

Las YPG están respaldadas por EE.UU. y son el brazo armado del Partido de Unión Democrática (PYD) y relacionado con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

EE.UU., por su parte, creó una Fuerza de Seguridad Fronteriza integrada por militantes kurdos en Afrín, supuestamente para combatir el terrorismo.

Las ciudades de Afrín y Alepo son las más afectadas por el conflicto y la ONU ha señalado que existe una crisis humanitaria por los asesinatos de civiles tras los bombardeos.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reiteró que extenderá su ofensiva en otras otras ciudades sirias para combatir lo que a su juicio son terroristas, pese que en el marco de las operaciones ha muerto 36 civiles en solo seis días.

Por su parte, el Gobierno sirio, con la premisa de poner fin al conflicto interno que atraviesa, ratificó su compromiso para hallar una solución democrática, en el marco del Congreso del Diálogo Nacional Sirio celebrado en Sochi, Rusia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here