Amnistía Internacional Pide a la Comunidad Multiplicar su Apoyo a los Musulmanes Rohinyas

77
Compartir

SHAFAQNA – En un comunicado, el organismo de defensa de los derechos humanos destacó la importancia de que la comunidad internacional eleve su voz sobre la situación de los rohinyas durante la sesión sobre el tema programada para este martes en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“Al celebrar esta sesión especial, el Consejo de Derechos Humanos destaca la urgente necesidad de abordar la crisis de los derechos humanos en Birmania”, expresó James Gómez, director regional de AI para el sudeste asiático y Oceanía.

Gómez añadió, sin embargo, que la sesión no es suficiente, y que el Consejo de Derechos Humanos debe aprobar una resolución que envíe un mensaje claro al gobierno y al ejército de Birmania de que su trato a los rohinyas debe terminar inmediatamente, y de que los perpetradores serán procesados.

De acuerdo con la ONU, más de 620 mil personas han huido de Birmania a Bangladesh en los últimos meses, luego de que las fuerzas de seguridad lanzaran una ofensiva contra los rohinyas, lo que incluye asesinar a mujeres, hombres y niños.

La campaña militar contra los rohinyas incluyó además violaciones sexuales de mujeres, la colocación de minas terrestres y el incendio de pueblos enteros de esta comunidad étnica.

Los rohinyas que permanecen en el país están atrapados en un sistema deshumanizante de apartheid, donde virtualmente todos los aspectos de sus vidas están severamente restringidos, de acuerdo con AI.

El organismo asentó que el desmantelamiento de este sistema de apartheid es esencial para garantizar el regreso seguro, voluntario y digno de los cientos de miles de rohinyas que huyeron de Birmania.

“El Consejo de Derechos Humanos también debe abordar las amplias violaciones de derechos humanos que cometen las fuerzas de seguridad de Birmania contra otras minorías étnicas, en particular en los estados de Kachin y el norte de Shan”, afirmó Gómez.

El representante agregó que la campaña en Kachin y Shan incluye ejecuciones extrajudiciales y otros homicidios ilegítimos, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, tortura y trabajos forzados.

“La resolución del Consejo debe reflejar esto y pedir a Birmania que ponga fin de inmediato a las violaciones de los derechos humanos contra las minorías en todas partes del país”, pidió Gómez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here