Súplica de la madre ante la enfermedad de un hijo

14
Compartir

SHAFAQNA – En una narración de los Imames vemos la siguiente recomendación:

Cuando un hijo se enferme, que su madre, se dirija a la azotea de su casa, se descubra la cabeza (se quite el velo) y se prosterne ante Dios y diga:
اَللّهُمَّ رَبِّ اَنْتَ اَعْطَيْتَنيهِ وَ اَنْتَ وَ هَبْتَهُ لي ،
al·lâhumma rabbi anta a‘taitanîhi, wa anta wahabtahu lî,
Señor mío, Tú me lo has concedido y Tú me lo has obsequiado
اَللّهُمَّ فَاجْعَلْ هِبَتَكَ الْيَوْمَ جَديدَةً اِنَّكَ قادِرٌ مُقْتَدِرٌ
al·lâhuma faÿ‘al hibataka-l iauma ÿadîdatan, innaka qâdirum muqtadirun,
Dios mío, renueva hoy tu obsequio. Ciertamente que Tú eres Todopoderoso y Preponderante.
Entonces, no levantará su cabeza de la prosternación sin que su hijo haya encontrado la curación.
Fuente: Las Llaves del Paraíso (Súplicas, Letanías y Salutaciones) (Selección de Mafâtîh Al-Ÿinân)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here