Dichos de Imam al-Baqir sobre su Conocimiento y Explicación del Sagrado Corán

24
SHARE

SHAFAQNA – Y narró (P): “Cuando fue revelada la aleya que dice: “El día en que convoquemos a cada pueblo con sus líderes…”, los musulmanes cuestionaron: ¡Oh, Mensajero de Dios! ¿Acaso tú no eres el líder de toda la gente? El Mensajero de Dios contestó: Yo soy el Enviado de Dios para toda la humanidad. Pero pronto vendrán después de mí los Imames de la Gente de mi Casa. Ellos se encontrarán entre la gente del pueblo y serán desmentidos. Serán oprimidos por los líderes de la impiedad y el extravío, así como sus seguidores. Entonces aquel que los ame, los siga y los confirme, es de los míos, está conmigo y pronto me encontrará, mientras que aquel que los oprime y desmiente no es de los míos ni estará conmigo, y yo no soy responsable de él.

1) Explicando las palabras del Mensajero de Dios (BP): “Se me ha otorgado la síntesis de la palabra”, dijo (P): “Es el Corán”.

2) Dijo el Imam Al-Baqir (P): “Ciertamente Dios no dejó nada que la comunidad necesite hasta el Día del Juicio Final sin haberlo revelado en Su Libro, y haberlo explicado a Su Mensajero. Ha establecido para cada cosa un límite, colocando sobre él una señal que lo indique”.

3) Hisham Ibn Abdul Malik, el califa Omeya, estaba realizando la Peregrinación con su sirviente Salim, mientras Al-Baqir (P) se hallaba en La Meca. Salim le dijo al califa: “Ahí está Muhammad Ibn ‘Alí”. Hisham le dijo:

“¿El hombre por quien los kufanos están a punto de levantarse?” Le contestó: “En efecto” Hisham le dijo: “Ve hasta él y pregúntale de mi parte qué comerá y beberá la gente el Día del Juicio hasta que Dios los introduzca en el Paraíso”. Salim hizo esto, y Al-Baqir (P) le respondió: “La tierra será como una hogaza de pan puro, y estará atravesada por ríos. Ellos comerán y beberán de allí hasta que la cuenta con Dios sea cerrada”.

Hisham se dio cuenta que Abu Ya’far Muhammad (P) lo había vencido. Entonces lo envió nuevamente a Salim para preguntarle qué mantendrá a los hombres lejos de la comida y la bebida ese Día. El Imam le contestó: “Aquellos que estén en el Fuego del Infierno se hallarán bastante ocupados. Y les dirán a quienes no lo están: ¡Dadnos agua y algo de lo que Dios os Ha provisto!”

4) Dijo el Imam Al-Baqir (P): “Debes saber que los líderes opresores y sus partidarios están fuera de la religión de Dios. Son descarriados y extravían a otros. Sus acciones son como cenizas aventadas en un día tormentoso. “No pueden obtener nada de lo que han adquirido. Este es un extravío profundo”. (14:18)”.

5) Le preguntaron sobre la aleya: “Él os Ha creado de barro, y he aquí que habéis consumado un término, y hay otro a consumar”. (6:2) Explicó: “La luz, por Dios, son los Imames de la descendencia de Muhammad (BP) hasta el Día del Juicio. ¡Por Dios! Ellos son la luz de Dios en los cielos y en la tierra… Ellos iluminan los corazones de los creyentes y Dios, Poderoso y Majestuoso, brinda Su luz a quien quiere, ensombreciendo sus corazones. ¡Por Dios!, no nos ama un siervo ni nos toma como protector hasta que Dios purifique su corazón. Y Dios no purifica el corazón de un siervo a no ser que nos desee la paz y se vuelva pacífico con nosotros. Cuando hace esto, Dios lo pone a salvo del rigor del castigo y lo asegura contra la penuria del Día del Juicio”.

6) Y narró (P): “Cuando fue revelada la aleya que dice: “El día en que convoquemos a cada pueblo con sus líderes…”, los musulmanes cuestionaron: ¡Oh, Mensajero de Dios! ¿Acaso tú no eres el líder de toda la gente? El Mensajero de Dios contestó: Yo soy el Enviado de Dios para toda la humanidad. Pero pronto vendrán después de mí los Imames de la Gente de mi Casa. Ellos se encontrarán entre la gente del pueblo y serán desmentidos. Serán oprimidos por los líderes de la impiedad y el extravío, así como sus seguidores. Entonces aquel que los ame, los siga y los confirme, es de los míos, está conmigo y pronto me encontrará, mientras que aquel que los oprime y desmiente no es de los míos ni estará conmigo, y yo no soy responsable de él”.

7) Narró Muhammad Ibn Muslim: “Le pregunté al Imam Al-Baqir (P) sobre lo que se dice respecto a Dios, Poderoso y Majestuoso, que creó a Adán de acuerdo a su forma. Me explicó: ‘Esta forma es una creación Suya. Dios la eligió y prefirió entre otras, y después la hizo Suya, al igual que hizo Suya la Ka’ba y el Espíritu, diciendo: “Mi Casa”, e “infundí en él Mi Espíritu” (15:29)”.

8) Amr Ibn Ubayr (uno de los fundadores de la corriente mu’tazilita, discípulo de Hasan al Basir) le preguntó sobre la Ira de Dios (según lo que figura en el Corán). Le contestó: “La Ira de Dios es Su Castigo. Quien piense que Dios cambia (es decir, que primero está alegre y luego se enfurece), es incrédulo”.

9) Le preguntaron sobre la aleya: “Pregúntenle a la gente de la Amonestación, si es que lo ignoran” (16:43), y respondió: “Nosotros (los Imames) somos la gente de la Amonestación (Ahl al dhikr)”.

LEAVE A REPLY